Miedo

Hoy hemos tenido una reunión en el trabajo. Una reunión en la que nuestro jefe nos ha dicho que no hay proyectos y que habrá despidos o reducción de jornada. Lo de la reducción de jornada no habrá quien lo acepte, supongo, porque eso afecta al despido y al paro. Además teniendo en cuenta que según él esta situación duraría al menos hasta junio-julio. Lo que significa que ya tendríamos los seis meses para el cómputo del paro y de la indemnización. Visto que ninguno de nosotros quiere eso, se presentan despidos.

Para nosotros lo mejor sería que nos despidieran a todos y con la indemnización, el paro y eso, montar nosotros mismos una empresa en la que no tengamos que justificar nuestro sueldo y el de otra persona (llámese profesor) que no sabe ni de qué va el proyecto. Pero eso tampoco sucederá, porque no nos van a despedir a todos.

Uno empieza a tener algo de miedo porque tiene una familia detrás. Es cierto que Anniehall trabaja y que tenemos algunos ahorros, pero uno no puede impedir darle vueltas a la manivela y centrifugar. De pronto el suelo que pisas no es tan firme y puede haber alguna trampa escondida. Los momentos de cambio pueden ser para bien o para mal, pero a mí me crean cierta inquietud, cierto desasosiego. Soy así.

Por otro lado, eso de crear la empresa es algo de lo que habíamos hablado, pero siempre era como un futurible, ahora es una posibilidad real y en la que yo creo, pero eso sí que es un salto al vacío de gran magnitud.

Hay que decir que al final en la reunión también han sido todo palabrería diciendo que alguien le ha dicho a alguien que a lo mejor le llaman para algo... y que a lo mejor ni eso. Incluso ha habido un momento mítico en el que nuestro jefe nos ha dicho que si montamos una empresa y buscamos un director que se lo digamos a él! Ahí tus huevos y olé!

En fin, que habrá que ir actualizando en currículum y ver qué se cuece por ahí, que por otro lado es lo que creo que quiere realmente mi jefe que hagamos para aligerar la plantilla y no tener que pagar indemnizaciones por despido improcedente. Hay que recordar que mi empresa tiene beneficios, aunque según mi jefe las pérdidas de unos no se pueden cubrir con los beneficios de otros.

Pues eso, que puede haber cambios o no, o vete tú a saber, pero que las cosas van mal.

Lo que más me fastidia es que no ha habido ni la más mínima autocrítica. El hecho de que todos hayamos trabajado más horas de las debidas, de que tengamos días de vacaciones sin coger para estar sin trabajar tres meses (si yo siguiese las reglas de días de vacaciones que ofrece a otros y que yo no me apunto porque me parece inmoral ahora tendría creo que más de cincuenta días de vacaciones pendientes -podéis hacer el cálculo con dos días de vacaciones por día en el extranjero-), de que los precios que cobra nuestro jefe por nuestros trabajos sean irrisorios, el hecho de que huya de los problemas, de que esté pagando durante dos años a una persona para que consiga contratos y no haya conseguido ni uno... de eso nada.

Y, como ya he dicho, el hecho de que haya gente que cobre parte de su sueldo por el trabajo que yo hago y que no sepan ni de qué va el proyecto... eso es algo normal, aunque luego los que tienen que bajarse el sueldo para que seamos competitivos somos nosotros, no ellos...

Bueno, tampoco os quiero aburrir, que problemas tenemos todos, pero como aquí se supone que escribimos de lo que nos pasa, pues esto es lo que me pasa hoy. Gracias por aguantar el rollo.

26 comentarios:

  1. ¡Pues ya tiene mérito lo de vuestro jefe, dáros esta noticia a cuatro días de Navidad ! Algunos este año, se han ahorrado la cesta y otros la típica cena; pero este no se ha ahorrado nada para dar malas notícias y encima dices que la empresa genera beneficios. Con un poco de suerte tal vez se atragantará con las uvas y l primera baja será él ¡Animos y sobretodo que no cunda el pánico!

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, el don de la oportunidad no se puede decir que tenga. A lo mejor es para que no dilapidemos la paga extra...

    Gracias por los ánimos, hel-lènic!

    ResponderEliminar
  3. Autocrítica los jefes?????????????????? Tururú!!!!!!! Si alguna vez conoces alguno que la tenga, preséntamelo, porque yo aún no he tenido el gusto

    (POr cierto, suerte con lo que venga!)

    ResponderEliminar
  4. Bueno pues que te voy a decir yo que no sepas. Por mi experiencia te digo que si te dicen que cuentan contigo..mira en la cajonera a ver si te encuentras una cabeza de caballo.

    Suerte y ánimo...al final te acostumbras a la incertidumbre

    ResponderEliminar
  5. Hola majo, no se en qué sector curras ni qué tipo de beneficios demostrables tiene la empresa, pero si hacen despidos los harán objetivos (20 días por año, no 40) y una liquidación del 40% FOGASA y el 60% restante a pactar en plazos con la empresa. Si quieres que te ayude con el tema mándame un mail y te cuento. De todos modos aguanta y no te marches, no pierdas ese finiquito al menos. Aunque se declare insolvente o haga suspensión de pagos recibirás la cuantía mínima y luego ya harán cuentas con el 'insolvente'. Un abrazo de una desgraciaíta.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Speedy, un poquito de autocrítica no hace daño a nadie... ;-)

    Molinos, gracias por los ánimos. Veremos qué pasa.

    Juka, muchas gracias por la información. Veremos como va la cosa. Solo decirte que la empresa tiene beneficios, no pérdidas ni insolvencias.

    ResponderEliminar
  7. Pues vaya mierda de tiempos de incertidumbre.

    Que yo en estas cosas no sé muy bien qué decir, que aquí estamos y esas cosas...

    ResponderEliminar
  8. Pues sí ND, creo que nos ha llegado también la hora a quienes hasta ahora veíamos los tiros relativamente lejos.En fin que este post podría también hacerlo mio hoy y ahora, con cuatro cambios.

    A veces pienso (como me imagino que piensas tu que eres un tio espabilao y en un puesto medio alto que te permite tener cierta información que no tiene el de la pradera).
    Y me cabreo conmigo mismo, porque tu igual que yo hemos visto las vias de agua desde hace tiempo (aqui las hemos contado), si llega alguien de fuera a la empresa y ve las mismas vias de agua que hemos visto, si al final los hechos confirman que efectivamente teníamos razón y el agua nos ha inundado por donde decíamos.

    !!qué nartices hemos hecho!! podiamos haber cambiado algo???
    ¿Cuanta gente ha preferido ver hundirse el barco que dejar de ser capitán?

    snifff preguntas de madrugada del buho.

    ResponderEliminar
  9. Habrá que capear el temporal, la verdad es que te ha fastidiado las vacaciones. Esperemos que todo se quede en un susto. Mucho ánimo, que la actitud hace mucho.

    ResponderEliminar
  10. Agárrate a tu puesto de trabajo hasta que haya cambios... no es buen momentos para iniciativas, aunque tenlas en mente por si hay que tirar de ellas... Muuuucho ánimo y cógete a esa silla y ordenador y no lo sueltes!!! Un beso

    ResponderEliminar
  11. Pues mucho ánimo y espero que todo acabe bien

    ResponderEliminar
  12. Pues gracias, Bichejo, ya sé que estás ahí y eso es mucho.

    Consu's, efectivamente, a lo mejor podríamos haber hecho algo, pero en mi caso creo que poco dado que no estoy en el staff ordenomandante. Ahora toca fastidiarse y lo peor de todo es que yo creo que este chiringuito podía ser rentable... es lo que hay.

    Gracias, Peque, ánimo no me falta de momento.

    Mara, aquí estoy bien agarrado! ;-)

    Miss Hurry, gracias por tu apoyo.

    ResponderEliminar
  13. ¡Mucho ánimo! y como ya te han dicho, ni se te ocurra irte. Aguanta todo lo que puedas (y más).

    Yo pasé por eso hace ya un tiempo y agradable no es. La situación actual no aconseja muchas "aventuras", pero si uno confía que entre la indemnización y el paro podrá vivir un tiempo tranquilamente hasta encontrar algo, va muy equivocado. El tiempo pasa rápido y muchas ofertas de trabajo no hay. No hay que obsesionarse ni lanzarse al vacío.

    Perdona el rollo, de verdad que quería animarte.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  14. Gracias, Pater Familias, es cierto que no parece el momento más adecuado para aventuras empresariales...

    ResponderEliminar
  15. Ah!,Y la empresa estaba montada asi. Tu no tenias porque cambiarla.

    ResponderEliminar
  16. Mucho ánimo, y como dicen por ahí, amárrate hasta que corten la cuerda, el momento es delicado fuera.
    Lo de la autocrítica de los jefes, a ver... no me hagais reír que el tema es serio.
    Marta.

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias, Gonzalo y Marta, por los ánimos. Aquí seguimos agarrados al ordenador...

    ResponderEliminar
  18. Jolín, definitivamente no puedo sentarme en la mesa cero desde el curro.

    De angustiarse siempre tendremos tiempo, y mientras pues agarrarse al palo mayor. Y te lo digo yo, que soy tan centrifugator como Annie o más...

    ResponderEliminar
  19. Gracias a todos, por la parte que me toca. Es emocionante ver que este tipo de posts tiene tantos comentarios.

    ResponderEliminar
  20. Gracias, Tochi y Carmen.

    Y gracias de nuevo a todos por vuestros ánimos. Gracias de verdad.

    ResponderEliminar
  21. No podía dejar de mandarte todo el ánimo del mundo, espero que se quede en un susto. La verdad es que yo no hago más que quejarme del trabajo, cuando debería estar agradecida de que tengo unos ingresos mensuales. Un abrazo fuerte que reconforte!

    ResponderEliminar
  22. Lo siento mucho y te envío todos los ánimos que puedo!

    La verdad es que te entiendo, a todos nos terminan llegando las consecuencias de la maldita crisis.

    No te rindas, sigue luchando. Seguro que llegarán tiempos mejores, sólo hay que aguantar que pase la tempestad.

    Y si la solución es montarte por tu cuenta, pues coño, quien no arriesga, no gana. Adelante.

    Yo trabajo en un sector muy distinto pero ese es el camino que he escogido y el objetivo que me he marcado, poquito a poco, depender exclusivamente de mí. Y estoy ilusionada.

    Besos!

    ResponderEliminar