Soltereando

Pues ya se me acaba, casi, el solterismo. No ha sido Premium de luxe porque me tocaba venir a currar pero no ha estado mal. (Sí, Moli, te he robado el nombre y la imagen, las dos cosas del mismo post).

Esta vez podéis estar orgullosos de mí. No he ordenado nada, no he limpiado nada ni he cambiado ropa de sitio. He hecho solo lo que me apetecía. Bueno, menos trabajar. Pero incluso en el trabajo he hecho lo que me ha parecido. Sin nadie que me diera la lata organizándome el tiempo. Tenemos casi terminada la oferta y mañana creo que voy a poder adelantar cosas para enero. Lo nunca visto.

He dormido fatal, eso sí. Todo el mundo, cuando sabe que te vas a quedar unos días sin niños te dice eso de ‘pues a ver si aprovechas y descansas’. Yo sé que lo hacen con buena intención pero a mí no me apetece descansar, la verdad. Me apetece andar por ahí sin tener hora de llegada, quedar con gente a la que nunca veo, comer a deshora cosas nada sanas, leer sin que nadie me interrumpa… Sí, claro que me gustaría descansar, pero si tengo que sacrificar algo en mi tiempo de solterismo elijo el descanso. Aun así ayer me eché una siesta que me supo a gloria. Y que me desveló hasta las tres de la mañana también. Aunque gracias a eso hice unos roscones deliciosos (para la reposterexia también hay tiempo durante el solterismo, cómo no).

Mi balance es positivo, sí. A ver, ¿que preferiría estar de vacaciones con los niños y con ND? Pues sí, pero no siendo posible pues… pues he aprovechado muy bien mi tiempo. El domingo conseguí ver a parte de mi familia a la que no veo junta más que cada dos años o más (aunque curiosamente este año sí nos habíamos juntado en verano). El lunes, después de darle plantón a alguien me dieron plantón a mí, así que me fui a resolver regalos navideños. Con bastante éxito la verdad. Y me vi el especial navideño de Downton Abbey que si no habéis visto ya podéis dejar de leer e ir a verlo.

El martes… ¿qué hice el martes por la tarde? ¡Ah! sí, fui a la pelu y luego a cenar con unas amigas con las que siempre me lo paso fatal y no me río nada. Mentira, me lo paso siempre en grande y el martes no fue una excepción. Hubo alguna caña mal tirada, un vino estupendo, un arroz con bogavante más que aceptable, cotilleos jugosos, momentos gloriosos y alguien con muy buen juicio que nos hizo retirarnos a tiempo a las que no estamos de vacaciones. ¡Gracias! Por si alguien se lo pregunta, a tiempo viene a ser rondando la una y media. Ejem.

Ayer me volvieron a dejar tirada. Pero, si queréis que os diga la verdad, me vino muy bien. Me eché una siesta muy reparadora. Demasiado como ya he contado.

Hoy es mi última tarde de solterismo. Y también la voy a aprovechar muy bien. Voy a merendar en un sitio con muy buena pinta y con mejor compañía. Miedo me da, que no paramos de rajar ninguna de las dos y yo mañana tengo que madrugar mucho para no pillar el atasco rumbo al reencuentro familiar. Pero que me lo voy a pasar bien, eso no lo dudo.

10 comentarios:

  1. Cuqui total!! Yo esta tarde también tengo un plan majo con una amiga que habla por los codos!! Y mañana también madrugo...para venir a currar.

    ResponderEliminar
  2. Ey, que yo madrugo para venir a currar... más pronto de lo habitual y poder salir antes!! CUQUI!!

    ResponderEliminar
  3. Pues nada, que os lo paséis bien cada una en vuestros respectivos planes.

    Yo, hoy me he echado una siesta matutina porque alguien se ha despertado tres o cuatro veces esta noche.

    Yo, seguro que si tuviera una semana de solterismo no haría prácticamente nada. Así de seta soy.

    ResponderEliminar
  4. Que envidia de solterismo....yo creo que estas navidades como mucho sacaré unas horas de solterismo...y si lo del martes fue un rollo...

    No me ha molado nada ser la tia responsable que dijo que nos fuéramos...tengo que darme más a la bebida.

    ResponderEliminar
  5. Yo me voy a poner ahora mismo el especial de Navidad de Downton Abbey (y me he bajado también un "Behind the scenes", aunque no tengo subtítulos aún).

    Hale, a disfrutar de lo que te queda de solterismo.

    ResponderEliminar
  6. Sea para celebrar el solterismo o no, el próximo martes de sufrimiento de cañas y arroz con bogavante avisa por favor, que yo soy muy sufrido.

    ResponderEliminar
  7. Pues qué chachi, oiga. Que duren las amistades y momentos así!!

    ResponderEliminar
  8. ND, yo no sé cómo lo habrá pasado ella en su plan, yo me lo he pasado muy bien en el mío, aunque un poco de frío.

    ResponderEliminar
  9. Qué sacrificado Sergio!!

    Que duren Juka, que duren.

    Yo sigo helada Bichejo

    ResponderEliminar
  10. Un gintonic siempre ayuda a combatir la sensación de frío, Bichejo. Ya que las dos habéis tenido frío en vuestros planes respectivos, os recomiendo que lo probéis y si el primero no surte efecto, volved a intentarlo! ;-)

    ResponderEliminar