Inmerso en el mundo analógico

Tampoco tenía muy claro de qué hablar hoy, así que me he decidido por el mundo del libro que a mí me gusta mucho, pero, como últimamente me leo unos libracos enormes, pues tardo bastante en escribir mis esperadas reseñas (cuidado, que os veo reir!).

Como mi cumpleaños está bastante pegado a Navidades, me junto a principios de año con muchos libros. Y como lo de regalar libros digitales no está muy desarrollado, pues casi todos son en papel.

Respecto a lo de que el regalo de libros digitales no está muy desarrollado no sé si os he contado nuestras peripecias para regalarle un libro en formato digital a mi suegro. Resulta que para comprar un libro en Amazon tienes que hacerlo desde la cuenta del lector, no desde la del pagador, por lo que hacer un regalo sorpresa es imposible porque tienes que decirle al titular de la cuenta que se lo compre y tú se lo pagas. Como regalo no queda muy allá, verdad?

Es cierto que hay otras páginas (casa del libro, fnac...) que te dan un enlace de descarga y así se soluciona el problema de quién paga y quién lee, pero tampoco, porque los formatos son incompatibles y además los archivos vienen protegidos por lo que no se puede cambiar el formato a no ser que lo desprotejas, lo que se supone que es ilegal. En fin, un carajal.

En amazon USA sí se pueden regalar libros en formato digital. El proceso no lo conozco porque no lo he hecho nunca, pero la opción existe.

En fin, que me he ido por las ramas. Lo que quería decir es que tengo una lista de lecturas pendientes enooooorme. Ahora mismo me estoy leyendo Saqueo que comentó ayer Molinos. He dejado a medias uno de Paul Johnson de minibiografías de gente que conoció. La verdad es que conozco a uno de cada diez o veinte... como son reseñas tan breves (1 o dos páginas) lo he dejado aparcado para otro momento. Me he leído el Cuaderno Gris de Josep Pla que me autorregalé. Ahora mismo tengo en lista de espera (algo parecido a la balda de Bichejo, aunque yo no tengo ni balda ni nada...) todos estos:

Voy a parar porque lo mismo encuentro más libros esperando... A esto hay que añadir los digitales que voy acumulando como este que también tengo muchas ganas de leer...

Pues eso, este post es más que nada para ver dentro de un año o así cuántos de estos me he leído. Ya os digo yo que me conformo con la mitad. El verdadero problema es no comprar más y no ir aumentando en número de libros en casa, sobre todo el número de libros sin leer porque ya casi no tenemos sitio. En nuestra librería los libros están en doble fila y tumbados entre el hueco que queda y la balda de arriba.

¿Creéis que mantendré este propósito? Espero conseguirlo, pero yo tampoco...

14 comentarios:

  1. Es imposible no comprar, siempre saldrá algo que te llame la atención, te lo digo por experiencia.

    Lo de la balda es útil para darte cuenta de cuándo hay que parar de comprar por una temporada, en mi caso mañana. Que sale lo nuevo de Almudena Grandes y con ése me retiro hasta que despeje la balda.

    Para no petar la estantería yo me estoy planteando donar los que tampoco me volvieron loca y conservarlos en digital. Y mantener en papel libros que quiera tener físicamente o que no pueda conseguir en digital.

    ResponderEliminar
  2. Algo así tendré que hacer... Hay muchos libros que no voy a volver a leer y que ocupan mucho sitio.

    Sé que compraré más, sin duda, pero quiero restringir las compras a las menos posibles.

    Y si en un periodo de abstinencia sale uno nuevo de Thursday? No lo comprarías? XD

    ResponderEliminar
  3. El de los judíos, pero YA... :))

    Yo los tengo todos, sobre todo desde que tengo Kindle, en cajas en el altillo... lo sé, una pena, pero siempre pienso que los desempolvaré cuando el mayor empiece a leer para más mayores (los tengo bien ordenaditos :))... La estantería que tenemos en el salón tiene los de maromen (que deben de ser...10? un desastre) y toneladas de libros de niños (el no tener tele es lo que tiene, que no tienen otra cosa con la que entretenerse hua hua hua...).

    ResponderEliminar
  4. Es horrible... Yo también tengo un montón sin leer, y lo que te rondare morena, porque no tengo tiempo ni para pensar cual coger... Animo!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Cuando me vine a Múnich me dejé allí un par de ellos pendientes de leer y desde que he llegado llevo como 8-10 libros digitales (en un mes). Es que esto de no conocer mucha gente y moverse con el metro a ver muchos pisos es lo que tiene.
    Pero tengo el come-come de los que me dejé allí...
    El año que viene, repaso y falta!

    ResponderEliminar
  6. Me encantan las baldas así, bien llenitas de libros. Yo me he pasado al formato digital con auténtico entusiasmo, hace ya unos meses que no leo casi nada en papel, el reader es tan cómodo...

    ResponderEliminar
  7. Claro, Bichejo, ya lo sabía yo. Eso de aceptar regalos 'sugeridos' no es hacer trampa...

    Mamá en Alemania: con el de los judíos empecé, pero es que en inglés tardo un mundo y terminé un poco saturado. Dejé también empezado el de Rudolf Höss. Pero seguro que cae. Nosotros tenemos un montón de libros para los niños y todos los días les leemos uno antes de acostarse (y antes de antes de acostarse...). Ahora que C lee sola le encanta leernoslos ella.

    Mara, da un poco de angustia, la verdad. Ánimo a ti también!!

    Eliahh, pues vaya racha que has cogido!! Supongo, además, que estando fuera la opción ebook es la mejor para leer en español. Si quieres el libro que decías ayer, eso sí, en inglés, lo pongo en el dropbox!

    Doctora, ver baldas llenas de libros está bien, siempre que no te coman!!

    ResponderEliminar
  8. Hace un tiempo me invitaron a ver la casa nueva de alguien que conozco. Aparte de que el estilo de la decoración no era el mío y de que las paredes estaban llenas de fotos de la propietaria a tamaño natural, salí con una sensación extraña. Horas después descubrí el motivo: no había ni un solo libro en esa casa.
    Una casa sin libros es como un piso-piloto.

    ResponderEliminar
  9. Eso es cierto, Anita. Una casa sin libros es una casa a la que le falta algo. Me apunto lo del piso piloto, me ha gustado.

    ResponderEliminar
  10. Y algo falla en el reloj de los comentarios, porque yo a las 3:11 AM tengo mejores cosas que hacer que leer un blog (aunque sea el vuestro).

    ResponderEliminar
  11. Yo no tengo balda, como Bichejo (aunque es una idea extraordinaria), ni pila de amontonar, pero la lista del cuaderno empieza a ser como para rendirte y pedir que te dejen repetir curso...

    Oye, ya que hablas de esto... me da un poco de corte, pero yo quisiera pedirte que pusieras un buscador en el blog, si puedes, claro. Pequeñito y al final, que no estorbe, pero me ayudaría mucho si quiero encontrar un comentario de algún libro. Os parecerá una chorrada a los que comentais libros, pero hay quien se fía de vuestro criterio...

    ResponderEliminar
  12. Anita, eso de las horas lo he visto ya hace tiempo, pero no sé como arreglarlo... Alguna idea?

    Carmen, lo puedo poner, claro, pero yo creía que el de la esquina de arriba del todo valía para eso...

    De todas formas lo miraré.

    Halagado porque te fíes de mi criterio! :-D

    ResponderEliminar
  13. No te molestes más, ND, que el de arriba a la izquierda me sirve perfectamente. También hubiera servido perfectamente el haber comprobado (yo) que no era el buscador de google genérico, o incluso haberte preguntado directamente "¿Dónde demonios has puesto el buscador, que no lo encuentro?". Y es justo el buscador que yo te sugería: pequeñito y que no estorbara :). Muchas gracias!!

    Y sí, desde hace ya unos cuantos libros, me fío.

    ResponderEliminar