Un día triste

Hoy es un día triste. Uno de esos días en que hay pocas ganas de casi todo. Ayer se murió el padre de un compañero del trabajo. Ya llevaba tiempo mal, entrando y saliendo del hospital. Y a M. se le veía bastante fastidiado. Sé que no puedo más que entrever el dolor, la desesperanza y el sufrimiento por el que está pasando. Sé, además, que alguna vez tendré que pasar por ese momento y que a partir de entonces la vida no será la misma. Sé que somos unos inconscientes viviendo cada día sin pensar lo que puede machacarnos a la vuelta de la esquina, pero esa es la manera de vivir. Sin despreocupación y sin olvido, sería imposible vivir.

Pienso en que esta situación me llegará a mí algún día y solo puedo desear que sea lo más tarde posible y que cuando suceda sepa llevarlo lo mejor que pueda. Estos momentos nos hacen reflexionar y espero que de alguna manera también nos haga valorar lo que tenemos y a los que tenemos junto a nosotros.

Mañana me voy a París a una reunión. Hoy tengo que terminar cosas en el trabajo y luego iremos al velatorio. La vida sigue, pero supongo que para los familiares la vida se detiene durante un cierto tiempo. La normalidad desaparece, el aturdimiento y la soledad deben ser enormes.

Todo esto lo intuyo desde la distancia. Estoy triste, triste por mi compañero y por como lo estará pasando. Triste y un poco desorientado. ¿Qué puedo decirle? ¿Qué le consolaría? Decirle que lo siento mucho y que aquí estamos para lo que le haga falta son verdades como puños, pero ¿a él le servirá de algo? Supongo que ofrecer nuestro apoyo e ir a decírselo y acompañarle durante un rato es lo que podemos hacer. Intentar que su vuelta al mundo sea más fácil, buscar esa sonrisa tras algún tiempo con alguna de nustras chorradas. No lo sé.

La muerte nos descoloca, es verdad. Lo siento muchísimo, M., y aquí estamos para lo que quieras, para lo que sea necesario, aunque sea poco, aunque no lo leas.

17 comentarios:

  1. Sirve de mucho...te lo agradecerá en el alma.

    Y no pienses en cuanto te pase a ti porque eso sí que no sirve de nada. Y llegará, serás de corcho y lo pasarás.

    ResponderEliminar
  2. No sé lo que es y, como tú, espero no tener que enfrentarme a ello hasta dentro de mucho, pero supongo que lo importante es que estés ahí, no lo que digas.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a ti con tu compañero, que no sé muy bien qué decir, porque todo suena a tópico.

    Y aunque lo sea, siempre viene bien tener gente alrededor, aunque sólo se pasen un minuto a darte un abrazo y un beso. Y yo os mando uno de cada a vosotros.

    ResponderEliminar
  4. Está siendo un inicio de año bastante chungo, la verdad. Nada que nos toque directísimamente pero sí bastante gente a la que queremos en situación complicada. Y no hablo de economía. Todavía. Yo he decidido que 2012 empieza en febrero.

    ResponderEliminar
  5. Es un gran consuelo la compañía, incluso de gente a la que tú no conoces pero que apreciaba a tu padre. En esos momentos te das cuenta de cuanta gente te quiere.

    ResponderEliminar
  6. Sirve, sirve... Sobran palabras de consuelo (no hay consuelo) y faltan abrazados y conversaciones revestidas de normalidad.

    La mejor forma de apoyar en estos casos es dándole normalidad y estando ahí para cuando lo necesite... Lo peor no son los primeros días, lo peor es la vida que te queda sin la persona que se ha ido y de eso no te das cuenta hasta que pasan meses...

    ResponderEliminar
  7. Curiosamente hoy compartimos algo tú y yo...
    Me acaban de avisar del suicidio de un amigo de mi padre. Un ser muy especial. Un palo enorme.
    A mí estas cosas también me hacen pensar, demasiado diría yo.
    Tristemente es así la vida.

    Vivimos en la ignorancia y nos despertamos con los golpes, pero volvemos a sumirnos en un "sueño" del que nadie quiere despertar.

    Lo siento... y ánimo!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues ya estoy de vuelta. Hemos ido casi todos sus compañeros. Ningún jefe. Además creíamos que iban a mandar unas flores o algo y no han mandado nada. En fin...

    Por otro lado, creo que a él le ha hecho bien vernos. Le hemos sacado un rato de allí y hemos contado nuestras tonterías y ha estado un rato entretenido.

    ResponderEliminar
  9. Sin duda alguna ha servido tu compañía y tus palabras, y decir lo que sientes sin más. No lo dudes. Te parece que todos decís lo mismo, pero si estás en el otro lado, te aseguro que cuando recibes un abrazo sólo recibes uno, y es el de la persona que te lo está dando. Y cuando oyes esas palabras "tópicas" no te suenan a tópico, ni muchísimo menos. Y se agradece infinitamente.

    ResponderEliminar
  10. La mayoría de las veces, por no decir siempre, el solo hecho de la presencia de un amigo, un vecino o un compañero de trabajo, te ayuda a superar ese duro trance. No hacen falta demasiadas palabras, un fuerte abrazo recompensa mucho más.

    ResponderEliminar
  11. Me estoy enterando ahora. Supongo que era de esperar, pero no voy a poner evitar soltar una lagrimita. Me hubiera gustado mucho poder estar allí.
    Mandadle muchos besos de mi parte cuando lo veáis el martes.

    ResponderEliminar
  12. Eso va un poco según la persona; la vez que yo perdí a alguien muy cercano ni me enteraba de quién se acercó y quién no. A medio plazo sí agradecí muchísimo a la gente que me apoyó y me ayudó a ir saliendo poco a poco. No le des vueltas en cuando te pase a ti, al final es algo que todos acabamos pasando y no merece la pena que te des mal de antemano.

    ResponderEliminar
  13. Eliahh, esos ochenta y pico whatsapp que borraste iban de esto. Cuando vea a M se lo diré.

    ResponderEliminar
  14. No los borré, vi que habían hablado de que iban a quedar y creí que era quedar normal. Ya he hablado con él, mañana lo llamaré. Un besico.

    ResponderEliminar
  15. Por cierto, me parece una vergüenza lo de los jefes de la Escuela. Que con una persona que lleva 6-7 años trabajando allí no se tenga ni el detalle de acercarse o mandar flores, me parece completamente inhumano. En otros entornos similares se hubiera mandado hasta una circular para avisar al personal de la fecha y la hora.

    ResponderEliminar