Melody

El jueves fuimos al concierto de Melody Gardot para rematar como se merecía nuestra semana dinky revival, o sea, para celebrar que estábamos sin niños. (Dinky es una palabreja de esas que se inventan los angloparlantes para no dar los circunloquios que yo sí doy. Viene de double-income no kids).

La verdad es que fue un gran remate. A Melody la conocí a través de ND a quien, me apunta sobre la marcha, se la 'presentó' el entonces Señor Fiscal de Cowboys de Medianoche (hoy Fiscal General del Estado). Nunca me canso de recomendar el programa de radio ni de repetir que Torres Dulce me parece todo un señor de los que quedan pocos.

El caso es que a través de la selección musical del programa fue como entró MG en nuestras vidas. Para los que no la conozcáis todavía, MG es una cantante y compositora de jazz, fundamentalmente, pero también de blues y en el último disco hay también algo de bossa nova. Es decir, que tiene todos los ingredientes para gustarme. Si a eso le añadimos que tiene una voz estupenda y muy buen gusto para emplearla yo no puedo pedir más.

Si buscáis en wikipedia (aquí en español, aquí en inglés) veréis que le debemos su carrera musical a un accidente. La atropelló un coche mientras iba en bici y su médico, preocupado por su traumatismo craneal, le recomendó la música como terapia. No seré yo quien se alegre de las desgracias ajenas pero sí le daré las gracias desde aquí a ese médico. Y también le aconsejaré que vigile de cerca lo de las secuelas porque la mujer está como una regadera.

Como una regadera pero para bien. Apareció en plan diva total. Con gafas de sol a pesar de estar casi a oscuras, un vestido drapeado rosa sobre el que llevaba un ¿abrigo? ¿chaleco? ¿sobretodo? beige de flecos o plumas desgastados, taconazos altísimos y un turbante negro que no se quitó en todo el concierto. Y sin decir nada empezó a cantar. Todo muy teatral. El ambiente supongo que pretendía ser el de un club de jazz clandestino hacia los treinta ¿a orillas del Mississippi? por decir algo.

Sin embargo al rato hizo algún parlamento en spanglish y hubo un problemilla con el sonido que descubrieron a una tía divertida con un punto ganso. Vamos, que lo de antes solo era parte del espectáculo. Un gran espectáculo.

Para que os hagáis una idea, alguien ha colgado un vídeo del concierto (se cambió de ropa). No se oye muy bien, así que luego os pego también la canción del goear. Que, por cierto, es una de nuestras preferidas de este disco.



Yo lo disfruté mucho. Es verdad que soy un público muy agradecido, la música en directo siempre me emociona, y muy alejado de mi gusto tiene que estar lo que sea que vaya a ver para no disfrutarlo. Aun así, este fue especial, de los de recordar siempre. Como la primera vez que vimos a Mariza en directo o cuando vimos a Leonard Cohen.

Fue en el Price, donde no había estado antes. Me gustó, aunque yo sigo echando de menos el patio del Conde Duque, que era un escenario bien bonito y donde fui a mis primeros Veranos de la Villa. (Señores programadores de los Veranos, gracias por traernos todos los años a este tipo de gente).

Para terminar, por si no ha quedado claro, os recomiendo mucho a Melody y os dejo de propina otra de sus canciones del mismo disco.


Si queréis ver una reseña del concierto, solo he encontrado esta. Esta otra es de San Sebastián, pero no debió de ser muy distinto (propina incluida). Y aquí una entrevista, sobre este disco y la gira.

9 comentarios:

  1. A mí me encantó y no puedo hacer más que recomendarla. Para mí es la mejor de su generación (incluyendo a Esperanza Spalding y Madelein Peyroux) y mejor que Diana Krall que hace solo standards.

    Sus canciones son propias y muy buenas. No te cuesta trabajo imaginarte a Nina Simone o a Billy Holiday al escucharla.

    El que tenga ocasión que vaya a verla porque pasará un rato maravilloso, seguro.

    ResponderEliminar
  2. Melody Gardot es maravillosa. Yo no la he visto en directo, pero tengo un par de discos suyos que me encantan, y que me relajan un monton. A mí "me la presentó" un buen amigo, junto con Poets of the fall (que es otro palo muy distinto) y Colbie Caillat (otro, otro rollo) y soy fan desde entonces. No sabía que tocaba en Madrid, si no, me hubiera gustado acercarme -también si hubiera estado en Madrid.

    Lo de las gafas oscuras creo que es también por el accidente (o tal vez una enfermedad). Es maravillosa, me encanta.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Ya se ha escapado !! Hoy toca en Lucerna y pasado mañana en Monte Carlo. :(

    La próxima vez hay que avisar, señores dinkys.

    Me alegro de que os gustase. Lo del Price yo pensaba que no iba a durar ni tres días, pero estan sabiendo diversificarse (yo he ido creo que tres veces, tanto a cosas de circo como de variedades), y esto esta bien, porque después de todos los problemas que tuvieron para hacerlo, solo hubiese faltado que lo tuviesen sólo dedicado al circo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juraría que lo pusimos en tuiter... pero, bueno, para la próxima vez vamos en pandilla!

      Eliminar
  4. Sí, Carmen es por el accidente. Iba a ponerlo y luego se me olvidó. A los otros no les conozco. Buscaré.

    Compramos las entradas casi en cuanto salió el programa. La próxima vez lo tuiteamos ;) El price está bien aunque un pincho de tortilla nos costó más que en Vitoria.

    ResponderEliminar
  5. Nd, no te lo vas a creer el otro dia al salir del santoña me cruce con torres dulce por la calle, pasaeando un chuchillo ridiculo.
    Gardot es una de mis idolas spotiferas. Genial se me come la envidia.
    Ecdlc on the beach

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de vivir por ahí, yo una vez lo vi comprando tinta para pluma en la papelería del corte inglés. ¿Veis? con pluma, un caballero.

      Eliminar
  6. Nunca veo los vídeos de los blogs...en este caso he oído las canciones en el curro, a ver si se me quitaban las ganas de morirme.

    No es mi tipo de música, es de esas que las tienes de fondo y no te molestan, pero no me va. En cualquier caso, me caen bien las que van de divinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me he explicado mal. A mí no me gustan las que van de divinas, lo que me gustó es que eso era parte del espectáculo y que luego es una tía gansa. Eso es lo que gana puntos para mí.

      Eliminar