Dinero no habrá pero pa tontás…

Tengo amigas sádicas. Sí. Me mandan cosas que saben que van a cabrearme por el mero placer de verme indignada. Y cuando me quejo, además, tienen la poca vergüenza de insinuarme el gran post que saldría de aquí. Grande no sé, pero entrada sí que va a tener. Y me temo que larga, aunque no sé si se refería a eso con lo de ‘gran post’.

El caso es que Tochi (aquí de anonimatos, nada, maja, haber elegido muerte), en el mismo hilo del chat permanente que solemos tener cada mañana me manda, sin avisarme ni nada, lo siguiente:

El primer establecimiento en Madrid de Principitos, el spa educacional destinado a niños de entre 4 y 12 años, abrirá en el centro de la capital, como ha informado la compañía.

Lo primero que pienso es ¿nos hemos vuelto definitivamente gilipollas? e inmediatamente decido que sí. Después me detengo en el concepto ‘spa educacional’. ‘Spa educacional’ ¿qué demonios quiere decir esto? ¿enseñan a los niños a usar el spa? ¿los spas hay que enseñarlos? ¿o es que les dan clases de inglés mientras pasan por la ducha de contrastes? Alucino.

Está claro que aquí había que colar la educación de alguna manera para intentar justificar lo absurdo de la idea. Pues mira, no, ahórrate el esfuerzo. Al que le parece buena idea lo del spa infantil pasa tres kilos de lo de educacional. Y al que ve lo absurdo del invento le da la risa, como poco, al ver el ‘educacional’. Luego estamos las ridículas como yo que nos indignamos, sí.

Y además ¡de 4 a 12 años! Pues no quiero ni pensar cómo olerá el agüita si no la renuevan mucho… Que sí, que sí, que a esa edad todos controlan ya los esfínteres. Pero ponles tú media hora en una piscina donde no paran de sonar chorritos aquí y allá. Qué risa.

Se trata establecimiento número 20 que la compañía inaugura este año en España. Durante los próximos meses la empresa prevé abrir un mínimo de otros cinco centros nuevos por todo el país, tres de ellos en Madrid.

Vale, cada día lo tengo más claro. La rara soy yo (y tengo cero de visión comercial). Si estos ya han montado 20 spas infantiles de estos es que hay muchos más padres dispuestos de los que yo pensaba. Supongo que debí de empezar a sospecharlo cuando lo de aquella despedida de soltera. Primero hacen cosas ridículas para casarse y luego agilipollan a los niños fruto de ese matrimonio en sitios como este. Desolador, mis hijos van a tener que convivir con toda esta panda cuando crezcan.

Y ahora es cuando empieza el despiporre, que nos van a describir lo que hacen allí, en el spa educacional:

Moda, manicura, pedicura y "todo un mundo de fantasía y relax para las pequeñas princesas", como explica la compañía. Según asegura la empresa en su página web, se asienta sobre el modelo educacional de las más pequeñas relacionado con la salud, la alimentación y el bienestar.

¿Moda? ¿manicura? ¿pedicura? ¿Sinceramente quieren que me crea que eso es parte de un ‘modelo educacional’? O peor ¿hay alguien que cree que eso debe formar parte del modelo educacional de un niño de entre 4 y 12 años? ¿La moda es salud y alimentación? Sí, claro, que miren a todas esas modelos de color semitransparente y carnes inexistentes. Son el vivo reflejo de la salud y un claro ejemplo de los efectos de una dieta saludable.

Albornoces rosas, agua y zumos en copas de champán, deliciosos y cuidados menús... Un mundo de adultos al alcance de las más pequeñas que durante dos horas podrán vivir el culto a la belleza y el bienestar.

¿Pero, pero, pero…? Cada vez que leo este párrafo me dan palpitaciones. No sé cómo explicar la repulsión que me produce lo de las copas de champán, el culto a la belleza y el bienestar. Va a ser que a esto se referían con lo de educacional. Qué tonta yo pensando que la educación era otra cosa. Y resulta que se trata de inculcarles las cosas fundamentales de la vida: el culto a la belleza y el bienestar.

Sin embargo, por si esto no nos parece suficiente educativo, nos proponen alternativas, lo que vendría siendo la traca final:

Además, también se da la posibilidad de apuntar a las pequeñas a talleres de repostería, protocolo, creación literaria o baile por precios que oscilan desde los 75 euros y hasta los 300.

Al menos con este último párrafo consiguen que se me dé la risa ¿talleres de protocolo? ¿creación literaria? Vistos los precios está claro que queda fuera de mi alcance. Lo mismo si te vas a codear con Leonorcita sí te venga bien el curso de protocolo. ¿Cómo vas a ir por la vida sin saber hacerle la reverencia correspondiente? Lo de la creación literaria, supongo, es para que te cameles a la Leti y no te excluya fulminantemente de tan exclusivo círculo.

Ahora, por mucho que me cueste entender que haya quien lo considere necesario, lo que sí que no me creo es que este sea el plan preferido por las niñas-bien para celebrar su cumpleaños. Me imagino algo así:

- ¿Verdad, mamá que mi cumple va a ser mucho mejor que el de Cuca?
- ¿Sí, bonita? ¿y eso por qué?
- Pues porque en el mío vamos a hacer curso de protocolo y en el de Cuca solo hicimos lo de la creación literaria. ¿Y a que yo ya escribo muy bien, mamá?

En fin, que yo mejor no se lo voy a contar a mis hijos porque se van a antojar, que lo veo venir, y yo esos precios no me los puedo permitir.

18 comentarios:

  1. Llamarme sádica a mi, que me preocupo por tú inspiración...

    ResponderEliminar
  2. Aquí tienen la teoría de que es para que las niñas ya estén preparadas para Eurovegas... porque lo de la montera no va a servir

    ResponderEliminar
  3. Ufff, creía que con los de las escuelas Waldorf lo había escuchado todo, pero no!!! Qué miedo... lo mismo ya no quiero tener hijos, o al menos hijas.

    ResponderEliminar
  4. Pero qué imbecilidad ¿no?

    Y por certo, muy bueno el post de las despedidas de soteras!

    ResponderEliminar
  5. Completa imbecilidad, sí.

    La despedida era otra imbecilidad. Gracias

    ResponderEliminar
  6. ¿En serio?

    Yo sólo imaginarme a mi hija y a la panda de salvajes (y salvajas) que invita a su cumpleaños...me parto de la risa imaginándolos allí!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo también me lo he imaginado. Aunque la mía tiene vertiente salvaje y princesil. Raro.

      Eliminar
  7. ¡Qué alegría! Porque esta opción ya la había visto por internet, buscando alguna manera "original" de celebrar un cumpleaños, y yo tampoco me lo quería creer... Pero vamos, que también acabo de descubrir madres e hijas que, de manera regular se hacen manicura y pedicura (niña de once añitos). Que por cierto, el cumpleaños va a celebrarse con un partido de fútbol, pero he encontrado muchas ideas interesantes, y "reales".

    ResponderEliminar
  8. No lo veo, no lo veo...y mira que yo estoy muy a favor del rollo spa y pinturitas...pero no. Vamos, unos micos en talleres de protocolo?? Nos hemos vuelto idiotas todos.

    ResponderEliminar
  9. Me ha recordado la antigua Sección Femenina, donde había clases de cocina, costura, cómo cuidar un bebe, cómo "agradar" a tu marido, como estar más guapa...
    Lapi

    ResponderEliminar
  10. ¿Has visto la peli An Education? Deberías.

    ResponderEliminar