Ingeniería para dummies (IV)

Hoy voy a adentraros en terrenos pantanosos, en tumefactos territorios en los que tal vez no os habéis adentrado jamás. Os voy a llevar a simas de desconocimiento absoluto para muchos de vosotros. Hoy os voy a explicar... ¡por qué los detergentes limpian!

¿Alguno se lo había preguntado alguna vez? Tampoco creáis que voy a ir a mostraros cómo funcionan los detergentes actuales que tienen un montón de historias: enzimas, blanqueantes y demás historias. Os voy a explicar, espero que de manera simple, por qué los detergentes y el jabón limpian y el agua sin más no, o mucho menos.

El motivo de este post tiene que ver con que probablemente se nos ha roto la lavadora y mientras le daba vueltas a la cabeza en modo 'centrifugueitor' se me ha ocurrido hablaros del jabón. Es lo que pasa cuando mezclas ideas a toda velocidad en la cabeza.

En primer lugar os tengo que hablar de un concepto que es la tensión superficial. Cualquier líquido presenta una resistencia a separarse, sus moléculas, en este caso el agua, tienden a estar juntas y esa tensión que las mantiene unidas es la tensión superficial. En este vídeo podéis ver como las gotas de agua se van uniendo formándose una especie de champiñón de agua que no se deshace hasta que se llega al límite en que la tensión superficial no puede soportar la cantidad de agua que hay dentro.


Bueno, el jabón y el detergente son elementos tensoactivos. Este palabro quiere decir que influyen en la tensión superficial del agua reduciéndola. Esto es, hacen que el agua moje más, que empape más la ropa, que llegue más a todas las fibras de los tejidos de la lavadora o a los sitios más recónditos de nuestras manos. Ese es el primer factor importante, hace que el agua (y el propio jabón disuelto en el agua) lleguen a donde antes no llegaban.

Otra propiedad importante del jabón es que sus moléculas están compuestas por una parte hidrófila y por otra lipófila, esto es, una parte que atrae al agua y otra que atrae a la grasa. Es como un imán, por un lado atrae a otro imán y por el otro lo repele. Las moléculas de jabón tienen este aspecto:

Es una especie de cabeza con una cola. La cabeza es la parte atraída por el agua y la cola la parte que la repele y atrae a la grasa. De esta manera, cuando el jabón se encuentra con otro elemento, en nuestro caso grasa, se forma una especie de pelota alrededor de la suciedad de manera que la arranca del tejido donde estaba y la aisla del agua, de manera que no vuelve a manchar otra parte de la ropa. Esas bolas tienen un aspecto tal que así:

La suciedad queda dentro y el agua por fuera (las moléculas de agua son esas bolitas rojas con dos bolitas blancas pequeñitas (H2O). Estas imágenes las he sacado de esta página del Instituto Victoria Kent (no sé de donde porque no me deja acceder a más página que esta), en la que hablan algo más a fondo de este proceso por si os interesa. Esa separación, esas pelotas es lo que se llama una emulsión. Es la mezcla de dos sustancias que normalmente no se mezclarían como el agua y la grasa o el agua y el aire. En este último caso lo que se forma es la espuma característica de los jabones que son pelotas como esa de arriba rellenas de aire.

Sobre como actúa el jabón reduciendo la tensión superficial he encontrado este vídeo, está en inglés, en el que lo explica con experimentos. Es un poco como el anuncio de Fairy en el que echaba una gotita en el plato sucio y la grasa desaparecía:


Pues eso, amigos míos, ya sabéis un poco más de por qué limpian los jabones: menor tensión superficial que implica que el agua moja más y esas culebrillas que funcionan en medio del agua como imanes que por un lado atraen al agua y por el otro la repelen y de manera inversa sucede con la grasa.

Si queréis saber más, ahí está internet en la que encontraréis un montón de experimentos y vídeos que os lo explican, que tampoco os lo quiero dar todo mascadito...

6 comentarios:

  1. Muy chulo.

    Pero él más difícil todavía sería explicar por qué ciertas personas son alérgicas al jabón y al agua :)

    ResponderEliminar
  2. Ese es un mundo en el que no quiero entrar, pero que es muy real, es cierto XDD

    ResponderEliminar
  3. Seguro que ya me he declarado fan de esta sección, pero lo vuelvo a decir, ¡muy fan! :)

    ResponderEliminar
  4. Anda, pues va a ser verdad aquello de "el frotar se va a acabar"...

    Muy interesante, de verdad.

    ResponderEliminar
  5. Frotar siempre ayuda, Carmen. ;-)

    Me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar