Día del libro


Bueno, advierto que esta entrada no tenía muy claro si quería hacerla o no porque yo no soy nada de memes, pero como esta semana estoy de viaje y no voy a tener mucho tiempo para escribir nada, pues la dejo programada para el día del libro. Espero que os entretenga. La idea me la pasó Bichejo y a ella se la sugirió Sil. Gracias a ambas.


1. El último libro que he leído. 
Todo empezó con Obdulio de Bosco Esteruelas.

2. Un libro que cambió mi forma de pensar. 
Bueno, esta es difícil y polémica, pero diría que los mitos de la guerra civil de Pío Moa. Me hizo ver que no siempre lo que piensa la mayoría es lo que tiene sentido. También Intelectuales de Paul Johnson.

3. El último libro que me hizo llorar. 
Quemar la noche de Lizz Murray. Sé que no es un gran libro, pero cuando llega la gente a ayudarla... se me cayó la lagrimita. Yo soy mucho de llorar, así que tampoco es que tenga nucho mérito.

4. El último libro que me hizo reír. 
 Una madre sin superpoderes de Molinos.

5. Un libro prestado que no me han devuelto. 
Varios, pero en especial los tomos del 3 al 6 de en Busca del Tiempo Perdido de Marcel Proust.

6. Un libro prestado que no he devuelto. 
Creo que ninguno. Eso espero porque me sentiría muy mal si no lo hubiera devuelto.

7. Un libro que volvería a leer. 
No sé, no soy mucho de releer... tal vez los cuentos de Borges o de Cortázar.

8. Un libro para regalar a ciegas. 
No creo que ese libro exista. Hay tantos lectores como personas y el qué nos gusta es algo muy personal. Uno que me ha gustado mucho y que he regalado a varias personas es En Casa de Bill Bryson.

9. Un libro para colorear. 
Puff, ¡ni me acuerdo! Además yo siempre he coloreado fatal!

10. Un libro que me sorprendió para bien. 
La Belleza y el Dolor de la Batalla de Peter Englund. Me lo compré de oferta en Amazon y me encantó.

11. Uno de los primeros libros que leí en la escuela. 
Orzowei. Además recuerdo que teníamos que cambiarlo con los de la otra clase cuando lo hubiéramos leído y el niño al que se lo dejé no me lo devolvió nunca. ¡Rencor eterno!

12. Un libro que robé. 
Yo no soy de esos...

13. Un libro que encontré perdido. 
Tampoco soy de perder libros, la verdad.

14. El autor del que tengo más libros. 
Pues seguramente Joseph Conrad.

15. Un libro valioso. 
¿Que valga dinero? Pues no sé, tengo uno de atlas antiguos que es muy bonito y pesa un montón, aunque tampoco valdrá más de 200 euros.

16. Un libro que llevo tiempo queriendo leer. 
Puff, legión, pero por decir uno diré Mis Páginas Mejores de Julio Camba. Ya me lo he comprado, así que me lo leeré dentro de poco... espero.

17. Un libro que prohibiría. 
Está muy feo eso de prohibir, pero hay uno de Winnie the Pooh con piano y música que nos regalaron unos amigos que... #irayfuego

18. El libro que estoy leyendo ahora mismo. 
No es lo mismo ostentoso que ostentóreo de José Antonio Pascual.

19. El próximo libro que voy a leer. 
No lo sé, tal vez el de Julio Camba o el siguiente del Club de Lectura 2.0

20. El libro que no leeré jamás.
Pues supongo que suena raro, pero no creo que me vaya a leer el Señor de los Anillos. No por nada, sino porque se me ha pasado el arroz, creo. Ya he contado que mi hermano me regaló el segundo y tercer libro porque el primero estaba agotado y yo me empecé a leer el segundo, pero no entendía nada y lo dejé por imposible.

16 comentarios:

  1. Muy interesante. Y esa Molinos, ¿es una autora emergente?

    Gran respuesta la última. La suscribo. A mí El Señor de los Anillos nunca me llamó la atención en mi juventud. Y ahora ya... vistas las películas... pa qué.

    Si no hubiera ido a colegio de curas me hubiera pasado lo mismo con la Biblia.

    ResponderEliminar
  2. En general las películas están ifravaloradas, Hombre Revenido. Un mes después de haberla visto o leído el libro te acuerdas más o menos de lo mismo. Creo que es una opción para optimizar el tiempo.

    Algo se oye de Molinos por la blogosfera, una chica con sentido del humor y eso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hey! Me ha gustado, sí señor. ¡Ahora a por la caseta! ;)

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante el post! :-) Creo que yo tampoco leeré nunca El Señor de los anillos.. después de las pelis ya no tiene interés para mí.. jeje.

    Teniendo en cuenta que para leer a Proust debe uno invertir un tiempo considerable entre lo que tardas en atreverte a leerlo, y lo que tardas en leerlo.... fue una temeridad por tu parte! jaja

    Besos, y feliz día del libro!

    ResponderEliminar
  5. Yo entendía que la pregunta 13 no era un libro que hubieras perdido y que después reencontraras, sino uno que te encontraras por ahí, que lo hubiera perdido alguien.

    Yo me encontré detrás de la cajonera de una mesa de trabajo, uno que se llamaba "Cómo escribir un guión", y una compañera me dijo "Ahora tienes que escribir un guión con ese tema: una persona que encuentra un libro de..."

    Hubiera sido buena idea ¿verdad?

    Yo tampoco creo que me vaya a leer nunca El Señor de los Anillos por el mismo motivo: se me ha pasado el arroz.

    Leí El Hobbit con unos 20 años, y me gustó, pero ahora, con más del doble de edad, no me veo para trolls y elfos, de verdad.

    ResponderEliminar
  6. ¿Que se te ha pasado el arroz para el Señor de los Anillos? ¿Y lo dices en el mismo blog donde haces reseñas de Spiderman? ¿Acaso no has visto las peliculas de Spiderman?

    Pues yo leí el Señor de los Anillos cuando estaba en el pinche desierto, por cierto uno de los mejores lugares para leerlo, donde cada atardecer era como estar en Mordor. Es decir, a la muy juvenil edad de 40 años. Que lo sepas. Por cierto que también por esos días cuando hube acabado la triología, una chica muy guapa me dejo algo de Conrad (no se que de las tinieblas, así todo muy siniestro, de temática similar al Señor de los Anillos). ;P

    ResponderEliminar
  7. Pues te lo leíste tú, pero no ella, Hermano E!

    No sé, no me veo, aunque tampoco he visto la película del Señor de los Anillos. Me da perezón meterme 10 horas de película!

    Veo que el Señor de los Anillos tiene bastantes fans entre los libros a no leer y la verdad es que me alegro, no por nada, sino por no sentirme solo.

    Yo he estado dudando, Loquemeahorro, respecto a esa pregunta. Puede que tengas razón.

    Esa temeridad la estoy pagando, Saramaga! :-)

    ResponderEliminar
  8. Muy fan de la imagen (yo la usé en el post donde contaba que no presto libros, ya ves tú qué tiempos...) y muy fan de que no leas el pestiño de los anillos.

    Yo me lo leí hace unos diez años y me cambió la vida: gracias a ese libro decidí que jamás volvería a terminarme un libro por obligación.

    ¿Cómo alguien no te devuelve parte de unos libros? La gente es raruna..

    ResponderEliminar
  9. Me apunto a los no lectores de El señor de los anillos, pero no será por falta de intentos, es que soy incapaz de pasar de la dichosa historia de la pipa!

    ResponderEliminar
  10. Yo leí El señor de los anillos con más de treinta años y me pareció uno de los mejores libros que he leído nunca. Los hobbits son unos absurdos y el protagonista, Frodo, un gilipuertas, pero la historia es maravillosa, llena de épica y de imaginación.

    La película le ha hecho mucho daño al libro, nunca debería haberse rodado.

    ResponderEliminar
  11. Pues yo no me veo leyéndomelo. A lo mejor me entra la vena y me lo leo. Pero de momento hay otros libros que me llaman más.

    ResponderEliminar
  12. Yo leí El Hobbit primero y El Señor de los Anillos después, es decir, en orden. Por casualidad simple.
    El Hobbit me lo prestaron y, para mi verguenza, jamás lo devolví. No quise.
    No pude deshacerme de él ni siquiera para "hacer lo correcto". Unos meses más tarde, en un viaje a Nueva York, le compré de regalo al legítimo dueño de mi copia robada un libro de maravillosas ilustraciones interpretativas de los personajes. Como para compensarle del robo, pués.
    Eso fue a mis treinta años de edad, hace otros treinta. En el interín he releído El Hobbit unas dos o tres veces y El Señor de los Anillos unas seis o siete. (O ¿más...?). Antes de que hicieran las películas.
    Aunque considero que estas películas son bastante fieles a sus libros, entre otras cosas porque son tan extensas que pueden acercarse a colocar casi todas las situaciones que salen los libros, siempre faltan cosas.
    Falta, p.e., el personaje de Tom Bombadil y las aventuras del bosque oscuro y las quebradas de los Túmulos. Y, el final-final es muy, pero muy superior en los libros.

    Por último, déjense de cosas, (Todos ustedes SON "LECTORES") leer un libro NO es igual a "ver la película".

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Oswaldo, por comentar en nuestro blog. Cuando le he dicho a Hombre Revenido que es lo mismo ver una película que leer un libro estaba bromeando.

    Yo me leí el Hobbit y me gustó mucho, aunque no lo he releído. El Señor de los Anillos me da cierta pereza tanto los libros como las películas. Aunque puede que en algún momento me entren ganas de leerlo.

    ResponderEliminar
  14. Tengo que decirte que a la "8. Un libro para regalar a ciegas." sin duda siempre regalo "Sin noticias de Gurb" de Eduardo Mendoza.
    ¿Quién no se va a reír con él? Y si no le gusta... igual me tengo que replantear esa amistad ;)

    Lo del Señor de los Anillos no soy nada objetiva, me lo regaló mi primer novio, jeje, pero creo que hay demasiada presión.
    A mí me pasa eso mismo con "El Código Da Vinci". Ya pá qué.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo soy muy de Mendoza pero Sin noticias de Gurb es de los que menos me ha gustado. No me hizo tanta gracia :( Ahora castígame...

      Eliminar