Sensación de fin

Pues sí, de momento seguimos sin tener ni idea de cuando nos echarán. Casi es peor la incertidumbre que la certeza. Podríamos ir diciéndonos 'pues una semana más que seguimos', pero eso tampoco sirve de mucho. La incertidumbre es lo que estoy llevando peor.

La semana pasada estuve en Bilbao y en Málaga. El viaje a Bilbao fue ir y volver para asistir a una reunión. Me tocó hacer la presentación para que luego fuera mi jefe el que la contara. Eso da un poco de rabia porque ves que mete la pata y tú te tienes que morder la lengua... Aunque tampoco salió mal y todo el mundo nos felicitó por nuestro trabajo, incluso los amigos de Eliahh. No tuvimos prácticamente nada de tiempo libre y sólo pudimos dar un pequeño paseo desde Atxuri hasta el teatro Arriaga y por ahí comimos. En un sitio de esos de Prada a Tope que es a donde nos llevaron los anfitriones. Yo hubiera esperado algo más vasco, pero donde manda patrón no manda marinero...

En fin, que fue mucha paliza para poca cosa. Muchas conmiseraciones por nuestra situación y alabanzas a nuestro trabajo y que es una pena que desaparezcamos, pero es lo que hay.

En Málaga sí que estuvimos más, tres días y dos noches. Estuvimos en el NH Málaga y ahí es donde me vino la sensación de fin de ciclo porque en ese hotel me hospedé cuando empecé a viajar más en serio en el trabajo hace ya diez años. Lo he visto como un cierre de círculo, una vuelta al origen.

Málaga es una maravilla. El clima, el mar, la gente, los bares, la zona peatonal, la alcazaba... si hubiera menos Cruzcampo sería perfecta. Eso sí, la gente por allí es muy exagerada y a pesar de estar por la noche a ¡18 grados! tenían encendidas las estufas eléctricas en las terrazas... No pude quedar con Phaskyy porque al final iba a trabajar y no tuve mucho tiempo libre y no coincidimos, pero lo dejo pendiente para la próxima vez. Coincidimos con el festival de cine y... con la derrota del Madrid. Todo un drama.

Comimos muy bien. Un día nos comimos un calamar al espeto que de igual manera nos podía haber comido a nosotros. Era casi como los que atacan al capitán Nemo en 20.000 leguas de viaje submarino:


¿Exagerado? Apenas. Mirad:


A petición de Dr Fiestas añado otra imagen que da más idea de la magnitud del cefalópodo:


Ahí lo tenéis. Por la foto podéis ver como era más grande que la moto que estaba al lado y que fácilmente podía comerse al señor despreocupado que iba por el paseo marítimo.

El trabajo estuvo bien. A mí se me olvidó llevarme la protección solar y acabé como un cangrejillo. Como normalmente trabajamos de noche... En fin, hicimos nuestras medidas y toma de datos con una pequeña imprevisión que nos hizo que tuviéramos que volver al día siguiente y es que, amigos míos, el carril se dilata, que lo sepáis. Es algo que tendríamos que haber tenido en cuenta, pero nadie es perfecto... en teoría teníamos que medir un trozo de vía aislado, pero se nos pegó con los otros por la dilatación por el calor. Así que tuvimos que madrugar y estar allí a las 7 de la mañana al día siguiente para que volviera a estar encogido. Así que ya lo sabéis. Consejo: si mides un trozo de vía aislado, hazlo cuando hace frío.

Salimos pitando cuando terminamos y llegamos a comer a Córdoba a Pepe el de la judería, sitio al que también fui en el mismo primer viaje a Málaga, cuando se estaba haciendo la línea de alta velocidad, Ya os lo digo, un cierre de ciclo. Comimos bien y tardamos media vida en salir con el coche del centro de Córdoba porque todas las calles estaban mal en el GPS, había un montón de obras y otras zonas en las que no se puede entrar; un lío. En el camino de vuelta paramos en Andújar a comprar aceite y allí nos preguntaron que si veníamos a ver a la virgen... nos extrañó un poco, pero es que resulta que era la romería de Nuestra Señora de la Cabeza que es la más antigua de España. Seguimos camino y paramos en Tembleque a comprar queso y nueces y así cargados llegamos a Madrid.

En fin, pena infinita, es un trabajo que me gusta, que sé hacer y que debería ser rentable. El problema es el que tan bien describe Forges en esta viñeta:


22 comentarios:

  1. Ayy, siii. No hemos podido coincidir en este viaje. Pero para el próximo que sea de relax y la familia completo.
    El problema de la cerveza ya lo estudiaremos. Te aseguro que hay otras marcas. ;-)
    Me alegra que te haya. gustado mi tierra. Y que sepas que te has llevado el calorcito. Ayer si hacían falta estufitas.
    Ahhh . Esos calamares no sientan mal al ácido úrico. Sólo afectan al bolsillo. Si lo pagabam los del circo, ¡ole tus coj....! Que les den.
    PRIMER!

    ResponderEliminar
  2. Ánimo ND...lo peor es la incertidumbre sin duda pero estoy convencida de que será a mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Sí, Phaskyy, la próxima vez voy de playa y relax!

    Me alegra saber que lo de la cerveza tiene remedio! Y, sí, el calamar fue caro, pero como lo pagó el circo... pues que nos digan algo!

    Gracias, moli, la incertidumbre es lo que te reconcome, es verdad.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la foto del bicho en la vía ¿es tuya?.

    Y del resto que decir: ánimo, paciencia, y vengarse todo lo que puedas con los gastos pagados siempre que haya ocasión. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Sí, la foto la hice mientras hacíamos las medidas. A mí también me gusta. Además el bicho era modelo porque no se inmutaba!

    Gracias por los ánimos, Hermano E.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, compañero de fatigas...
    Es posible que te haya podido el subconsciente, y que seguramente presionado por esa incertidumbre de la que también soy víctima, has forzado un poco la sensación de "cierre de ciclo", porque el hotel casi lo elegiste tu y Casa Pepe practicamente era visita obligada por tu parte. Pero ya te digo, te entiendo perfectamente, y es casi más ya un deseo que una sensación, al menos por mi parte.
    Del tema squid he decir que esa foto no le hace justicia, porque parece que la botella de cerveza se ha crecido al verlo y lo desmerece un poco. Creo que es más justa la foto en la que aparece junto al espeto de sardinas, en esa si que se ve su grandeza.

    ResponderEliminar
  7. Pues la añado, no vayamos a minusvalorar al monstruo marino!

    ResponderEliminar
  8. Ya decía yo que mucho encogía el calamar...

    Bueno... la incertidumbre es agotadora... pero también obliga a vivir de un modo más cortoplacista. Si es mejor o peor... eso ya...

    Muchos ánimos...

    ResponderEliminar
  9. Gracias, Biónica. Yo creo que es peor. Yo con la incertidumbre me llevo mal, aunque también dependerá de las personas.

    ResponderEliminar
  10. Como lo anteriores espero que sea para mejor.

    Respecto a vuestro viaje de vuelta parando por los pueblos cual Echanove e Imanol en "Un país para comerlo" es de traca, daba para un post independiente del otro más sentimental. Por cierto , ¿estos productos los traéis en bolsas o en cesta de mimbre como Paco Martínez Soria en "la ciudad no es para mí"?

    ResponderEliminar
  11. Nos los traemos como buenamente podemos, Peter. Por ejemplo, mis compañeros compraron un saco de 5 kilos de nueces que venía en un saco de malla de plástico digno de Don Paco Martínez Soria. Yo vine con 10 litros de aceite en lata... sí, pintoresco.

    ResponderEliminar
  12. Yo compro Queso de Granátula y miguelitos. Es mi camino de vuelta a casa.
    ¿Cómo sabes que una empresa se hunde en menos de dos años? Porque sube el sueldo a los directivos y traslada la producción a China. Si traslada tb el desarrollo se hunde en 4 meses.
    Pero siempre queda la crítica gastronómica, que veo que se te da bien :).

    ResponderEliminar
  13. Sí, DM, lo de comer no se nos da mal. Además, normalmente, solo hay que recordar los sitios a los que te hacen llevarlos e invitarles a comer a las personas con las que vamos.

    ResponderEliminar
  14. Te entiendo, porque yo también he estado en algún trabajo como "amenazada" y tenía esa sensación, un poco como un sueño, de que estás ahí, pero no estás.
    (qué mal me explico)

    Yo también he comido en Pepe el de la Judería, un rabo de toro que era estupendo. Raro ¿eh? Comer en Córdoba rabo de toro, que hay hasta en las máquinas de vending.

    Oye, yo pasé las navidades de hace un año con ese calamar!

    ResponderEliminar
  15. Qué cuqui el bicho!! Si llego a estar por allí los alaridos se hubieran oído yo no sé hasta dónde...

    El calamar, infinita envidia, me encanta. Y a la plancha, más.

    Como te dicen todos, yo estoy segura de que cuando la jodía incertidumbre se acabe, al final será todo para bien. Que además, te lo mereces.

    ResponderEliminar
  16. Pues ahí seguimos, Loquemeahorro... a ver si se solucionan las cosas pronto. Lo del rabo de toro en Córdoba es de ser poco original... yo me lo pedí también :-)

    Bichejo, si es un bichejo también! Cómo te va a dar cuqui! Es una foto guay, o al menos a mí me lo parece.

    Gracias por los ánimos a ver qué pasa...

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la foto, y ahora viendo en los comentarios que es tuya, me has ganado del todo!!
    Lástima que La Línea no esté tan cerca de Málaga como yo querría y que no dependiera de mí para el transporte, me hubiera gustado veros una última vez de medidas :)
    Veo que el problema de la Cruzcampo lo arreglasteis bebiendo, Alhambra, sí señor. A mí también me dio la sensación de que es una ciudad en la que se vive muy bien.
    Mucho ánimo con la incertidumbre, es lo peor con diferencia. A mí me ayudaste mucho tú mandándome tareas cortas, espero que a ti no se te alargue mucho. Y que no tengáis fiesta después como nosotras... :S

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Eliahh. Sí, el regomello es lo peor. Gracias por tu ayuda. Una pena que no coincidiéramos, pero habrá más ocasiones! :-)

    La foto me ha gustado mucho. Hice varias del bicho que se portó como un modelo profesional.

    ResponderEliminar
  19. Hay un efecto de perspectiva que me hace pensar que el calamar tampoco era tan grande. XDD

    Ay, y la cerveza Alhambra!

    Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  20. Oye ¿Y el saltamontes (o lo que sea el bicho verde ése) ¿también os lo comistéis?

    ResponderEliminar
  21. Impresionante la foto !!!
    Yo la hubiera titulado "esperando a que llegue el tren"
    De lo otro pa que hablar, solo que mucho animo y que yo confio a tope en ti!!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Tú piensa que el marisco y los insectos son primos hermanos, Carmen. :P

    Muchas gracias por lo de la foto y por los ánimos, Consu's!

    ResponderEliminar