Una madre sin superpoderes

Bueno, pues tarde, pero acosado por los deberes lectores del club y con una planificación un tanto defectuosa... me he leído el libro de Molinos, a quien sigo prácticamente desde que empecé en esto del ciberespacio bloguero aconsejado por Anniehall y por Sheldon (sí, me hace gracia poner un enlace a su blog con dos posts y el último de hace ya dos años). Esta es una reseña especial, por supuesto. Porque es un libro que prácticamente ya había leído antes de que se publicara y porque conozco a la autora. Pero mi labor de juez lector se impone de manera absoluta y lo que os tengo que decir es que... corráis a comprároslo!!

Es un libro muy divertido, muy sensato y muy de padres desnaturalizados como debo ser yo. En este caso sí que da gusto estar en un club en el que te acepten como socio. El de los padres que pensamos que ser padres es fantástico, pero que hay más cosas y que, a pesar de que estamos llenos de responsabilidades que nos abruman, entendemos que no deben dominar nuestra vida hasta el punto de convertirnos en apéndices lobotomizados de nuestros hijos.

El hecho de haber organizado los posts de Maternity por temas hace que se lea de una manera distinta. Por un lado le da unidad a las distintas partes y por otro lado... bueno, hay veces que hay una cierta sensación de repetición. Hay posts que fueron escritos en momentos distantes entre sí, pero que están ahora uno al lado del otro y se notan ideas y gracias repetidas. Es lo que tiene el que sea una recopilación, ¡haber elegido muerte! Desde aquí te lo digo, Molinos, tus fans esperamos un libro enteramente original, que lo sepas...

El libro está dividido, como decía, por temas. Tenemos aterrizando, próxima parada: el planeta maternal; vamos al cole: usos y costumbres; sorteando peligros con laz princezaz en el mundo exterior; los padres, esos animales mitológicos; con laz princezaz en la intimidad y ¿qué viene luego? En todos hay post graciosos y hostilizados y hostilizados y graciosos que, por supuesto, son los más divertidos.

Leedlo y disfrutadlo. Aunque antes tengo que poner lo que echo en falta o lo que me ha gustado menos. En primer lugar, hay un exceso de leísmo que creo que tendría que haberse revisado un poco. Todos metemos la gamba y yo mismo no soy ningún ejemplo de corrección y muchas veces ha sido Moli la que me ha corregido en el blog. Y por otro lado esperaba un prólogo y epílogo del Ingeniero y Molimadre (en ese orden o al revés) porque no salen muy bien parados en el libro, no así en el blog en el que hay veces en las que Moli muestra su amor y admiración por su madre y por su marido. Pero en el libro, normalmente quedan mal parados o en situaciones de escaqueo (mayormente el Ingeniero) o de comparaciones indeseadas (Molimadre) y deberían haber tenido derecho de réplica, aunque la mayoría de los pasajes estén cargados de humor. Creo que quien compre el libro y no conozca el blog se llevará una imagen un tanto sesgada de ambos.

Unos párrafos:

 "Cuando no tienes hijos y en un extraño momento de rapto mental te pones a elucubrar sobre cómo sería tenerlos, te visualizas llegando a casa y disfrutando de esa cosa que parece tan molona que es bañar al bebé, jugar con los enanos, preparar la cena mientras ellos juegan o charlan y cenando todos en armonía familiar, para que luego ellos se despidan rollo los hijos del capitán Von Trapp en Sonrisas y lágrimas y tú puedas dedicarte a disfrutar del planeta del amor con tu pareja, o a atontarte delante de la tele, o a leer o bailar una sardana... Lo que sea, pero sin tus hijos. Vale, pues tengo malas noticias: eso es pura fantasía. Es como creer en el Ratón Pérez, la chica de la curva o el alargador de pichas".

"Otra cosa que me horroriza es que en el Chupipandi Genial hay un sitio reservado para padres que normalmente tiene el aspecto de una cafetería donde no entrarías ni aunque estuvieras herido de muerte. Allí hay unas mesitas donde los padres se sientan mientras sus hijos/hámsters sudan y hacen pandilla. Yo no. No sé quiénes son, no los conozco, así que me lo perdono. Si voy a tener que beber en vasos de cartón a 3 euros la consumición en un sitio asqueroso, quiero por lo menos elegir la compañía. Seguro que sois majos, pero no".

En fin, creo que es un libro que disfrutaremos más los que somos padres que los que no, pero vete tú a saber... lo mejor que podéis hacer es comprároslo y leerlo y ya si eso luego os hostilizáis o aterrizáis en el planeta del amor... por Moli.


13 comentarios:

  1. ¡¡Mil gracias!!

    Tomo nota de lo que no te ha gustado por si escribo otro....

    Mil gracias otra vez, de corazón.

    ResponderEliminar
  2. Si me ha gustado mucho! Pero ya sabes que me debo a mi crítica pitagórica! XD

    Enhorabuena, seguro que es un exitazo.!

    ResponderEliminar
  3. Cuéntame cómo lo has conseguido, porque yo hice la reserva en Amazon el primer día que puso Moli el enlace, y aún no me ha llegado, me dice que está pendiente de preparar. No sé a qué esperan, incluso pedí al mismo tiempo el de Mamá en Alemania, que se publicaba unos días después, y ya me ha llegado. Me están poniendo de muuuuu mala leche estos de Amazon.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una librería pequeña en nuestro barrio, la prospe.

      Eliminar
  4. Lo de Amazon es muy extraño porque ya lleva muchos días agotado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efessstivamente, yo que lo pedí por Amazon con la preventa pensando que sería la primerica en recibirlo, y lo que tenía que haber hecho es lo que hizo tu mujer, encargarlo en la librería de mi pueblo, que seguro que me lo habían traído antes. Estoy planteándome anular el pedido y pedirlo en La casa del Libro o en la Fnac, que he visto que tienen stock.
      Luego no se quejará Moli de que no tenemos interés por leerla, que ya vivo sin vivir en mí sabiendo que otros ya lo habéis leído, snif, snif.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  5. Varias cosas:
    La primera y más importante: me ha encantado el libro y como pide Blasco yo tb me apunto a uno de contenidos inéditos (vamos, q no hayan salido en el blog antes) aunque me ha gustado la recopilación, reordenación y aportaciones
    Dos: por qué compráis en amazon? No hay vicio mayor q ir buscando sin ayuda un libro por toda la libreria y dar con el en el lugar más recóndito. Eso que os perdeis!
    Y tercera y última: no he visto leismo por ningúna parte. Podrías dar un ejemplo de alguno que te hayas encontrado?

    ResponderEliminar
  6. Muy grande Molinos!!! grandes posts los suyos. Tu blog mola, me iré pasando.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, Molinos es muy grande.

    Gracias por pasarte y comentar, A Sandler.

    ResponderEliminar
  8. Molifansinnick, gracias por pasarte. Lo de Amazon es por vaguería y cuando vas a tiro hecho. Te cuesta menos y te lo mandan a casa. A mí me gusta ir a las librerías, los grandes almacenes son un caos absoluto.

    Ahora no tengo apuntado un ejemplo de leísmo, pero lo buscaré.

    ResponderEliminar
  9. Mira, por ejemplo aparece "Protegerles de los peligros que les acechan cuando son canijos es facilísimo". Sería protegerlos.

    Otro párrafo (entre paréntesis corregido): " Cuando tú pierdas la paciencia, les grites, les (los) castigues con razón, pero una razón que ellos no entienden. Cuando digas alguna crueldad innecesaria pero inevitable. Cuando no les (los) creas. Cuando les (los) acuses de mentir. Cada vez que te pongas hecho una furia. Cuando les digas que no porque estás cansado, cuando no les prestes atención porque estás ocupado con otra cosa. Cuando olvides preguntarles por su trabajo de plástica. Cuando no seas capaz de contestar a una pregunta o lo que contestes les haga sentirse asustados. Cuando hagas algo que les (los) lleve a pensar que prefieres a su hermano, cuando no valores un esfuerzo determinado. Cuando crean que no les (los) quieres y miles de cosas más que harás mal y que repercutirán en ellos.

    En fin, que yo también soy leísta y también cometo faltas (muchas).

    ResponderEliminar
  10. Gracias, niño, por la aclaración. Pensaba que esos usos del le estaban admitidos y que el leismo era otra cosa (ya sabes, lo de "te le dejo" y cosas de esas. Ni un día te acostaras sin saberuna cosa mas!:-)

    ResponderEliminar