36 a los 36

En nada cumplo treinta y siete que me parece un número muy feo, no sé por qué. Le he robado a Bichejo su idea de recapitulación del año por segunda vez. Muchas de las cosas que nombro aquí tienen su entrada correspondiente en el blog. Pero me daba vergüenza tanta auto cita así que no he puesto enlaces. Ahí van treinta y seis cosas de mi trigésimo sexto año de vida. No están todas las que son importantes, seguro, pero casi todas las que están son.
  1. Después de unos diez años de no ser ni la mitad de la gran mujer que fue y de un mes resistiendo lo impensable, mi abuela murió. Creo que tuvo más honras fúnebres y funerales que un jefe de Estado, pero esa es otra historia. Ya no tengo abuelos.
  2. El libro de Moli, su gestación, su evolución y la emoción de la publicación.
  3. Fui tía por tercera vez y me acaban de anunciar que lo seré una cuarta.
  4. Fin de semana largo en Vitoria y parte de La Rioja. Vitoria es una ciudad preciosa y además comimos tan bien como dicen los tópicos, si no mejor.
  5. Los cuarenta de ND con grandes fastos blogueros. Gracias otra vez a todos los que participasteis, blogueros o no.
  6. C monta en bici sin ruedines. Tiene mucha habilidad para los deportes.
  7. J lee estupendamente. Si me hubieran preguntado hace un año no me habría atrevido a asegurarlo.
  8. Primera exposición seria con niños. Prueba superada.
  9. El abismo laboral. Ahora ya estamos en otra fase, pero el año pasado hubo unos meses de muy poco trabajo y despidos en los que cada día quince y fin de mes eran desasosegantes. Con unas formas muy mejorables además.
  10. Y el de ND. Éste todavía está por decidirse, veremos qué pasa. Hasta ahora muchas noches de insomnio e intranquilidad. Pobre.
  11. Centrifugando, centrifugando, centrifugando. Me he visto en París, en Milán, yo sola con los niños en Madrid y ND en cualquier lugar del mundo, también he tenido momentos de velito negro… en fin, todas las combinaciones posibles (vender el piso, alquilarlo, dejarlo vacío…) cada vez que se apuntaba una oportunidad laboral fuera de Madrid.
  12. Quedadas blogueras espaciadas cada vez más. Muy requetemal.
  13. Momentos friki-fan con la promoción del Molilibro. Casi parezco la madre de la Pantoja pero ya me voy controlando.
  14. El más allá de la reposterexia: el panarrismo. Para este año en el que entro dejo la incursión en la masa madre que, aunque me da un poco de grimilla, sé que caerá cualquier día. Por ahora, mis chapatas y focaccias tienen gran éxito en casa. A ver si dentro de un año puedo contar que ¡por fin! he hecho un curso en Babette. O me compro una hucha.
  15. El taller de pan por webos fritos. Aprendí mucho, conocí gente y me lo pasé en grande.
  16. Sigo teniendo el blog bastante abandonado, aunque estoy intentando enmendarme.
  17. Cada vez leo menos. He pasado de ‘no encuentro nada que leer’ a ‘no me apetece nada buscar qué leer’. Confío en que será cuestión de encontrar un revulsivo pero a veces me da miedo porque empiezo a entender a Gordi cuando contaba esto.
  18. Mal en mi propósito de volver a ponerme estupenda. La parte buena es que aun con altibajos me voy manteniendo en un volumen razonable. Debería encontrar hueco para hacer algo de ejercicio, con eso bastaría. Pero soy tannnn vaga que sé que no lo haré.
  19. Mi tesooooro. Recién estrenados los treinta y seis recibí uno de los regalos que más ilusión me han hecho nunca. De ND, cómo no, que hace los mejores regalos siempre. Mi Kitchen Aid color rojo imperial que es más bonita que un San Luis ha llevado mi reposterexia a cotas desconocidas. Que os cuente él cómo me puse, no podía parar de moverme, se me iba a salir el corazón del pecho.
    Es o no es bonita, ¿eh?
  20. El curso de cocina italiana regalo de las blogueras. Aprendí mucho y me lo pasé fenomenal.
  21. Carmen. No sé exactamente cuándo empecé a leer su blog. Ni tampoco cuándo nos vimos en persona por primera vez. Pero sí que este último año ha sido en el que nos hemos visto más asiduamente. Otro descubrimiento. Y es tan divertida, o más, que en su blog. Si no lo leéis, tenéis que ir corriendo a verlo. Aquí.
  22. El concierto de Melody Gardot, en el que disfruté mucho. A ver qué traen este año a los veranos de la villa, que tenemos dos semanas sin niños que aprovechar.
  23. La gran cena en París. Toda una experiencia.
  24. El reencuentro con mi amiga P, a la que no veía desde hacía unos cuatro años. Como si no hubiera pasado el tiempo. Tal vez fuese lo mejor de París.
  25. Sonrisas y Lágrimas, el musical. A pesar de todas mis prevenciones y prejuicios me gustó mucho. Los niños se lo pasaron en grande.
  26. ¡P se casa! Es otra P distinta a la de París, se casa este verano con un tío estupendo y estoy muy contenta por ella.
  27. Como vaticiné el año pasado, no hemos visto casi nada a los Sheldon a pesar de su vuelta a los madriles. Mal.
  28. Mi lado oscuro farandulero sigue a pleno rendimiento. En una semana estreno la segunda obra de teatro en el cole de los niños. En función única (menos mal) y con director profesional. A ratos lo paso mal porque me pongo nerviosa pero luego me lo paso genial. Así que supongo que si se tercia el próximo año me vuelvo a embarcar.
  29. Me cambian los gustos, ¿será la edad? Cada vez me gusta más el vinagre y les estoy cogiendo el punto a las alcachofas, que hasta hace poco no me gustaban nada. Supongo que las espinacas seguirán sin gustarme nunca pero ya no me atrevo a asegurar nada. ¡Si hasta le empiezo a ver algo a Robert Downey Jr!
  30. Canas. Ya tengo más canas que pelo mío (empiezo a pensar que me las pone alguien, siguiendo la teoría conspiranoica de ND). Al menos en las zonas más visibles. De vez en cuando manejo la posibilidad de cortarme el pelo y dejarlo que salga a su aire. Luego no tengo valor.
  31. Se me han borrado las manchas de la cara. Lo descubrí por casualidad hablando de la BB cream, a la que voy a poner un monumento.
  32. Cambio de sitio en el trabajo. Sigo haciendo lo mismo pero rodeada de gente diferente. No me acabo de acostumbrar, soy una mujer de rutinas.
  33. Otro reencuentro. Con el Hermano E. No nos veíamos desde junio de 2008 cuando me cambié de trabajo. Fue corto y me quedé con ganas de más. La próxima con ND, que no se conocen y eso hay que arreglarlo. También tiene un blog que recomiendo. Aquí.
  34. C pasó su primera noche en casa de una amiga. Se hace mayor.
  35. No sé si atreverme a decir esto pero creo que me estoy cansando de tuiter. A lo mejor dentro de unos días lo retomo con las ganas de antes pero llevo unos días que no me apetece mucho.
  36. Los correos de los viernes. Los instituicionalizó Bichejo para manternernos al día y hay posibilidades de que durante el año que entra se conviertan en citas los miércoles para despellejar el ¡Hola!. Pero eso está en manos de la Gran Empresa.
Y con esto y un bizcocho acabo. El año que viene serán treinta y siete. Muchas van a ser, que ya me ha costado sacar treinta y seis cosas.

28 comentarios:

  1. Copiona!! El título, la foto...menos mal que cuentas cosas tuyas...XDD

    Me hace mucha ilusión ser parte de esas 36 cosas, y las que nos quedan por pasar...a ver si la Gran Empresa nos coloca en condiciones...

    Y las felicitaciones y eso (y los regalos...) tienen todavía que esperar un poquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Regalos, regalos, regalos ¿qué me vas a regalar? ¿eh? La verdad es que no estoy nada nerviosa... veremos esta noche.

      Eliminar
  2. Cuántas cosas! Espero que la próxima lista tenga muchas cosas buenas que contar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Como un curro super molón donde ganes una pasta y un viaje a NY?

      Eliminar
  3. Me hace mucha ilusión aparecer dos veces por un buen motivo y uno por uno regular..nuestras citas espaciadas.

    Y que sepas que me encanta que seas tan frikifan de lo de mi libro..y te lo agradezco infinito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las citas espaciadas no es regular, es fatalllll

      Eliminar
  4. Si no recuerdo mal, nos hemos visto seis veces en este año + 1 día que llevamos en Madrid. Cada dos meses. En número no está tan mal, pero sí echo de menos una charla de las nuestras que hace mucho tiempo que no tenemos.

    Me alegro del resto de cosas. Muchas felicidades. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Seis! ¡¡Anda ya!! y si son se me hacen pocas, como ves.

      ¡Ohhh! la boda de P será un buen momento para una de esas charlas, seguro. Siempre que reserve de una vez el hotel, que todavía no lo he hecho.

      Eliminar
    2. Para empezar nos podemos ir juntos en el coche a la boda de P.

      Eliminar
    3. Que conduzca Sheldonwoman y vamos preparando el discurso en el coche. Esta escena te la perdiste en tu boda pero fue grande.

      Eliminar
    4. Pues no sería mala idea, pero tenemos para eso tendríamos que volver a gestionar el endosamiento de los niños. Ya te contaré.

      Eliminar
    5. ¿Hay discurso? Yo le he preguntado más de una vez pero creo que no me ha contestado.

      Eliminar
  5. Ya he visto por tuiter que se acerca el gran evento reposterexico del año. Mis comentarios al respecto:

    1) Eres asquerosamente joven.
    2) Tus niños son monísimos, altísimos y supereducados. Estuve poco rato con ellos pero tuve que contenerme para no empezar a hacerles cosquillas, y parecer aún más patético de lo que soy.
    3) Estas estupenda de línea (ahora que no nos oye ND, a los hombres de mediana edad nos gustáis así).
    4) Si le regalo yo un robot de esos de cocina a mi santa, ya puedo hacer el petate.
    5) Muchas felicidades a la P que se casa (que creo que es la que conozco). Espero que el novio sea un tío verdaderamente estupendo porque ella lo es.
    6) Muchas gracias por recomendar mi blog, aunque no me lo merezco ¿hace 5 años que te cambiaste? Por ti no pasa el tiempo.
    7) Lo de ND se va a arreglar pronto y a la larga estoy convencido de que el cambio será para mejor. Mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por partes:
      1. De eso nada, solo me quedan tres para los cuarenta.
      2. No eres patético y se lo habrían pasado genial, les encantan las cosquillas.
      3. Gracias ;) Me gustaría mejorar un pelín para poderme poner cosas que ahora no puedo. Pero no me puedo quejar.
      4. Si no te gusta especialmente cocinar, es un regalo muy malo, sí. Lo bueno es que pesa mucho y no sirve de arma arrojadiza ;)
      5. Justamente esa P es. Y, aunque no le he visto mucho, él parece un tío estupendo sí.
      6. Cinco años sí, y sí que pasa. Tu blog está muy bien. Deberías actualizar más a menudo pero no seré precisamente yo quien te lo diga.
      7. Veremos, muchas gracias.

      Eliminar
  6. ZORIONAK!!!!

    Pero qué joven eres!! :-DDDD

    ResponderEliminar
  7. Creo que tenía que haberlo explicado, he dado por hecho que todo el mundo sabía de qué va la cosa. Hoy no es mi cumple. Es mañana. Y como hoy es mi último día con treinta y seis pues publico treinta y seis cosas importantes (o no tanto) de mi trigésimo sexto año de vida.

    De todos modos, Biónica, muchas gracias, me guardo la felicitación para mañana ;)

    ResponderEliminar
  8. ¿Cumples 37 muy pronto? Yo también.

    Somos asquerosamente jóvenes. Es tremendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que me entiendes. Los cumplo mañana, es prontísimo, ¡¡¡no puede ser!!!

      Eliminar
  9. Pues a pesar de que haya un par de cosas de pochez, el balance de los treinta y seis es bueno, ¿no? mañana ya te felicitamos todos en comandita :)

    ResponderEliminar
  10. Felicidadesssssss
    ¿ese chisme es como un aminippimer moderna no?

    ResponderEliminar
  11. Empieza a darme vergüencita que me citéis por lo de no leer, de aquí a carne de Gandía Shore va un paso :(

    Lo único bueno de esto es que a lo mejor te acuerdas de que nos conocimos en tus late 36.

    Un beso, rebonica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni uno solo de Gandia Shore podría escribir ni la mitad de bien que tú. Y es un olvido imperdonable no haberte puesto entre los treinta y seis. Shame on me :(

      Eliminar
  12. Muchas felicidades adelantadas, aunque si me espero media hora (qué desastre soy) ya casi que te felicito la primera!!.

    Y digo yo que cuando cumplas los 60 vas a tener que poner la plantilla extra-large ¿no?. A mí me encanta (y me asombra) que podáis hacer estas cosas de elegir ¡treinta y tantas cosas!. Yo sería incapaz (pero no por la cantidad ¿eh?, no tengas pensamientos malvados).

    Nos conocimos a finales de junio de 2012 tomando gambas en Guadarrama...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo junto treinta y seis cosas y tú te acuerdas de las fechas :)

      Creo que para los cuarenta, si sigo con esto, tendré que hacer que cada punto valga por dos años o va a ser imposible de escribir. ¡Y de leer!

      ¡Gracias por las felicidades!

      Eliminar
  13. Vengo desde el blog de Bich ¡Muchas Felicidades! ^_^

    Pasa un día estupendo y con muchos regalitos molones ;)

    ResponderEliminar