Desgraciaito enfurecido

Bueno, esta es una entrada más para las personas que seguís nuestras andanzas y no tenéis tuiter. El pasado 14 de mayo nos comunicaron a Dr Fiestas y a mí que nos echan el próximo día 29. Así que al final nos echan, sí. Era algo anunciado, aunque nunca plasmado definitivamente. Era vivir semana a semana con el miedo a que fuera la última, a que cualquier día nos llamarían para firmar. He estado durmiendo fatal. Y parece que ya desde que la incertidumbre inmediata ha desaparecido, duermo mejor.

Debe ser el hecho de tener un objetivo, de saber más o menos lo que tienes que hacer lo que me hace estar más tranquilo. Ahora mi propósito es intentar cobrar la mayor parte de la indemnización posible y el que mi despido sea improcedente. Y es más una cuestión de venganza que de dinero en sí, aunque por supuesto que el dinero es importante.

Llevo desde febrero pidiendo a las secretarias una reunión con el director anterior y con el actual. Petición a la que ni siquiera han contestado, no ya que la hayan rechazado, es que ni contestan. La notificación de despido me la hizo uno de administración de la empresa junto con mi jefe, que no es de la empresa, al lado. Ni siquiera se han dignado en decir algo como "lo siento, las cosas son así" y eso cuando en teoría el 1 de julio cumpliría 12 años trabajando aquí. No es que no crea que porque lleves tres meses no deban tratarte con un mínimo de decoro, que por supuesto que sí. Lo que me parece bastante vergonzoso es que nadie me haya dirigido la palabra ni nadie me haya comentado nada acerca del despido y sus razones. ¡Ah!, sí, han tenido el detalle de encargar un informe que les ha costado más de cuatro mil euros para justificar mi despido como objetivo. Para eso parece que sí que hay dinero...

Por eso ahora mi objetivo es la venganza. Un mini conde de Montecristo que tiene pensado hacer públicos todos los chanchullos en los que ha participado o de los que tiene conocimiento. Tal vez sea una venganza que no sirva para nada, tal vez no sea más que una picadura de mosquito en la estructura de cobro de comisiones, complementos y sobresueldos de la universidad, pero al menos que no se diga que no lo vaya a intentar.

De momento voy siguiendo los pasos legales y recopilando información y pasándosela a los abogados a ver qué me dicen. Por ahora solo respecto al tema de mi despido, pero me apetece que aparezcan más cosas, que al final esos cargos universitarios, que son más políticos que técnicos, vean alguna sombra por delante de sus magníficas carreras. Tampoco descarto pasar información a algún periódico o confidencial de internet porque además saber cómo se desvía el dinero de investigación en la Universidad en estos momentos de crisis puede que encuentre alguna resonancia.

No sé, no es el hecho de que me despidan. Es el hecho de que me traten como basura, como una cosa. No sé si la indignación será buena para esto o no, lo que sí que sé es que estoy indignado y con ganas de hincar el diente. Ya os digo que puede que eso no sea lo mejor para mí, pero de momento no lo descarto.

Yo pocas veces me enfado (creo), aunque cuando se me hincha la vena es difícil hacerme parar y tiendo a ser algo parecido a:

(Más por dentro que por fuera, tengo que advertir...)

Veremos qué pasa. Ya os iré informando.

En otro orden de cosas, parece que no estaré mucho tiempo en el paro, aunque eso no puede asegurarse nunca, pero parece que las perspectivas son buenas.

26 comentarios:

  1. Mucha suerte y mucho ánimo.
    Y sobre todo:

    ¡¡Dales caña!!

    ResponderEliminar
  2. Espero que hagas el mayor ruido posible y que destapes todo lo destapable.

    Que por fin te lo hayan dicho es casi un alivio y me alegra que por lo menos puedas dormir.

    Y la forma de decírtelo... lo del informe de 4.000 euros... no tengo palabras. Y claro que te tienen que tratar bien si llevas dos días en un sitio, pero es que además si llevas 12 años, se les debería caer la cara de vergüenza.

    Mucho ánimo, que todo se dé muy bien y mucha suerte para ese nuevo trabajo en perspectiva!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo peor de todo, en vez de intentar reflotarlo, encargar un informe que vale más de lo que NO le han querido pagar a otros que ya despidieron... en fin.

      Eliminar
  3. Muchas gracias, Loquemeahorro. Veremos qué se puede hacer.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento, de verdad. Véngate lo que puedas. Hazlo en nombre de todos los de escalas inferiores que ni siquiera tienen información para hacerlo.

    Lo que está pasando no tiene nombre. Hace unos meses, una profesora de universidad se quejó en los periódicos de que se enteró de su despido un sábado, cuando el cajero le advirtió que tenía un ingreso de 11.000 euros. Estaba de vacaciones y el martes le llegó el burofax informándole del despido.

    Y mucha suerte y ánimo con las perspectivas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Lo primero que nada te deseo suerte y que se confirmen cuanto antes las buenas perspectivas.

    Respecto a tu actual empresa, reclama todo lo que te corresponda, faltaría más. Francamente parecen unos impresentables, no se como has aguantado tanto.

    Yo de todas formas te recomendaría prudencia en cuanto a lo de ir levantando alfombras. No conviene crearse enemigos. Por propia experiencia te digo que la vida laboral es larga, y es fácil volver a encontrarse a "viejos conocidos", a no ser que cambies radicalmente de sector.

    ResponderEliminar
  6. Me remito al tema de la Universidad del País Vasco y el fraude del cobro de complementos de cierto departamento...

    Denuncia, por supuesto.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, NáN. Cuando ves que te tratan como si no fueras una persona, se pasa muy mal, pero allá ellos. El que siembra vientos recoge tempestades...

    Hermano E., es cierto que la vida es larga, pero la de toda esta gente que no ha visto un tren en su vida, supongo que irá por otro lado, aunque vete a saber... Gracias por el consejo.

    Biónica, supongo que la situación es similar en todas las Universidades.

    ResponderEliminar
  8. A mi me encanta verte enfadado! (bueno...preferiria que no te hubiese pasado esto)... pero la.venganza....a veces mola.

    Creo q si todos tiráramos de la.manta en vez de encubrir...de otro color nos luciría el pelo. Pero se que no siempre es posible.

    En cualquier caso...ánimo!

    un.beso

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómo sabes lo del informe con tanta precisión?, no me contestes. De correrías de universidades llevamos vistas unas cuantas en mi empresa, incluyendo lo de que vengan a que le desarrollemos un prototipo que presentan como hacho por ellos.
    Te digo al igual que todos, que por un lado qué h.p., y por otro, por fin puedes dormir, es peor lo de ver cómo todo se derrumba y esperar a saber cual es tu turno. Ojalá se materialice lo del nuevo trabajo.
    Venganza...será una picadura de mosquito para la empresa, valora lo que supone para ti. Pero la venganza se te servirá fría, creo que se cumplirá lo de sientate en la puerta de tu tienda y verás el cadáver de casi todos tus enemigos psar. Porque seguramente no será el de todos.
    Mucha suerte.

    ResponderEliminar
  10. Mucho ánimo y disfruta de lo que espero sea un corto periodo vacacional........
    Habla con el ëvole y que vaya preparando un " Salvando Trenes "
    Suerte !!
    caracola

    ResponderEliminar
  11. Lo de la universidad en España es indignante. Sólo te pido que pienses en las consecuencias antes de actuar y que te cubras las espaldas. Si eso lo tienes controlado, adelante.

    Sería bueno que a todos esos investigadores, directores, rectores y demás, cuyas bocas se llenan de progreso, futuro, I+D y demagogias varias, se destapen y se vea cómo viven a cuenta del dinero que ilusamente les damos los contribuyentes.

    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  12. Estoy con Sheldon, y añado, primero trinca la pasta de la indemnización. Y luego controla tener las espaldas cubiertas de cara a posibles consecuencias...y luego ya, a muerte.

    ¡Cuánta pasta se tira con eso de que es dinero público, es una vergüenza, que nos cuesta mucho ganarlo!

    ResponderEliminar
  13. Mucha suerte ahora y opino como HermanoE, se prudente y no te expongas de manera personal

    ResponderEliminar
  14. Bueno, por supuesto que me cubriré las espaldas. De momento la información que tengo será para forzarles a negociar el despido. Y según como vaya, pues ya veremos qué nos depara el destino...

    ResponderEliminar
  15. Dresde Mola, lo del informe lo sé porque he visto la factura. Ni más ni menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es tanto descaro no tienen el menor cuidado en guardar según que papeles.
      Ahora, que yo también conozco al trabajador rapiñando lo que puede, pretendo decir que lo que yo veo es la caradura generalizada.

      Eliminar
    2. Bueno, ya he escrito bastante sobre la opinión que tengo de la sociedad española...

      Eliminar
  16. No lo hagas. Utiliza la información que puedas tener para negociar dentro de la empresa pero no la escampes. No filtres. No lo hagas. Antes o después se volverá en tu contra y no podrás hacer nada para restaurar tu reputación. Te perseguirá para siempre. No lo hagas. Por favor.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por el aviso, Gordi. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  18. Por experiencia te digo que el mejor consejo es esperar a la indemnización, y luego al toro. Nunca te imaginas lo que pueden llegar a tergiversar o utilizar en tu contra en el caso si se diera el caso de un juicio :S
    Y para lo que necesites, aquí estamos.

    ResponderEliminar
  19. ¡Menuda panda de impresentables parecen los de tu empresa!, ¿no? La gente da mucho asco a veces. Te deseo toda la suerte del mundo para lo que venga!

    ResponderEliminar
  20. Me alegro de que puedas dormir ya, por fin. Yo estuve mes y medio desde que nos anunciaron el ERE de extinción hasta que nos dejaron quedarnos en casa y no se lo deseo a nadie.
    Ahora, después de 9 meses en paro, he encontrado un trabajillo a tiempo parcial en el mismo sector y con la misma categoría que tenía y, aunque gano poco, estoy encantada: puedo seguir con mis clases de euskera, me dejan trabajar desde casa y sigo teniendo tiempo libre para estar con mi hija. Si pienso en lo jodida que estaba hace un año...
    ¡ÁNIMO!

    ResponderEliminar