El Arte de la Fotografía Infantil

Permitidme unas reflexiones sobre lo que significa la palabra 'difícil'. Difícil no es una palabra estática, va cambiando de significado y de rango según las etapas de la vida del individuo. Cuando uno es pequeño, difícil es atarse los zapatos, aguantarse para hacer pis y cosas así. Cuando uno va creciendo le parece difícil montar en bici y luego hacerlo sin patines. Más adelante es difícil la carrera y, por supuesto, es dificilísimo ligar. Luego es difícil encontrar casa, pagar la hipoteca (o hipotecas), encontrar colegio (eso se merecería un post encabronado)... Pero el súmmum de la dificultad es conseguir hacer una foto en la que dos niños miren a la vez y, el máximo de dificultad, sonrían a la vez.
A esto, desde luego, ayuda grandemente las cámaras de fotos automáticas actuales que desde que pulsas el botón hasta que dispara pasa una eternidad y tienes que intuir un par de segundos antes cuando van a sonreir. Estas cámaras se llaman en inglés Point-and-shoot, aunque yo creo que deberían llamarse Guess-and-hope.
Bueno, ahora vamos a casos prácticos:

Caso A: Tengo el zoom puesto y estoy haciendo reir al niño sin mirar el encuadre:



Caso A-2: Tengo el zoom puesto, estoy haciendo reir al niño y se me mueve:



Caso B: Disparo cuando me mira y mientras hago la foto, se mueve:



Caso C: Uno ríe y el otro mira a Cuenca:



Caso D: He aprendido como va esto y pongo cara de foto:



Caso E: Parpadeo justo cuando me hacen la foto y...



Caso F: ¡¡Os juro que en algún momento ahí había alguien!!



En fin, la lista sería interminable. Afortunadamente hay veces que los astros se alinean:



¡¡Y luego, no satisfechos con esto queremos que nos toque la primitiva!!
Saludos.

1 comentario:

  1. Oye, estáis poniendo un nivel altísimo. Nos va a dar vergüenza escribir a los demás. Y vergüenza me da también no conocer a estos niños tan guapos (Celia era un bebé la última vez que la vi).

    ResponderEliminar