Crecen

Crecen. Ayer me preguntó C ‘mamá, mañana ¿qué hay de comer?’ ‘puré’ ‘y luego, de tenedor, ¿qué hay?’. Nos hizo mucha gracia. Recordándolo esta mañana comentábamos que C ya es muy mayor aun siendo tan pequeña. Y J también se hace mayor. ND ha contestado ‘no’ con un hilillo de voz y la cara transformada en terror a mi pregunta ’¿qué? ¿echas de menos tener un bebé en casa?’.

El caso es que se hacen mayores y me encantaría poder recordar un millón de cosas que sé que se me van a olvidar. Porque yo soy un desastre y porque ya se me han olvidado muchas. Es más, compré unos cuadernos, uno para J y otro para C, donde ir apuntando todo esto pero siguen en blanco. Como plomo del bolso van bien, eso sí.

Así que voy a hacer un poco de memoria de las cosas que me encantaría recordar siempre:
  • La cara de sorpresa que ponía C con menos de un año con los ojos muy abiertos y la boca haciendo una O muy cerrada.

  • Los primeros abrazos de J y los primeros besos de C.

  • Cómo se ríen los dos cuando ND les hace cosquillas en la cama y cómo le piden cosquillas ‘papá ¿nos haces así?’ y ponen los dos las manos amenazadoras de cosquillas que pone él cuando les persigue por el pasillo de camino a nuestra cama.

  • Las caras entre enfado y sueño cuando se levantan y su calorcito sobre mi regazo mientras se van despertando.

  • Cómo pedía J pedorretas después del baño dándose palmadas en la tripa con cara divertida.

  • C diciendo ‘mo’ cuando le preguntabas ‘¿qué es esto?’ señalando a un mono y J diciendo ‘no’ respondiendo a lo mismo. Cuando empezaban a hablar, claro.

  • Las explicaciones de C gesticulando mucho y con los ojos muy abiertos ‘mira mamá…’ y a continuación un incoherente razonamiento que a ella le parece de lo más lógico.

  • Las broncas que echa J a otros niños, en el parque por ejemplo si le quitan sus juguetes o le empujan, con su lengua de trapo pero con gesto muy enfadado y diciendo ‘no’ bien fuerte.

  • La primera vez que C me dijo ‘te quiero mucho, mamá’.

  • La sonrisa abierta de J cuando le haces el ruido del coche o del avión con el que esté jugando.
Ah!! y espero enmarcar en algún momento la fecha del día en que empezaron a levantarse más tarde de las siete de la mañana. (Que sea pronto, por Dios, o me quedo sin ND).

8 comentarios:

  1. me parecio una entrada mui tirna y divertida!!
    me suscribo!!
    pasate /os por mi nuevo blog
    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gutaaaaa!!!!!!!!
    Este verano me sentaré con mi amada quimica y me haré una lista como la tuya.
    Con casi 3 y con casi 6 lo de los madrugones por la mañana !!!!! y más en verano!!! lo doy por perdido.

    ResponderEliminar
  3. Oh, qué bien. Te voy a contar mi truco. Tb tenía un diario en el anio de bbaja maternal para apuntar cosas... algo hay, pero nunca suficiente. Lo q hice hace poco fue abrirle una dirección de email, así q a veces le pongo un email corto con lo q ha hecho hoy distinto. Ultimamente, se lo escribo a mi hermana q, como vive lejos tiene mono de sobri, y la pongo a Mini en cc (y al padre!).

    A mi me hace mucha gracia cuando aparece con cossas q no le hemos enseniado en casa, y me sorprende. Palabras, pasos de baile, no sé. El otro día estábamos en un restaurante y seniala a la cesta dodne estaban la mostaza y demas y dice "sauce". Nos reímos mucho pero tb nos corroboró en la idea de lo excéntrico de los menús de la guardería... salsa en ninios de 2 anios??? Ingleses! Les dan marmite (a eso me negué...)

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que estas cosas no se te van a olvidar, pero siempre está bien escribirlas

    ResponderEliminar
  5. Nosotros tenemos un cuaderno encima de la mesa de los sofas desde que nos casamos. Apuntamos de todo, sin criterio, un dia uno, otro dia otro...semanas sin apuntar nada..otras en que todos los dias. Cuando hacen o dicen algo nuevo siempre lo apuntamos, el primer diente que se le cayo a M., cuando se le paso la alergia a C, cada chorrada que nos cuentan...cuando se acaba el cuaderno compramos otro y asi poco a poco..es como un blog pero solo para nosotros.

    lo de los madrugones las mias tienen casi 5 y 6 y media y ya se levantan a las 9 o 9 y media...

    besos desde berlin para los dos

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida iieetaa, gracias por pasarte. Te visitaré.

    Consu's creo que la ide de Moli es mucho mejor pero yo no soy así de disciplinada. Aunque la que más me ha gustado es la de Di. Qué bonito lo de la cuenta de correo. Muy romántico.

    Di, guapa, ¿qué conio es marmite? Mi escasa cultura sobre lo british no llega ahí. Sí, también es muy chulo cuando llegan y te sorprenden con algo nuevo. Creo que la primera vez que nos pasó con C fue cuando nos dijo de corrido los días de la semana. Ah, no, me apunta ND que fue cuando nos cantaba las canciones del cole pero no sabíamos de qué iba la historia.

    A mí se me olvidan Juanjo. ND se acuerda de todo y a mí me da una rabia que se me olviden las cosas chulas. De las chorras, sin embargo, me acuerdo siempre.

    Tía Moli ¿cómo leches te cunde tanto el tiempo: lectura, blog, princezaz, planes chulísimos, cocina... y ahora nos cuentas lo del blog familiar en papel? No doy crédito. Espero que estés disfrutando de tus vacaciones.

    Nueve o nueve y media... el paraíso

    ResponderEliminar
  7. Muy bonita entrada.

    Es verdad que se hacen mayores y hay muchas cosas que se olvidan. Yo me acuerdo de cuando C ponía esa cara de sorpresa cuando vio una mariposa por primera vez en Santander y me acuerdo, aunque eso es aún actualidad, cuando J. para decir papá o mamá decía papapa papá? o mamamama mamá?

    ResponderEliminar
  8. Yo de lo que no me quiero olvidar es de las caras y de las risas. Están las fotos y lo vídeos, pero no es lo mismo... mi único consuelo es que mi abuela, que está muy vieja la pobre, no se acuerda de lo que ha comido hoy, pero si de todo lo que le pasó de niña, y de lo que hacía mi madre de bebé
    Tochi

    ResponderEliminar