Me voy...

Quedan escasos momentos para irme de vacaciones. El siempre merecido descanso es esta vez más merecido que nunca. Esta semana he terminado tres informes y ya los he entregado. He tenido que trabajar bastante duro para hacerlo y muchas veces me entran ganas de dejar las cosas sin terminar porque, a fin de cuentas, yo ya tenía las vacaciones confirmadas mucho antes de que me metieran a presión más trabajo del que podía procesar.

Es lo malo que tenemos los súperheroes, al final hacemos lo que tenemos que hacer y nunca nadie te lo agradece. Es más, has puesto un nuevo límite que marca hasta donde se pueden aprovechar de ti. La siguiente vez no serán tres informes sino cuatro y no serán dos viajes en las dos últimas semanas, sino tres.

De momento me voy y ya volveré, aunque en un principio pensaba que iba a tener un mes de septiembre más o menos libre ya se me ha ido llenando de tonterías. Me esperan a la vuelta un viaje a Atenas y otro a París. Ya tengo dos reuniones programadas con dos meses de antelación, tengo que realizar cinco informes que dejo pendientes y otro con fecha de inicio el 1 de septiembre... bufff!!! Espero cargar bien las pilas!!

Mi planning de vacaciones es el siguiente:
  1. Una semana en Ávila con mis padres y los niños. Anniehall se queda esa semana de Rodríguez.
  2. Dos semanas en Oporto (bueno, Vila Nova de Gaia) con la incorporación de Anniehall. Bacalhau, polvo dourado o lagareiro, lulas, carapaos... (ñam, ñam!!)
  3. Una semana en Escalona del Prado con mis suegros.
Y un par de días con los niños en Madrid para reincorporarme el 1 de septiembre a mis quehaceres cotidianos.

Voy a prescindir del ebook y voy a volver al analógico con una autobiografía de Chesterton que tengo empezada desde hace un tiempo, un libro de viajes de unos rusos por la américa de los 50 que se llama la América de una planta y, si me sobra tiempo, los relatos del padre Brown que tengo también empezados. Es curioso, pero todos son de la editorial El Acantilado.

Seguro que me lo paso bien y descanso, no tanto como quisiera, pero más que trabajando.

P.D: La foto del principio la hice desde la terraza de la casa de Oporto (es, más que nada, para dar envidia).

7 comentarios:

  1. Primera parte de la historia, me identifico con el agravante de que a 2 horas de la hora H todavía no he acabado.
    Segundo parte de la historia
    "la incorporación de Anniehall. Bacalhau, polvo dourado..." explica esto que no me ha quedado muy claro ¿O si?

    Pasadlo mu bien.

    ResponderEliminar
  2. Pasadlo muy bien.

    Yo me voy mañana dos semanas...pero el 16 estaré al pié del cañón. Los libros de colores salen de su letargo a mediados de agosto y no puedo escaquearme.

    Lo dicho..descansad

    ResponderEliminar
  3. Joder Annie, no te quejarás. El tío ha dicho "polvo dorado"...

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que ha dicho pulpo dorado, porque si no esto se está poniendo interesante :)
    Pasadlo bien, bueno a Annie ya se lo diré cuando la toque.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Polvo dourado, como bien dice Juanjo, es pulpo rebozado. Esperaba que Consu's, con sus amplios conocimientos idiomáticos de los que hace gala, diera con el significado correcto.

    Ya veo que a todos os da por pensar cosas raras... no os puedo culpar.

    Las lulas son calamares y los carapaos son chicharros.

    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Yo idiomas... pero si solo sé el guan, chu, fri y cuatro frases en los dialectos peninsulares para ligar cuando era joven?
    De todas formas esto me recuerda a lo del portugues y el "presunto serrano" con el jamon.

    Brnnnn Brnnn que me voyyyy

    ResponderEliminar
  7. ay, este metrosexual mesetario debería ampliar sus conocimientos lingüisticos peninsulares. Mucho catalán y mucho euskera pero de nuestro vecino Portugal poco. Tú te lo pierdes.

    ResponderEliminar