El mapa y el territorio de Houellebecq

Me he termminado de leer El Mapa Y El Territorio de Michel Houellebecq, premio Goncourt al igual que HHhH del que ya hablé. Este libro lo he visto promocionado por todas partes. No había leído nada de este señor, aunque me sonaba el nombre, pero uno no puede leer todo lo que le gustaría, ni siquiera una parte considerable. Por lo que he leído en wikipedia, ese faro de Alejandría moderno que guía a los internautas, ha habido cierta polémica con el libro porque el señor Houellebecq copió artículos de wikipedia para su libro infringiendo así los usos de copyleft de wikipedia. Una tontería porque describe lo que estaba haciendo el protagonista cuando consulta algo en internet.

También tacha al autor de políticamente incorrecto, crítico con los restos de mayo del 68, misógino, decadente, reaccionario e islamófobo. Así que, visto a posteriori, tiene todas las cartas para gustarme. Y me ha gustado, aunque con algún reparo.

El libro narra la vida de un artista llamado Jed Martin, nos cuenta desde sus inicios con algún flashback a su infancia hasta su fin. Aparece Houellebecq como personaje del libro. En HHhH también aparecía el autor como personaje, pero eran sus pensamientos sobre la redacción de la novela. En este caso es un personaje, personaje. Esa parte me parece que está muy bien y es bastante ingeniosa y divertida. Se retrata a sí mismo como alguien inadaptado, huraño, incapaz de tener relaciones sociales, con micosis en los pies... como no lo conozco, supongo que será un retrato exagerado y humorístico de sí mismo en relación con todas las controversias anteriores.

Tampoco quiero desvelar nada de la trama del libro, pero hay un punto mediada la novela en la que el pintor deja de ser protagonista y aparecen unos policías que me parece que es un añadido ahí en medio que no tiene nada que ver con nada del resto del libro y el protagonista aparece tangencialmente. De igual manera, hay una relación sentimental que tampoco creo que esté bien terminada o resuelta. Creo que hubo un momento en que la autoparodia se le fue de las manos y queda un poco fuera de sitio.

Me ha gustado bastante y ya leeré alguna cosa más suya. Además, comparte mi incomprensión por Picasso en párrafos como este:

"El retrato de Dora Maar que hizo Picasso, ¿acaso no nos importa un pepino? De todos modos Picasso es feo, pinta un mundo horriblemente deformado porque su alma es fea, es todo lo que se puede decir de Picasso, no hay ninguna razón para seguir favoreciendo la exposición de sus lienzos, no tiene nada que aportar, no hay ninguna luz en él, ninguna innovación en el modo de organizar colores o formas, en suma, no hay en Picasso absolutamente nada que merezca señalarse, sólo una estupidez extrema y un pintarrajeo priápico que puede cautivar a algunos sexagenarios con una cuenta abultada en el banco. El retrato que hizo Van Dyck de Ducon, que pertenecía al gremio de comerciantes, ya es otra cosa; porque a Van Dyck no le interesa Ducon, sino el gremio de comerciantes. En fin, es lo que yo interpreto en sus cuadros, pero quizá patino totalmente, de todos modos si mi texto no le gusta no tiene más que tirarlo a la basura."

"Se levantó, dio la vuelta al lienzo hacia el lado del bastidor. Setecientos cincuenta mil euros…, se dijo. No tenía ningún sentido. Picasso tampoco tenía ningún sentido; todavía menos, probablemente, si es que se puede establecer una gradación en la falta de sentido"

Una nota sobre la traducción: es leísta hasta el punto de hacer daño a los ojos. No es que yo sea el purismo en cuanto al tema, pero si yo lo he notado y me ha molestado, otros lectores más avezados pueden sentirse molestos.

Un par de citas más:

"De un modo más general, era un período ideológicamente extraño, en el que todo el mundo en Europa occidental parecía convencido de que el capitalismo estaba condenado, e incluso condenado a corto plazo, de que vivía sus ultimísimos años, sin que por ello los partidos de ultraizquierda consiguieran seducir a alguien más que a su clientela habitual de masoquistas huraños. Un velo de cenizas parecía haber envuelto los ánimos"

"nada había cambiado. Por otra parte, no había ninguna razón para que algo cambiase: el pueblo permanecía estático en su perfección rural de destino turístico, permanecería así por los siglos de los siglos, con el discreto añadido de algunos elementos de confort vital como las conexiones de Internet y los aparcamientos; pero sólo podría permanecer así si había allí una especie inteligente para mantenerlo, para protegerlo de la agresión de los elementos, de la voracidad destructora de las plantas."

"Es imposible escribir una novela, le había dicho Houellebecq la víspera, por la misma razón que es imposible vivir: debido a las pesadeces que se acumulan. Y todas las teorías de la libertad, desde Gide a Sartre, no son sino inmoralidades concebidas por solteros irresponsables. «Como yo», había agregado, acometiendo su tercera botella de vino chileno."

Os la recomiendo. Ahora estoy nuevamente con Thursday Next gracias a Bichejo que me ha dejado el libro lleno de exlibris y firmas, no se da cuenta de que a lo mejor así vale más en el mercado negro...


18 comentarios:

  1. Jajaja, (risa nerviosa pensando en mi libro en el mercado negro)...al menos el tuyo lo puedo vender como si fuera nuevo!!

    Esta novela de momento me la salto.

    ResponderEliminar
  2. A mí me gusto bastante la novela, en general me gusta mucho Houellebecq, pienso que hace unas reflexiones sdobre la sociedad que hoy pocos se plantean. La carrera del pintor ptotagonista, por ejemplo, es para mí significativa de cómo hemos perdido el control sobre nuestra estética y somos capaces de admirar un mapa, por ejemplo, pero despreciar lo que representa, el territorio. Matar por el retrato de un escritor que tiene un gran valor en el mercado pero despreciar su obra y ya no digo su persona... Cosas así, la verdad es que Houellebecq da mucho en que pensar.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo se puede consentir una traducción leísta? A mí también me queman los ojos cuando veo ese tipo de cosas. Un montón de veces me tengo que morder la lengua para no corregir a la gente de mi círculo en su forma de hablar y no parecer una estúpida metomentodo. Pero por ganas lo haría.

    Me parece que este libro va a ser un poco denso para mí. El rollo ese de la paranoia con los policías y demás no me gusta demasiado.

    Pero me encantan tus reseñas.

    Yo estoy leyendo un libro que recomendó MOLI en su blog , se titula : Un matrimonio feliz de Rafael Yglesias.

    Por cierto, cómo haces para poner el libro que estás leyendo en tu blog? Me parece una idea genial y no consigo hacerlo!!

    Un saludo y gracias!

    ResponderEliminar
  4. Pero por el libro nuevo, bichejo, no vas a conseguir más que por el libro autografiado por la bloguera Bich... ;-)

    Miguel, a mí también me gustó y la reflexión sobre el mercado del arte y lo absurdo de todo mientras el protagonista va como pasando por la vida me parece bastante buena.

    Croke, es un mal que abunda. En el que me estoy leyendo ahora también pasa y me pone de mala leche. Una cosa es que yo pueda confundirme o no saber, pero alguien que se dedica de forma profesional... ya me cuesta más entenderlo

    Lo de poner el libro se hace añadiendo en la parte de diseño un gadget que es añadir imagen. Ahí pones la imagen de la portada y puedes poner un link a la editorial o a donde quieras.

    ResponderEliminar
  5. Gracias!!!! LE voy a intentar a ver qué LE pasa .... muahahahahahahhahahahaha

    ResponderEliminar
  6. Houellebecq pone muy de los nervios a la progresía correcta - que ni es progresía ni es correcta -, y se las lleva de todos los colores. El Goncourt yo creo que se lo han dado muy merecidamente.

    ResponderEliminar
  7. Justo hoy me he leido "Las partículas elementales" y tampoco había leido nada de él hasta ahora.

    ResponderEliminar
  8. No he leído este libro y por lo tanto no he avanzado en la lectura del post.
    Sí leí "La posibilidad de una isla" y me pareció bastante interesante. Más por la forma de contar las cosas que por la novela en sí.
    Volveré a Houellebecq el día menos pensado.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, Carmen. Esa antipatía del buenismo me lo hace bastante más simpático, la verdad.

    Pseudosocióloga, leeré tu reseña y si te ha gustado lo añadiré a mi (interminable) lista de pendientes.

    Hombre Revenido, apunto ese también. Intento no destripar nada en el post, pero si tienes intención de leerlo haces bien en parar porque uno nunca sabe si dice demasiado o demasiado poco...

    ResponderEliminar
  10. Año y medio después la estoy leyendo, por qué? Porque soy una frívola y el título no puede ser más bonito...

    Lo de Picasso ya lo he leído y el último párrafo también, así que supongo que en breve llegarán los policías. No me gusta nada el autobombo del autor como personaje, un horreur

    ResponderEliminar
  11. Pues a mí es de lo que más me gusta, fíjate. Hasta que se le va de las manos, como he dicho en este post de hace año y medio, sí...

    ResponderEliminar
  12. Pues pienso seguir comentando aquí mis impresiones, que lo sepas. Fdo. La indomable XDDD (estoy autodescojonada)

    ResponderEliminar
  13. Todos los días a las tres... si ella quiere... XD

    ResponderEliminar
  14. La Indomable informa: ya han llegado los policías. Me quedan unas 80 páginas para terminar el libro, supongo que esto me acabará llevando a algún sitio, de momento no lo veo. Me está gustando, estoy bastante enganchadilla, pero no consigo saber qué es lo que me quiere contar. Esta tarde informo otra vez…si quiero. Que para eso soy la Indomable.

    ResponderEliminar
  15. Terminado. Me ha gustado, pero ya. No va a ser un libro memorable para mí, en un par de años, lo recordaré vagamente. Está bien, es una lectura entretenida y bien escrito. El leísmo no me resulta muy molesto, pero porque yo soy bastante leísta.

    ResponderEliminar
  16. Pues eso, que está bien. A mí la parte de la policía y todo eso me parece grotesca, demasiado violenta e innecesaria, pero para gustos hay colores.

    ResponderEliminar