HHhH y el nacionalismo

Hoy os traigo dos libros por el precio de uno. bueno, uno es muy cortito y el otro es muy larguito, así que la media sale a dos libros. El largo es HHhH de Laurent Binet y el corto es un ensayo sobre el nacionalismo de George Orwell.

El primero es una novela, una novela sobre la segunda guerra mundial, una novela sobre Reinhard Heydrich y sobre la operación Antropoide que se montó por parte del gobierno checo en el exilio para matarlo. Sé que ya he perdido a la mitad de mis escasos lectores bibliófilos, pero para los que hayáis llegado hasta aquí os digo que es mucho más. El autor también es protagonista de la novela y cuenta como se enfrentó a ella. Tardó diez años en escribirla, se documentó, hizo y rehizo la novela innumerables veces.

La historia es impresionante, de no ser porque es verdad, parecería inventada. Cualquiera que sea un apasionado de la IIGM se la sabe, pero para los que no os cuento algunas cosas: Heydrich es el segundo de Himmler con aspiraciones de subir en el escalafón, es infinitamente cruel y es el encargado de la red de información de las SS. Es nombrado protector de Bohemia Moravia y reina allí como amo absoluto. Descabeza a la resistencia checa y está tan seguro de su absoluto dominio que muchas veces se pasea en su coche descapotable sin escolta.

Por otro lado están los paracaidistas checos en Inglaterra que son enviados con la misión de matarlo, la resistencia checa, el traidor. Lo tiene todo.

Pero lo que tiene además es esa intromisión del autor que intenta no dar ningún dato que no sea contrastable y cuando lo hace se lamenta por ello, pero hay veces que a posteriori y otras para la acción como narrador. Es algo distinto y que te hace meterte dentro del libro de cabeza, aunque pudiera parecer que tendría que ser al contrario. Ese juego del escritor que se declara totalmente fiel y consternado por no deformar la realidad y a la vez lo hace y hay veces que te lo dice y veces que te tiene engañado me ha gustado muchísimo.

Además está dividido en capítulos cortos que hace que siempre quieras leer uno más y luego otro y otro...

Si queréis, aquí tenéis una entrevista con el autor y aquí un artículo de Vargas Llosa sobre la novela. Son casi 500 páginas y me lo he leído en dos días y medio.

Os pongo un fragmento y no me digáis que de leerlo no os entran ganas de leerlo:

"Volví luego con Aurelia a una hora en que la iglesia estaba abierta y pudimos visitar la cripta.
Y en la cripta estaba todo.

Estaban las huellas, aún terriblemente frescas, del drama que se había consumado en aquella sala apenas sesenta años antes: el reverso de la claraboya que se ve desde el exterior, el túnel excavado unos pocos metros, los impactos de las balas en las paredes y en el techo abovedado, dos pequeñas puertas de madera. También había unas fotos con los rostros de los paracaidistas, estaba el nombre de un traidor en un texto redactado en checo y en inglés, había un impermeable vacío, un morral, una bici, todo ello reunido dentro de una vitrina, por supuesto había una metralleta Sten, de esas que se encasquillan en el peor momento, había mujeres evocadas, había imprudencias mencionadas, estaba Londres, estaba Francia, había legionarios, había un gobierno en el exilio, había un pueblo con el nombre de Lidice, había un joven centinela que se llamaba Valčík, había un tranvía que pasa, también éste, en el peor momento, había una máscara mortuoria, había una recompensa de diez millones de coronas para el hombre o la mujer que delatase, había cápsulas de cianuro, había granadas y gente para lanzarlas, había emisoras de radio y mensajes codificados, había un esguince en el tobillo, estaba la penicilina que sólo se podía conseguir en Inglaterra, había una ciudad entera bajo el poder de aquel a quien apodaban «El Verdugo», había banderas con la cruz gamada e insignias con calaveras, había espías alemanes que trabajaban para Inglaterra, había un Mercedes negro con un neumático reventado, había un chófer, había un carnicero, había dignatarios alrededor de un ataúd, había policías inclinados sobre unos cadáveres, había represalias terribles, estaba la grandeza y la locura, la debilidad y la traición, el valor y el miedo, la esperanza y la pena, todas las pasiones humanas estaban reunidas en unos pocos metros cuadrados, estaba la guerra y estaba la muerte, había judíos deportados, familias masacradas, soldados sacrificados, había venganza y cálculo político, había un hombre que, entre otros, tocaba el violín y practicaba esgrima, había un cerrajero que nunca pudo ejercer su oficio, estaba el espíritu de la Resistencia que se quedó grabado para siempre en esos muros, estaban los rastros de la lucha entre las fuerzas de la vida y las de la muerte, estaban Bohemia, Moravia, Eslovaquia, estaba toda la historia del mundo contenida dentro de unas pocas piedras.
Fuera había setecientos SS."

Me dejo muchas cosas como la matanza de Lidice o la situación de Beneš, presidente en el exilio de Checoslovaquia, pero todo está en el libro. Una grandísima lectura para aquellos a los que les gustan los libros de la IIGM y me atrevería a decir que también para los que no. Por cierto, la foto es de la curva donde se produjo el atentado.

El otro libro es un ensayo sobre el nacionalismo de Orwell. Es muy cortito, era un artículo de una revista, y habla sobre el nacionalismo tal como él lo define que es:

"By ‘nationalism’ I mean first of all the habit of assuming that human beings can be classified like insects and that whole blocks of millions or tens of millions of people can be confidently labelled ‘good’ or ‘bad’. But secondly — and this is much more important — I mean the habit of identifying oneself with a single nation or other unit, placing it beyond good and evil and recognising no other duty than that of advancing its interests." Que traduzco como: por nacionalismo quiero decir en primer lugar el hábito de asumir que los seres humanos pueden ser clasificados como los insectos y que bloques enteros de millones o decenas de millones de personas pueden etiquetarse con seguridad como 'buenos' o 'malos'. Pero en segundo lugar -y esto es mucho más importante- quiero decir el hábito de identificarse uno mismo con una nación u otra unidad, poniéndola más allá del bien o del mal y reconociendo ningún otro deber que aquel de conseguir sus intereses.

Con esta definición mete en el término nacionalista no solo a los tradicionales, sino también a comunistas, pacifistas, catolicismo, antisemitismo.

Tiene una definicion más que para no cargaros ya os pongo traducida sobre patriotismo: El nacionalismo no debe confundirse con el patriotismo. Ambas palabras se usan habitualmente de una manera tan vaga que cualquier definición puede ser atacada, pero uno debe dibujar una distinción entre ambas, dado que hay involucradas dos ideas incluso opuestas. Por patriotismo entiendo devoción a un lugar particular y a un modo particular de vivir que uno cree que es el mejor del mundo, pero no tiene ningún deseo de forzar a otras personas a admitirlo. El patriotismo es en esencia defensivo militar y culturalmente. El nacionalismo, por otra parte, es inseparable del deseo de poder. El propósito permanente de todo nacionalista es conseguir más poder y más prestigio, no para él, sino para la nación o cualquier unidad en la que él ha escogido sumergir su propia individualidad.

En fin, muy cortito y muy interesante. Tienen un tema en común dado que los checos de la novela son patriotas, mientras que los nazis son nacionalistas y se ve claramente la diferencia y como se ajustan a esas definiciones. Hala, Ahí los tenéis!




10 comentarios:

  1. Dios, soy tan lers!!
    Estaba convencida de que me habías dicho el título del libro y que mi linda cabecita rubia lo había olvidado…y resulta que el título son las letras!!
    500 páginas en dos días y medio…estás de vacaciones o te autistas para leer según llegas a casa??

    ResponderEliminar
  2. Me autisto bastante, la verdad. Eso le da rabia a Anniehall porque ella no tiene ese super poder, pero la verdad es que un día me desperté (bueno, me despertó cierto individuo pequeñito) a las 5 de la mañana y estuve leyendo hasta las diez y pico y al día siguiente también me despertó pronto...

    Pierdo vida por dormir poco, pero gano sabiduría.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante el libro de la IIGM, y eso que no soy lectora histórica, para nada. Siempre pensé que los libros de ese tipo son densos y difíciles de comprender, pero en el fragmento que pusiste no se aprecia dificultad, al contrario, entendí perfectamente y podía ir imaginándome las cosas a medida que avanzaban los renglones.
    Creo que me lo voy a apuntar a mi lista de pendientes.
    Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues de nada, Croke. Es un libro muy entretenido, aunque a mí sí que me gustan los libros de la IIGM y seguramente sea partidista, pero lo recomiendo porque me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. Vaya libros densitos y para pensar, pero tienen ambos muy buena pinta.
    Lo del nacionalismo me interesa bastante, nunca pensé que estando de Erasmus discutiría mucho más con los nacionalistas que por las diferencias izquierda-derecha.
    Creo que deberías hacer un spin-off del blog sólo para libros y dedicarte semiprofesionalmente ;)

    ResponderEliminar
  6. Lo del spin off es para no dar la brasa aquí, verdad? ;-)

    Podría ser, sí, lo que pasa es que entonces el blog se actualizaría mucho menos...

    ResponderEliminar
  7. Sí me gusta la 2ª Guerra Mundial, y conozco el episodio. El libro trae muy buenas críticas, a las que se añade la tuya. Gracias, lo leeré, pero a otro ritmo, porque no hay quien te siga.

    No estoy muy de acuerdo con el comentario que haces sobre la cita en inglés de Orwell, que se puede meter en el mismo saco a otros "...istas". Si hablara de fanatismo tal vez sí, porque un fanático puede serlo de casi cualquier cosa. O si hablara de la alienación de la masa, quizá te daría la razón. Pero el nacionalismo prospera en la comparación. Ellos se sienten superiores en tanto determinan que hay alguien inferior al que deben someter porque lo desprecian, no porque piense diferente. Esto no lo encuentro en el pacifismo ni en el catolicismo, y quizá tampoco en el comunismo - aunque sí en el estalinismo, tan antisemita como el nazismo. Nuestros nacionalismos autóctonos no quieren la independencia, sino ser españoles de primera, que es muy distinto - no hablo de los bestias de ETA. Y se empieza por los distingos y se termina comprendiendo al einsatzgruppen.

    Dicho de otro modo, si solo hubiera una nación y una raza, no existiría el nacionalismo, pero sí podría existir el comunismo. Y si solo hubiera una religión, sí podría existir el catolicismo o el islamismo.

    Es sólo mi opinión. Que también la doy para pedir que no haya spin off.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo, Carmen. En el ensayo define mejor qué entiende por catolicismo político (básicamente Chesterton) y por pacifismo dejando de lado a las personas de buena voluntad.

    Su definición de nacionalismo es más amplia que la 'académica', pero le sirve para destacar muchas similitudes entre todas estas manifestaciones políticas en las que el yo se diluye en la masa omnipotente y los buenos somos nosotros y los malos los otros. Actual y triste a partes iguales.

    ResponderEliminar
  9. que no es que no te lea, que te leo, pero es que lo de la palito palito gm me supera.
    voto por el spin of

    ResponderEliminar
  10. Consu's, pues lees un poco entre líneas porque yo creo que este libro está muy bien incluso obviando la parte de la IIGM

    ResponderEliminar