Las Críticas Acompasadas de Clandestino Menéndez

Me he leído casi del tirón un libro que me recomendó Miguel Baquero de su amigo Clandestino Menéndez. Me hizo una 'sugerencia' amistosa tipo el padrino y yo, que soy muy bien mandado, le hice caso. Me he comprado en Amazon 'Cuadernos Críticos 2' por 3 euros.

¿Que por qué el dos y no el uno? Pues porqQUE ME EQUIVOQUÉ! vale? No me di cuenta y le di a comprar el dos en vez del uno. Cosas que pasan.

Clandestino Menéndez hace 'críticas acompasadas' de los bestseller de moda. Esto de la crítica acompasada, según dice es ir haciendo la crítica a la vez que se lee el libro. Son críticas completamente spoilers, así que si alguien tenía intención de leerse el libro... que no se lea las críticas. De todas formas, no creo que a quien le guste el libro le vaya a gustar la crítica y viceversa.

Los libros que pasan por sus manos en este volumen son:
  • Ángeles y Demonios de Dan Brown
  • Pasiones Romanas de Mª de la Pau Janer
  • Harry Potter y el misterio del príncipe de J.K. Rowling
  • Déjame que te cuente de Jorge Bucay
  • La Catedral del Mar de Ildefonso Falcones
  • Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson
  • Historia del rey transparente de Rosa Montero
  • El Símbolo Perdido de Dan Brown
  • La casa del propósito especial de John Boyne

De todos esos yo me había leído el de Ángeles y Demonios, Harry Potter y los hombres que no amaban a las mujeres. No puedo estar más de acuerdo con sus críticas. Aunque lo que es verdaderamente notable es el humor. Me he reído muchísimo leyendo sus cuitas y poniendo de manifiesto los absurdos de este tipo de literatura, los lugares comunes, las incongruencias, las descripciones. Es divertidísimo y engancha. Cuando empiezas una crítica acompasada no puedes parar hasta que la terminas.

Su principal queja, lo que quiere dejar de manifiesto es que eso que nos están vendiendo como literatura no lo es. Denuncia la infantilización del público lector al que se le cuela cualquier cosa que no le haga pensar, que sea puro pasatiempo sin reflexión. Algo parecido a ver la tele, entretenimiento sin enseñanza o con unas tan obvias que degradan al lector, o lo que es peor, a la literatura. No es lo mismo, aunque estén ambos impresos, Ángeles y Demonios que Diario de la Galera, que me estoy leyendo ahora. No es lo mismo escribir para ganarse la vida, cosa totalmente respetable, que escribir como necesidad, no es lo mismo. Ser escritor es otra cosa. Pasa un poco como con los helados italianos y los que venden en España. Los dos se llaman helados, pero son dos cosas distintas, solo tienen en común el nombre.

Ya digo que por casualidades de la vida me estoy leyendo un libro de Imre Kertész en el que se incluyen sus anotaciones para la escritura de su libro 'Sin Destino' y los sufrimientos que este libro le provoca, como le destroza la vida, pero a pesar de ello tiene que escribirlo. Pues eso, que es otra cosa, no es lo mismo lo que escribe Dan Brown que lo que escribe Kertész, aunque ambos sean libros.

Os pongo algunos párrafos

"Qué diferencia con el vero arte de la novela, una de cuyas reglas, quizás la principal, exige que el autor «presentice», es decir, haga presente ante el lector un segundo mundo, le dé cuerpo, forma, bulto y consistencia... Esto, justo en el otro extremo, es una sucesión de descripciones hechas de mala gana y por compromiso, con material de saldo. ¿Qué significa que una cosa es «increíblemente» futurista o que «parecía una especie de»? En fin, el caso es que el muerto y su hija, de nombre Vittoria, han creado la antimateria, así como Dan Brown ha creado la antinovela."

"Langdon aprovecha el breve trayecto para explicar unas cuantas cosas sobre el Vaticano, sin duda con ánimo de dejar admirada con su saber a la chica que tiene al lado. Se nos cuenta, por ejemplo (pág. 145), que el Vaticano es «el país más pequeño del mundo», junto con otras curiosidades que parecen sacadas de un calendario zaragozano o de un «¿sabías que...?» del Pronto."

"Es fama que hay algunos libros, pocos, que cambian los esquemas vitales de una persona, otros que hacen pensar, que abren los ojos a otra realidad, que enseñan algo... La mayoría de los libros son útiles y buenos. Otros, sin embargo, como este que aquí cierro aunque queden solo veinte páginas, el libro más vendido de los que circulan hoy, te dejan en el cuerpo la misma sensación de quien se ha pasado toda una tarde explotando papel de burbujas. Esa misma. Esa. Esa."

"La pág. 80 destaca por su tono sentencioso. Extraigo las siguientes perlas: «ignorar no significa no imaginar»; «la memoria viste el pasado»; «cuando vivimos, es suficiente el afán de vivir». Aquí las expongo por si alguien las quiere utilizar para su escudo nobiliario."

"Dicen de los bestsellers al uso que su principal virtud es que los lectores se identifican con ellos, que lo que cuentan resulta cercano y familiar… ¿Cómo no va a resultar cercano y familiar, pregunto yo, si lo habremos leído, antes que ésa, doscientas treinta veces?"

"Debido a ello, se ve obligada a comprar un ordenador nuevo. Salander se debate en la duda, «maldita sea, necesitaba un aparato rápido y moderno». Finalmente, «se fijó en la mejor opción imaginable: el recién lanzado Apple PowerBook G4/1.0 GHz, CPU de aluminio, provisto de un procesador PowerPC 7451 con AltiVec Velocity Engine, 960 Mb RAM y un disco duro de 60 Gb. Disponía de BlueTooth y de un grabador de cedes y deuvedés incorporado. Lo mejor de todo era que tenía la primera pantalla de 17 pulgadas del mundo de los portátiles, además de una tarjeta gráfica NVIDIA y una resolución de 1440 x 900 píxeles que dejaba atónitos a los defensores de los PC, y que desbancaba a todo lo existente en el mercado hasta ese momento (…) Costaba treinta y ocho mil coronas más IVA». Lo confieso, nunca antes había leído nada igual. Quiero decir, en un libro; en los catálogos del MediaMarkt sí, muchas veces."

Pues, hala, a leerlo! Divertidísimo. Os lo recomiendo. Creo que también lo hay en formato convencional, aunque es más caro.


6 comentarios:

  1. Blogger hoy no me ama y me ha borrado un comentario muy largo y sesudo sobre el tema. Muy resumido: todo es cuestión de expectativas. No se puede juzgar por el mismo estándar a Dan Brown y Truman Capote, por ejemplo...

    Era un comentario chulísimo y muy largo...creo que voy a hacer un post

    ResponderEliminar
  2. Si eso es lo que digo yo. No están al mismo nivel, pero ambos son escritores. Igual que Eiffel y yo no estamos al mismo nivel y los dos somos ingenieros, pero no es lo mismo.

    Lo siento por ese sesudo comentario, pero si te da para un post, pues mira qué bien!

    ResponderEliminar
  3. Juas, recuerdo que en el párrafo del ordenador de los hombres que no amaban a las mujeres pensé lo mismo, y además añadí "pues para ser una super hacker, ese ordenador es una mierda, Lisbeth"·

    En parte pienso como Bich, creo, hay determinados momentos en los que necesitas simplemente eso, entretenimiento vacío, un rato de ocio casi televisivo. Leer es algo muy íntimo, y que podamos elegir lo que más se adecue a nuestras circunstancias nunca será algo malo. Al fin y al cabo que sea un best seller significa que se ha vendido mucho, por lo tanto que le ha gustado a mucha gente, y para que algo guste a mucha gente, debe ser facilón, porque con un mayor grado de dificultad ya no estarías accediendo al mismo público, que será probablemente más exigente, pero también más reducido.

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy de acuerdo con Bichejo (lo poquito que ha podido decir). No vas a comparar una película de Esteso y Pajares con los hermanos Cohen, pero al final es cine. Uno ya sabe, más o menos, lo que se va a encontrar. Y con todo, creo que es mejor que se lea eso a que se vea la tele. Yo creo que la tele, tal y como está planteada - noticiarios incluídos - embrutece mucho más.

    De todos los libros que citas no he leído ninguno, aunque supongo que si me encuentro con una cosa como lo del ordenador, tiraría el libro por la ventana. Sin contemplaciones.

    ¿Qué tal Kertesz? Me espero ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Vamos a ver que no se me entiende...

    Lo que dice el señor Menéndez es que una cosa es la sencillez y otra las limitaciones narrativas. Cuando alguien dice, como Dan Brown, 'era increíblemente futurista' está engañando al lector.

    Yo no voy contra los best sellers, soy lector de ellos, pero los hay, como los que cuenta aquí, de vergüenza ajena.

    Kertesz va, poco a poco porque es muy denso.

    ResponderEliminar
  6. Se te entiende bien, no creas. Me espero :-)

    ResponderEliminar