Segundo de Thursday Next

Ya os dije en mi último y soporífero post de libros que después de Libertad necesitaba algo entretenido y emocionante. Y vaya si lo he encontrado! Este libro me ha gustado más aún que el anterior. Es maravilloso. Es un libro lleno de libros y de referencias a más libros y a sus personajes, muchos de los cuales, además, cobran vida en la novela. Es un regalo para el lector que ama la literatura.

Por lo que he visto por ahí, este libro se vende como literatura juvenil, pero yo creo que es un error. Es cierto que es un libro de aventuras, pero tiene tanto detrás que no creo que un chaval tenga el bagaje para poder entender la mitad de las cosas, aunque es posible que ante la lectura de los personajes y libros que aparecen, le podría dar por leerlos (sigue soñando).

El personaje central sigue siendo Thursday Next, detective literaria en OpEspec. Los libros se siguen con pasión y se falsifican y hay sectas y grupos de presión como los Shakespirianos. Es un mundo paralelo en el que sigue la guerra de Crimea contra los rusos y Alemania ocupó Inglaterra durante la IIGM. Gales es una república socialista independiente. Existen clonaciones de dodos, mamuts... Siguen apareciendo seres malignos de novelas de terror. Está la poderosa (y malvada) corporación Goliath.

Aparece un departamento llamado jurisficción que está regido por los propios personajes de los libros que actúan a la manera de la policía dentro de los libros. Además juega con el propio libro de una manera absolutamente genial. En el otro libro aparecían los gusalibros que cuando se empachaban de literatura llenaban los diálogos del propio libro de asteriscos o exclamaciones. En este caso aparecen las notas al pie de página como elementos poco usuales para establecer un diálogo, muy divertido.

Por si fuera poco, están los viajes en el tiempo y la cronoguardia. ¿Que aún queréis más? Además se viaja dentro de los propios libros y así tenemos un juicio con el juez de El Proceso de Kafka, estamos dentro de Sentido y Sensibilidad de Austen, de El Cuervo de Poe, Grandes Esperanzas de Dickens. Aparece una obra perdida de Shakespeare... en fin, bibliófilos del mundo, si no los conocéis, lanzaros a por ellos.

Unos extractos para que veáis de qué hablo:

"—Estamos bien, Joff. ¿Tú?

—No tan bien, Thurs. En la Iglesia de la Deidad Estándar Global ha habido un cisma.

—¡No! —imprimí tanta sorpresa y preocupación como pude a mi voz.

—Eso me temo. La nueva Deidad Estándar Global en el Sentido de las Agujas del Reloj se ha separado debido a diferencias irreconciliables sobre la dirección en la que se debe pasar el platillo de limosnas.

—¿Otra escisión? ¡Es la tercera esta semana!

—La cuarta —respondió Joffy hosco—, y estamos a martes. Los probaptistas estándar unidos con las hermanas metodistas—luteranas de esto o aquello se dividió ayer en dos subgrupos. Pronto —añadió con gravedad— no habrá suficientes pastores para encargarse de todos los grupos. Como están las cosas, cada semana tengo que servir a dos docenas diferentes de grupos eclesiásticos divididos. A menudo olvido en cuál estoy, y como podéis imaginar, leer a los Amigos Idólatras de san Zvlkx el Consumidor el sermón que debería haber leído en la Iglesia de la Promesa Tergiversada de la Vida Eterna es muy embarazoso. "

"—Entonces, ¿cuál es el libro más leído?

—¿Hasta ahora o por siempre jamás?

—Por siempre jamás.

El gato pensó un momento.

—En ficción, el libro más leído por siempre es Matar a un ruiseñor. No sólo porque es una lectura estupenda, sino porque de todos los clásicos de los vertebrados es el único que se podía traducir realmente bien al artrópodo. Y si fracturas el mercado de las langostas, si me perdonas la broma, dentro de mil millones de años conseguirás colocar un buen montón de ejemplares. El título artrópodo es: tlkîltlîlkîxlkilkïxlklï o, literalmente, El pasado estado inexistente del cíclido. Atticus Finch es una langosta llamada Tklîkï, y defiende a un cangrejo herradura llamado Klikïflik."


"—En el caso de Antoine de Saint-Exupéry, ¿desapareció también durante una misión?

—En absoluto; se estrelló durante una salida de reconocimiento.

—Fue una tragedia.

—Efectivamente lo fue —respondió el gato—. Me debía cuarenta francos y había prometido enseñarme a tocar a Debussy al piano usando sólo naranjas.

—¿Naranjas?"


"Me encontré a Cordelia y al señor Flex discutiendo acerca de los méritos de una pintura minimalista del artista galés Tegwyn Wedimedr, tan minimalista que ni siquiera estaba. Miraban una pared vacía con una alcayata donde se podría haber colgado el cuadro.

—¿A ti qué te dice, Harry?

—No me dice nada, Cords... pero lo hace de forma muy diferente. ¿Cuánto cuesta?

Cordelia se inclinó para mirar el precio. —Se llama Más allá de la sátira y vale mil doscientas libras; una buena cantidad."

"Ocasionalmente, un miembro de la Legión de las Almas Perdidas del Oscuro atravesaba la verja interior. Cruzaba entonces los detectores de movimiento instalados a intervalos de tres metros. Puede que los no muertos fuesen buenos servidores del Oscuro, pero la electrónica se les daba de pena. Habitualmente andaban a ciegas por la zona entre verjas hasta que el primer sol de la mañana o un lanzallamas de OE-17 reducía sus cáscaras sin vida a cenizas y liberaba el alma atormentada para que realizase en paz su tránsito a la eternidad."

Podéis ver que es algo distinto y muy divertido. Os lo recomiendo si os gustan estas cosas, claro, todo libro tiene su público y yo soy público de este libro, sin dudarlo. Nuevamente se lo agradezco a Bichejo que es la que me ha iniciado en el mundo Fforde.


6 comentarios:

  1. Llámame mente calenturienta, pero ese nombre, Thursday Next, me suena a estrella del porno. Chica. Muy, muy guarrona... :-P

    ResponderEliminar
  2. Yo qué voy a decir...que no se puede ser más fan.

    Leí los dos primeros en digital y he acabado comprando los cuatro en papel...son libros de los de tener.

    No me atrevo a seguir en inglés, por la seguridad de que me perderé algo.

    Yo llegué a ellos a través de un post de Be. Mola que la fiebre por Thursday Next se vaya extendiendo.

    ResponderEliminar
  3. Y ahora comento otra vez, por lo del seguimiento

    ResponderEliminar
  4. Tklîkï, ¿Atticus se llama Tklîkï? Pues no sé si podré superar tamaña afrenta, ya ves tú...

    ResponderEliminar
  5. Ahora te has vuelto una experta en artrópodo, Annie? XD

    ResponderEliminar