No me salen las cuentas

Yo tengo una cierta relación con los números. Soy ingeniero, así que las excel son mis muy mejores amigas. Tampoco tan amigas como de otros ingenieros, pero, vamos, que me defiendo haciendo tontás.

También tengo bastante desencanto respecto a la administración. No en vano trabajé durante casi cuatro años como asistencia técnica haciendo pliegos, leyendo ofertas, haciendo informes, etc. para la administración ferroviaria. Allí descubrí el secreto de esos números tan exactos que salen en las vallas de obra, o en los pliegos, o en los periódicos en los que te dicen que tal obra tiene un presupuesto de 126.324.456,25€. Siempre me imaginaba a un señor con unas gafas de culo de botella haciendo números con una calculadora de esas que llevan un rollo de papel para imprimir. Para mi sorpresa y desencanto descubrí que esos números se hacen de una manera bastante más prosaica.

Cuando había que sacar el presupuesto de una obra yo me reunía con el gerente o responsable de turno y me iba diciendo las partidas: esta son 60.000€, esta, 1.200.000€, esta, 200.000€... así, con cifras enteras para terminar diciéndome: y esto ya lo arreglas tú para que parezcan "de verdad". De manera que las transformaba en 61.223,55€, 1.198.777,23€ o 213.211,12€ respectivamente. Descubrí que algo que da mucha verosimilitud a una cifra es que haya al menos dos números iguales juntos porque si todos son distintos, desconfías más. A todas estas cifras, para rematar, se les sumaba el IVA y ya nos sale la cifra maravillosa que podemos ver impresa por todas partes. Tristísimo, sí; verdadero, también.

En fin, esas son mis credenciales en el tratamiento de números. Podéis ver que los conozco, los tengo dominados, incluso domados para que se muestren serviles a mis propósitos. Por eso, en nombre de los manipuladores de números tengo que poner el grito en el cielo. Porque estos del Gobierno del PP nos van a llevar a todos los manipuladores a la más negra ignominia!

Todo esto viene por dos cifras sobre las que quiero que reflexionéis. En primer lugar se dijo que el Gobierno iba a recortar el presupuesto del año anterior en 26.000 millones de euros, dejando el déficit en el 4,4%. Por otro lado, la semana pasada se hicieron oficiales las cuentas del año anterior en las que frente a un déficit previsto del 6% se llegó al 8,5% y eso se traduce en 25.000 millones más de déficit. De esta manera, recortando 26.000 millones sobre los presupuestos del año anterior en el que se desviaron en 25.000 llegamos al 4,4% de déficit en vez de volver al 6%. Son unas cifras grandiosas. Eso, teniendo en cuenta que esas reducciones se hacen teniendo un presupuesto aún más grande que el año pasado.

En fin, con unas matemáticas así de andar por casa se puede ver que simplemente para cumplir con los presupuestos y estimando que los ingresos se van a conseguir, cosa harto difícil porque ya estamos por debajo de las expectativas de crecimiento de los presupuestos, habría que cuadrar al menos otros 15.000 millones de euros y eso para tener un déficit de más de ¡CUARENTA MIL MILLONES!

Yo simplemente quiero hacer una llamada de atención a los curritos que tengan haciendo cuentas para que se esfuercen un poquito más en que no se vea el cartón. Por favor, hacedlo por todos nosotros, vuestros colegas en el innoble arte de inventar números falsos.

14 comentarios:

  1. Hoy mismo discutía con unos compañeros de trabajo qué sucedería si volviéramos a la peseta, tan redonda ella, en mi opinión creo que quien más lo sufriría sería Alemania... nosotros ya nos apañaremos como podamos, que es a fin de cuentas lo que va a ocurrir de todos modos.

    ResponderEliminar
  2. Si es que hay que tener talento hasta para la "contabilidad creativa". Por cierto,el excel mooooola, y eso que no soy ingeniera XD.

    ResponderEliminar
  3. Eso de volver a la peseta daría lugar a números más enrevesados porque tendríamos más cifras que trucar, Sergio. No sé quién sufriría más. Yo me temo que a nosotros todavía nos quedan tiempos bastante duros por delante...

    Doctora, me alegra que formes parte de la secta excel! XDDD

    ResponderEliminar
  4. Me quedo "muerta", mira que CREO en la manipulación/mentirastecuentocreetelás, pero este marketing numeril, ni las modelos llevan tantos retoques en la portada de las revistas. Puaj!!

    ResponderEliminar
  5. Lo de manipular números, además, se enseña en la carrera. Por lo menos en la mía, cuando hacíamos prácticas de laboratorio y la maldita gravedad salía siempre (antes de meterle mano) 11 o 12 m/s^2.

    ¿Sabes lo que pasa? Que estos tíos son todos abogados. Eso pasa.

    ResponderEliminar
  6. Incluso si no salen las cuentas redondeando, podian usar el viejo truco de imprimirlas, pasarlas dos veces por el fax y una por la fotocopiadora...luego se puede justificar todo.
    Por cierto, está contemplado un escenario en el Mº de Economía sobre la vuelta a la peseta. Volvemos con un cambio fijo 1Pta=1Euro. Si ganabas 1000 euros/mes ahora ganaras 1000 Pt/mes. Si debias al banco 100000 euros, ahora deberas 100000Pts.
    Empezar a imaginar la situación...sera resolutiva, si, pero da miedo...

    ResponderEliminar
  7. Topi, se ríen de nosotros. O eso creen...

    Efe, pero aunque sean abogados podían tener curritos que disimularan un poco...

    Pues yo creo que no volveríamos a la peseta con su valor anterior para que se disimule aún más el descalabro. Imagínate que ahora vuelven a ponerte la nómina en pesetas y los precios de los cafés, las cañas o el periódico... Esperemos no llegar a eso.

    ResponderEliminar
  8. No te salen las cuentas por usar matemáticas de andar por casa, cuando aprendas a usar cifras de contabilidad verás como sí te cuadra todo todo. Claro que para ello has de utilizar todos los datos porque con una rueda, un limpiaparabrisas y las alfombrillas, dificilmente fabricarás un coche eh? O si lo quieres ver de otra forma, de todas las ganancias que genera una empresa a ver cómo lo haces para que los beneficios antes de impuestos sean los mínimos posibles...

    ResponderEliminar
  9. A ver, que yo, aunque me lo lea dos veces, no me voy a enterar ¿entonces vamos mejor, o peor de lo que dicen?

    Ainnnnnnnnnssss

    ResponderEliminar
  10. Sinube, he estudiado contabilidad. Un ingeniero tiene que estar preparado para todo. Y sé de lo que hablas, de como apuntar gastos, inversiones, provisiones y demás. A un nivel amateur, claro. No he tenido que enfrentarme a una contabilidad creativa de las que hablas. Esto es distinto, porque esto es después de haber hecho los apaños, y viendo el déficit, querer decir que no hay lo que hay. Es como este vídeo de los Monty Python, pero sin gracia. Meterme dentro de los presupuestos y sus partidas ya es una tarea para la que no me veo capaz. Me deprimiría mucho.

    Vamos peor, Tita. Desgraciadamente.

    ResponderEliminar
  11. A ver, lo que quiero decir es que la contabilidad te lo cuadra todo ya sea que digas que debes 5 y luego veas que has de aplicar una deuda de 10. Los apaños se hacen tanto en cifras como en tanto por cientos y es por ahí por donde se tira. Si quieres explicaciones te las van a dar para que sepas porqué sí han dicho lo primero y lo segundo pero implica meterse en esos detalles que te deprimen. Y ya me figuro que algo sabes ó deberían haberte enseñado porque que yo recuerde incluso los de Derecho debían estudiarlo (algo como bien dices, los mínimos y la parte en que se veían implicados). En fin, que no te salen las cuentas porque coges tres datos, no quieres ver el todo y no recuerdas que a final de año te dirán: ha salido según lo pensado ó nos hemos desviado "x" pero esa cifra la metemos en esta cuenta en particular y problema arreglado. (arreglado para que al año siguiente haya más ajustes y lo paguen los de siempre claro)

    Ummmm, creo que me he pasado un poco no? perdona pero es que a mí siempre me ha encantado la contabilidad.

    ResponderEliminar
  12. No, si está muy bien. Si no niego que al final cuadren lo que sea. Lo que digo es que una vez cuadradas (o presupuestadas), van y las presentan descuadradas. Que al fina el déficit será otro y que lo camuflarán quién sabe dónde? Seguro. La cosa es que simplemente viendo ingresos y gastos no salen y si ahí ya se ve la mentira... qué no habrá dentro!!

    ResponderEliminar
  13. Hay una trampa añadida. Como el objetivo es déficit 0, éste se puede alcanzar con menos gastos o con más ingresos. De momento, ya han subido IRPF y tasas y todo lo que pueden. Y siguen gastando en majaderías. Dicen "no gastar lo que no se tiene", cuando deberían decir "no gastar lo que no se debe gastar".

    Yo tampoco soy muy optimista. Me gusta el post porque lo desmontas todo con 3 números. Sí se ve que los dominas, sí.

    ResponderEliminar
  14. Desde luego, Carmen. Ese debería ser el objetivo, no tener déficit. Pero el caso es que mienten hasta en el déficit para ser "austeros"

    ResponderEliminar