Patatas Revolconas

No sé por qué estaba convencido de que había puesto en el blog la receta de las patatas revolconas, plato buenísimo, nutritivo y reparador típico de mis tierras abulenses. Tan convencido estaba que le había dicho a Carmen que lo buscara, pero al no estar pues no apareció.

En fin, es una receta bastante fácil como veréis.

Ingredientes:

  • Patatas, la cantidad es aproximadamente una patata grande o dos medianas por persona.
  • Cebolla. Aproximadamente una cebolla para cada dos o tres personas. En una receta para cuatro, una cebolla grande o dos medianas. Si a alguien no le gusta la cebolla, se puede omitir o ponerla y decir que no está.
  • Tocino. Este es el punto más difícil. No es fácil encontrar un buen tocino para los torreznos. Yo recomiendo papada de cerdo ibérico. En Madrid lo he encontrado en un supermercado, pero no es fácil. Yo lo he encontrado en el Hiber que es un supermercado caro, pero la papada no es especialmente cara. La cantidad, pues es también aprox. Contad con dos o tres torreznos por persona.
  • Chorizo y lomo. Esto es acccesorio, pero hace que estén muy buenas. Un buen chorizo y un buen lomo para freirlos y añadirlos después.
  • Tomate. Un par de tomates rallados. Este es el toque de distinción.
  • Pimentón. El que más os guste. Yo uso pimentón de la Vera y normalmente picante.
  • Sal.

Preparación:

Se parte el tocino en trozos para torreznos. Hay que tener en cuenta que menguan un poco y que tienen que tener base para sostenerse en la sartén. se ponen en una sartén a fuego medio por el lado de la piel hasta que les salen las burbujitas y se caen. Hay que irlos vigilando y dándoles la vuelta cada poco, cada minuto o dos minutos, para que no se quemen. Empezarán a soltar grasa. Se les va dando vueltas hasta que ya no sueltan más grasa. Esto puede tardar unos veinte minutos, media hora. Cuando estén, colamos la grasa y la reservamos y esa parte ya está.

Se parten las patatas en rodajas algo más gordas que para tortilla de patatas. No hay que cacharlas, eso que sale en todos los programas de cocina que hay que hacer. En este caso no. Queremos que estén lo más enteras posibles antes de que se deshagan. Se trocea la cebolla lo fina que se quiera y se pone todo en una olla y se echa agua justo para cubrirlas o un poco menos y se echa sal. Se pone a hervir y se mueve de vez en cuando, sobre todo al principio. Una vez que estén blanditas, no hay que removerlas porque se van desmigando y se pueden quemar, además de que cuando hierve pueden salpicar. Esto llevará otra media hora, cuarenta minutos. Se puede hacer en paralelo a los torreznos y se ahorra tiempo.

Se fríe el chorizo y el lomo. Una vez hecho se parte el lomo en tiras. El chorizo, el lomo y los torreznos yo prefiero ponerlos en un plato aparte y que cada uno se sirva lo que quiera a ponerlos dentro de las patatas, pero ahí también para gustos hay colores.

Una vez que vemos que las patatas están listas y retiradas del fuego, se remueven (o revuelcan) quedando una especie de puré con grumos, con trozos de patata un poco más gordas. Ahí añadimos la grasa de los torreznos. Aproximadamente un vaso para cuatro personas. Una o dos cucharillas de pimentón (a gusto) y los dos tomates rallados. Se remueve todo, se prueba y se rectifica lo que haya que rectificar.

Un plato para chuparse los dedos. El que lo probó lo sabe!

(La foto no es mía, es de aquí. Cuando las vuelva a hacer completaré la receta con foto propia, que luego siempre están denunciándome...)

27 comentarios:

  1. ¡¡¡Qué buena pinta!!! Esta me la apunto. Por cierto, también sería bienvenida alguna recetilla de repostería de Annie... fáciles, para vagos a ser posible XD.

    ResponderEliminar
  2. Merece la pena, doctora. Están buenísimas. Además se pueden hacer en demasía y luego recalentarlas para otro día.

    A Anniehall parece que le da un poco de vergüenza eso de las recetas pasteleras porque dice que todas las copia de otras páginas, pero es que recetas originales hay pocas, reconozcámoslo. Yo creo que sí que debería compartir su saber en cuestiones como rollos de canela, red velvet o brownies...

    ResponderEliminar
  3. Jo Anijol, vaya santo que tienes en casa, domina todas las artes.

    Pero la frase "Si a alguien no le gusta la cebolla, se puede omitir o ponerla y decir que no está." no es políticamente correcta y hace desconfiar....Ainsss, que mala es la envidia.

    Si buscáis catador independiente dispuesto a aumentar (aún mas) su tasa de colesterol, que sepáis que estoy disponible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí esa frase es la que me hace ser fan del blog de ND.
      ¡Me ha encantao!

      Las probé la última vez en Ávila y, a parte de que te dan energía para 10 días, las recuerdo bastante ricas.

      Eliminar
  4. Bueno, yo descubro mis cartas. Si se pica fina, ni se ve ni se siente. Eso es así. Tampoco puedo comentar toda la intrahistoria en el blog, lamentablemente.

    Hermano E., catadores independientes ya he tenido, la verdad y a todos les han gustado. Así que como excusa para autoinvitarte no cuela. Para invitaciones formales habla con Anniehall.

    Eliahh, es que sin la grasa de los torreznos no estarían tan ricas...

    ResponderEliminar
  5. Que sepas que es una de las cosas que más me gustan del mundo mundial, así que tendrás que invitarme a comer (a mí sola, que al friki no le van nada, a él fritas)

    ResponderEliminar
  6. He pasado esta semana santa en un pueblecito de Ávila y me quedé con muchas ganas de probarlas, pero justo el día que iba a pedirlas no las había en el restaurante. A cambio nos pusimos ciegos de carne riquísima, pero... jo, yo quería probar las patatas revolconas. Y justo vas y pones la receta. ¡Y ahora me han entrado más ganas! no sé si me atreveré a hacerlas, porque sin referencia no voy a saber si el asunto me ha quedado como debería ser o no. ¡Habrá que volver a Ávila!

    ResponderEliminar
  7. que ricas las patatas revolconas !!!
    apuntare la receta y cuando la haga te comento que tal ha ido.
    Unbesazo

    ResponderEliminar
  8. Pues tendré que invitarte, Bichejo, Qué remedio!! A N podemos ponerle un plato distinto, un filete, o el lomo y el chorizo sin patatas... lo que sea menester!

    Misia, es fácil de hacer. Lo único un poco así es hacer los torreznos. Yo te animo! Y volver a Ávila no es mala idea!! ;-)

    Anusky, pues eso, hazlas y luego nos lo cuentas. Éxito asegurado, ya te lo avanzo!! ;-)

    ResponderEliminar
  9. yo pensaba que eran de las que sólo se comian en los bares, no sabía que se hacian en casa.
    Que buenas están, por cierto, en los bares de Avila.

    ResponderEliminar
  10. dos muestras de sabiduría:

    la cebolla se pone y se dice que no lleva.

    yo prefiero ponerlos en un plato aparte y que cada uno se sirva lo que quiera

    ResponderEliminar
  11. Eterna discusión con amigos de Avila, patatas meneas de Salamanca vs. revolcones de Avila

    Para mi son lo mismo y el toque fino, fino es cuando las patatas se cuecen en barro y a la lumbre. Así las hacia mi abuela y en un restaurante de Mogarraz (pueblo a conocer si no lo habéis hecho ya ) que hacen mis patatas meneas/revolconas favoritas.

    ResponderEliminar
  12. Gonzalo, esa es una fina distinción que no acabo de entender. ¿Hay comida que se hace en los bares y no se puede hacer en casa? Están muy buenas, de cualquier manera.

    NáN, uno es sabio por lo que dice, pero tal vez más por lo que calla...

    Peter, eso ya de hacerlo en cazuela de barro a la lumbre es totalmente pro. Ahora, te digo que yo tengo media familia de Salamanca, de Alba de Tormes, y nunca las he comido ni visto nombradas allí...

    Con el hornazo también podríamos discutir y lo hacemos. Si uno no se mete con los vecinos, con quién lo va a hacer?

    ResponderEliminar
  13. Qué buena pinta! pero tiene que ser de lo más contundente.. me la apunto para el próximo invierno.

    ResponderEliminar
  14. Sí es contundente, miss Hurry. Es un plato de los de antes como las migas o el cocido.

    ResponderEliminar
  15. Desde mi absolutamente imparcial opinión os diré que están riquísimas. Mis Hurry como plato único y de vez en cuando tampoco son para tanto.

    Gonzalo yo también estoy flipada con tu comentario desde esta mañana.

    ResponderEliminar
  16. Las patatas revolconas (también llamadas meneás, meneadas, picoteás rebullias, revueltas o removidas) son un guiso típico de Salamanca, Ávila, Cáceres,suroeste de Madrid y las comarcas toledanas de la Sierra de San Vicente y la Campana de Oropesa. Hoy es una tapa típica en muchos bares de Salamanca, Ávila y Plasencia

    ResponderEliminar
  17. Vaya erudición, anónimo. Suena un poco a corta pega de wikipedia, pero desde luego zanja toda discusión.

    ResponderEliminar
  18. Hummmm... a mí me han recordado un poco las patatas a la riojana apuchurradas, pero veo que no :D... pintaza... me voy a cenar unas tristes gulas.

    Snif.

    ResponderEliminar
  19. Muchísimas gracias, ND. Ya está copiada y este fin de semana, voy a experimentar. Es un plato que me encanta, y bien hechas son maravillosas. Normalmente lo como en un pueblo de Avila, y según qué sitios (bares) están riquísimas o sólo muy ricas. Y sí, pueden ser muy contundentes para un primer plato, pero ya bajarán.

    De lo que me entero ahora es de que llevan cebolla. Se ve que le ponen cebolla, pero no te lo dicen :))

    ResponderEliminar
  20. Por supuesto que hay comida que sólo se come en los bares. Y comida que sólo se come en restaurantes.
    Vamos, yo creo que es de lo más normal. ¿Alguien se hace en casa gambas rebozadas?.
    Gonzalo

    ResponderEliminar
  21. Ahí le has dao Gonzalo.

    Aunque mi madre compra gambas rebozadas de esas congeladas y las hace encasa. Son su debilidad. Y tampoco deben ser difíciles de hacer. Es cuestión de ponerse.

    ResponderEliminar
  22. Biónica, unas gulas no es mala cena!

    Carmen, no hay de qué. Son fáciles, lo único complicado es encontrar un buen tocino para los torreznos. Lo de la cebolla, como todo en esta vida, es opcional, pero quedan más ricas!

    Gonzalo, supongo que en casa no haces platos que sean muy engorrosos o difíciles, pero un puré?

    ResponderEliminar
  23. Acabo de venir de Salamanca (del sur de la provincia, Ciudad Rodrigo, Las Batuecas, etc) y me quedado con ganas de probar las patatas meneas, que se gún dicen son lo mismo.
    Me las haré en casa, que tienen buena pinta.

    ResponderEliminar
  24. Pues harás bien y ya nos contarás como te han salido!!

    ResponderEliminar
  25. Las meneás normalmente no llevan chorizo, lomo, cebolla ni tomate. Tengo que probar esta receta que suena muy muy bien.

    ResponderEliminar