Manos

Siempre le sorprendía la suavidad de sus manos.

Al principio, en la época de las mariposas en el estómago, acabó por acostumbrarse a aquellas manos grandes sin apenas vello, fuertes pero delicadas y con el dorso de una piel delicadísima y excepcionalmente suave. Y él se asombraba también siempre que se lo decía ‘¿suaves yo? Qué tontería, pues como todo el mundo’.

Con el paso del tiempo: la rutina, los años, los niños… no sabía bien por qué ya no se cogían tanto de las manos. Más bien ya no se cogían nunca de las manos. Había otros gestos: pasear cogidos del brazo, un abrazo y un beso que sorprenden los niños divertidos, un azote en el culo al pasar uno por delante del otro…

Así que en esas raras veces que se volvían a tocar las manos volvía a sorprenderse como las primeras veces de lo suaves que eran. Y se preguntaba por qué no lo hacían más. Y otra vez lo de siempre ‘suaves, qué tontería’.

Y cada vez se volvía a olvidar. Hasta la siguiente vez que volviera a encontrarse por casualidad con el dorso de su mano.

20 comentarios:

  1. No sé por qué no me iba a gustar si es rechulo :)

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Siempre que pienso que te va a paracer muy moñas te gusta. Me alegro. Gracias

      Eliminar
  3. Y a quién le tocas las manos así? Si puede saberse...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Yo? ¿qué insinúas? esto me lo ha contado una amiga, ¿no ves que está en tercera persona?

      Eliminar
  4. Qué bonito... :-) con lo que me encanta la temática de las manos...

    ResponderEliminar
  5. Es más original y menos evidente la suavidad del dorso de unas manos que el que unas manos sean bonitas. Y fijarse en un detalle original (y preciso), en el que es difícil reparar contiene un doble halago.

    Muy bonito.

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito el post :)
    A mí las manos siempre o me encantan o me echa para atrás en un hombre... será fetiche?

    ResponderEliminar
  7. Es muy bonito ir de la mano, es como muy de novios...me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  8. :) Tierno. No, tierno no, tienno! :)

    ResponderEliminar
  9. Relato breve, pero intenso.
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar