Blogs y personas

Puff, no sé cómo escribir esto porque ya Molinos lo ha dicho muy bien y no voy a saber estar a la altura. Pero desde que leí a Gonzalo esta mañana el cuerpo me lo pide. Luego el día no se ha presentado fácil para escribir y no he podido hacerlo a tiempo.

Para empezar leerlo fue un mazazo, como si la noticia viniera de uno de mis amigos o de alguien de la familia. Eso me ha hecho pensar en lo raro que es esto de los blogs.

Hace unos años, cuando internet no estaba tan generalizado, yo tenía amigos que quedaban con gente de chats o se echaron novia por internet. A mí aquello me parecía de lo más freaky. Incluso me reía de ellos.

Luego, el último octubre, cuando Sheldon nos 'regaló' el blog, yo no leía asiduamente más que algún blog de periódico. Y a Moli y a Gonzalo a quienes acababa de descubrir. No recuerdo bien cómo fue. Creo que Sheldon llegó a Moli a través de otro blog . Nos enganchamos a Moli y tirando del hilo llegamos a Gonzalo. Y Gonzalo me gustó. Después empecé a comentar en su blog y fui descubriendo afinidades. Más tarde él se pasó también por el Blasco y fuimos coincidiendo por ahí, en blogs propios y ajenos.

No lo sé, quién sabe, a lo mejor si coincidiéramos en persona, descubriéramos nuestras caras, mantuvieramos una conversación sin el tiempo para pensar que da el teclado y mostráramos lo que somos de verdad y no esta máscara que nos ponemos por aquí, a lo mejor nos caeríamos fatal. O no.

Pero eso da igual, resulta que estoy jodida. Jodida porque a Gonzalo le han echado del curro. Jodida porque no puedo hacer nada para ayudarle. Jodida también porque cuando estas cosas te tocan de cerca es cuando te das cuenta de que tú también estás en la cuerda floja, que también podrías haber sido tú. Jodida porque no he sido consciente de que había entrado nueva gente en mi vida hasta que a uno de ellos la vida le ha dado una leche.

Quién sabe, a lo mejor soy una ilusa pero esto es lo que me pedía el cuerpo.

Ánimo Gonzalo.

7 comentarios:

  1. No creo que seas una ilusa. Y tampoco creo que realmente nos pongamos tantas máscaras como a veces damos por hecho cuando escribimos en un blog. Precisamente por eso. Porque no tenemos que aparentar ni convencer a nadie de lo que somos o dejamos de ser. Nadie nos conoce. Así que, ¿para qué?

    Por esa razón, porque somos más auténticos que nunca, llegamos a los demás y ellos a nosotros así, de esa manera que nos alegra irracionalmente cuando a alguien le pasa algo bueno y nos hunde si es al contrario. Porque llega a lo vivo. Y gente que no conocemos pero con la que "estamos" a diario termina por importarnos tanto o más que la que nos cruzamos en 3D.

    Gonzalo nos importa porque, aunque sea de este modo extraño, es parte de nuestra vida.

    ResponderEliminar
  2. No me parece una cursilada. Es bien cierto todo lo que dices.

    Lo de Gonzalo nos ha dado a todos. Ojalá y estoy convencida de que sí, se solucione todo pronto.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo que si que lo conozco desde una etapa prepajil, estoy un poco más fastidiado que vosotro/as pero también más confiado, porque sé que de peores ha salido.
    De como es él, que diria perales, nada puedo contar, porque si no me cortará las pelotas,pero si alguien me ha soportado 30 años de amigote es que es buen tio.
    hala!!! que esto parece una necrologica... en dos dias lo tenemos otra vez vendiendoles bocadillos de jamón a los moros...
    Gracias a todos también en lo que me toca de amigo... pero a ver como después de esto le bajamos el ego.

    ResponderEliminar
  4. Oh...Annie, te ha quedado genial..y en fin..gracias por mencionarme y tal...

    Yo estoy con Teresa..no creo que haya tanta máscara..no tiene mucho sentido, ¿no?

    Gonzalo seguro que sale de esta y más rápido de lo que creemos ninguno, pero es verdad que alucinas como lo que le pasa a alguien que "no conoces" te puede afectar.

    ResponderEliminar
  5. De nada, Gonzalo, es lo que me pedía el cuerpo de verdad.

    Moli, estos halagos viniendo de ti, la súperbloguera, hacen que se me suban los colores. ¿O sólo es porque te hago la pelota?

    ResponderEliminar