¡¡Felicidades, Anniehall!!

Durante mucho tiempo, durante la mayor parte de mi vida éste era un día sin ninguna significación especial. Como mucho era el día de San Pascual Bailón, que es un nombre de santo bastante gracioso. Pero vosotros, que sois muy listos (y aún así lectores de este blog) habréis adivinado que en algún momento este día pasó a significar algo. Efectivamente. Desde hace ocho años este día ha pasado a ser un día señalado en mi calendario. Hoy hace pxjd años que nació Anniehall, la persona que, años más tarde, me llenaría de felicidad y cambiaría mi vida de arriba abajo. La persona que me entiende, que se ríe de mis tonterías, que a veces se añusga con mis palabras. La persona que me trajo la verdad, el amor y la felicidad en una noche de noviembre y que, desde entonces, ha estado siempre conmigo (salvo unas navidades) y que espero que siempre esté. Si hay una palabra que defina a Anniehall perfectamente es buena. Ella es buena. Buena conmigo, buena con nuestros hijos, con sus padres, con los míos, con sus amigos. Ella dice que no, pero cualquiera que la conozca sabrá que es así.

Yo siempre le digo que se merece a alguien mejor, que el día que nos conocimos estaba con la tontería encima y que de eso me aprovecho. Y es verdad. Tengo la inmensa suerte de que esté conmigo y de que tengamos unos hijos maravillosos. Tampoco creáis que todo esto se debe al enamoramiento y que la veo perfecta. También tiene defectos. Algunos tan graves que me da no sé qué decirlos, pero ahí van: le gusta leer el Hola y hay veces que ronca (ella dice que respira fuerte, pero ronca).



Como muestra de su santa paciencia os puedo adelantar que hoy, que es el día de su cumpleaños, no voy a estar con ella porque mañana tengo una reunión en Dresde. Además, los regalos que iban a ser sorpresa ya me he encargado yo de chafarlos, así que nada de sorpresas. Es paciente conmigo, que no soy nada paciente y soy un cabreón insoportable.

Muchísimas felicidades, Anniehall.

Resumiendo diré que te quiero.

Te quiero tal y como eres.

Te quiero infinito y más (y más que tú a mí, como es lógico).

Te quiero cuando me haces rabiar.

Te quiero cuando ríes, cuando sonríes.

Te quiero cuando te añusgas.

Quiero hacerte siempre feliz, aunque sé que muchas veces no lo consigo.

Quiero que estés siempre conmigo.

En fin, que te quiero siempre y quiero que me quieras siempre, aunque sé que no lo merezco.

Más millones de besos y de cariños y de felicidades, aunque las felicidades de verdad las tenemos los que te conocemos.

18 comentarios:

  1. Felicidades, maja. Menudo regalito... Lo que no entiendo es que teniéndote al lado, Annie, este alma de cántaro siga diciendo que es desgraciaíto...

    Por cierto, ¿que es añusgarse?

    ResponderEliminar
  2. añusgarse en realidad es atragantarse en salmantino. Nosotros lo usamos para cuando nos emocionamos hasta las lágrimas. Voy a cambiar esto de fecha que me ND está de viaje y se le ha publicado con la fecha mal. A lo mejor desaparece tu comentario. Intentaré copiarlo.

    ResponderEliminar
  3. Al final lo he conseguido sin causar estragos en los comentarios. Gracias por la parte que me toca Teresa.

    ResponderEliminar
  4. Mierda, y gracias a mi ND del alma que me ha escrito un post que no merezco. Gracias por verme así y por quererme (yo te quiero más).

    ResponderEliminar
  5. Annie, como ya te he dicho antes: MUCHÍSIMAS FELICIDADES!

    Me veo en la obligación de recordarle al ND que, aparte de esas navidades que menciona en su post (precioso, por cierto), Annie tampoco estuvo con él durante los meses que ella y yo compartimos piso en un campo de golf en medio del desierto, al otro lado del mundo.

    Por suerte para mí, durante esos meses tuve a Annie casi para mí sola. Me enseñó a planchar, a preparar pollo en salsa y tomate frito casero y el truco del Fairy, me cuidó cuando tuve alguna de mis proverbiales jaquecas y me prestó a Auster y a Marai. Por las noches, nos quedábamos hablando de cualquier cosa hasta las tantas, sentadas en los sillones del salón, mientras ella fumaba un cigarro detrás de otro... como si lo fueran a prohibir.

    Ahora Annie ya no fuma y no sé si los niños le dejan tiempo para preparar tomate frito casero... Cómo te ha cambiado la vida desde aquello, ¿eh, Chisp? ;o)

    Aún así, hay cosas que no han cambiado nada: sigues siendo la mejor conversadora, la que tiene el sentido del humor más ácido y más inteligente, la más estilosa, la más buena... ¡¡la mejor!!

    Te quiero muchísimo, Chisp. Y soy la persona más afortunada del mundo por tenerte en mi vida.

    Muchos besos y pxjd tirones de oreja.

    B.

    ResponderEliminar
  6. Os habéis compinchado todos para hacerme llorar en la oficina hoy?

    Muchas gracias Chispi, tú sí que eres buena a la vez que mala y listísima y un encanto con todo el mundo.

    ResponderEliminar
  7. Felicidades.

    ¿ para cuándo el diccionario Salmantino - Castellano ? No sabía que hablabais como yo este dialecto

    ResponderEliminar
  8. Felicidades de nuevo desde Dresde. He estado mirando alguna cosa para regalarte y me he encontrado con un jarron de la maravillosa porcelana de meissen que solo cuesta... 25000€, sera carne de post.

    Por cierto, los teclados alemanes tienen cambiada la y y la z, ademas no encuentro los acentos.

    Bea, como siempre tienes razon (habia puesto rayon). Tambien estuvo un tiempo lejos de mi cuando le toco irse a Sevilla.

    Peter, lo de hablar salmantino me viene por parte de madre, mi familia es de Alba de Tormes.

    ResponderEliminar
  9. Yo aunque soy mucho más nuevo en la fiesta de Annie puedo decir en voz alta que de momento me ha gustado mucho lo que he visto.

    Muchas felicidades aunque te pongas colorada solo con que te lo mencionen, ni dos besos me he atrevido a darte :)

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos, los que comentan y los que no (pero más a los que sí). Por mi parte creo que no voy a publicar nada en dos o tres meses para que cualquiera que entre sea esto lo primero que lea :)

    ResponderEliminar
  11. Muchas Felicidades, si bien con atraso, pero todo vale...

    El Apañero

    ResponderEliminar
  12. Aunque sea con retraso. JAPI BERDEI!!! Menuda declaración de amor se ha currao el tío. Consuerte no me ha dicho ni la mitad en toda su vida...

    Por cierto que San Pascual Bailón tiene su leyenda. Supongo que la sabes.

    ResponderEliminar
  13. A ver si te agrego al reader porque me he perdido la fiesta de cumpleaños y ahora ya no habrá tarta.... jooo!!!
    Que palabras más bonitas de tu parejo y de tus amigotes/tas que te conocen.
    felicidades desde el otro lado de la pantalla!!!

    ResponderEliminar
  14. MIerda llego tarde al cumple!!!

    Feliz cumpleaños!!!


    Y qué entrada más bonita...que monos sois.

    ResponderEliminar
  15. Es que es muy indulgente conmigo, Pseudo.

    ResponderEliminar