De vuelta

Ya estoy de nuevo delante de mi ordenador, eso no quiere decir que vuelva la rutina, no. De hecho mi rutina está compuesta de una no-rutina rutinaria. Es complejo, pero lo extraño termina siendo lo habitual y la certeza que te queda es que vives en la incertidumbre. Lo fácil sería decir que he perdido dos días, dos días en los que el resto de mis obligaciones no han avanzado nada. Yo esperaba volver al trabajo y que los informes y documentos se hubieran hecho solos, pero no.

Durante dos días he visitado obras inexistentes y estaciones existentes, incluso obras existentes, ha sido muy completo. Ninguna de las comidas de los dos días ha bajado de las dos horas. Además, nuestro líder ha aprendido que hay botellas de vino mágnum y se ha dedicado a pedirlas. Ha pasado además algo bastante increíble y es que ha pagado unas copas que nos tomamos. Se hizo él mismo un recibo en el que puso 'Servicio' 50€. A mí lo de servicio me suena un poco mal, pero si él lo pasa así...

He conocido algunos sitios muy bonitos como Puebla de Sanabria. Mi madre dice que estuvimos por allí de pequeños, pero yo no me acuerdo de nada. Comimos en una especie de Posada Real o algo así que son como casas rurales de más caché. Aquí os pongo una foto de la calle donde estaba el restaurante.


De Zamora no pude ver casi nada. Llegamos tarde y ya era de noche. Cenamos en un bar unas raciones y nos tomamos unas copichuelas (es trabajo, eh!). Hice una foto de la catedral que es muy bonita, pero ha salido borrosa. Mi móvil no da para más. Me quedo con ganas de volver a Zamora y visitarla más a fondo.


La estación de Zamora es impresionante y no desentonaría en absoluto en Salamanca. La misma piedra de Villamayor, el mismo estilo, muy bonita, Os pongo una foto:



Al día siguiente fuimos viendo la línea ferroviaria entre Zamora y Medina del Campo. Vimos muchas estaciones pequeñitas y abandonadas. Da un poco de pena. Nos comentaron que habían ido empresas preguntado si se podían quedar con ellas y rehabilitarlas y que no es que se les dijera ni sí ni no, es que no se responde. Da mucha pena encontrarte con cosas como esta:


Creo que es la estación de Castronuño, aunque no estoy seguro porque no lo apunté. También nos contaron de una persona que tiene rehabilitada una estación y pidió ver si le podían mandar unos vagones para rehabilitarlos como habitaciones, pero nuevamente la callada por respuesta. Es una pena.

En fin, otro viaje más. No puedo decir que me lo haya pasado mal, pero da mucha rabia tener que ir para hacer el paripé cuando hay trabajo pendiente por hacer y que no me va a hacer nadie. Al final todo es trabajo y todo es importante y todo es urgente. Cosas que le mandé a mi jefe para que me las mirara o corrigiera estarán en su buzón de correo sin abrir. Cosas que me han pedido otras personas están sin hacer y recibo correos pidiéndomelas y sin saber qué contestar. Eso sí, hay crisis y cada vez somos menos haciendo más y debemos estar agradecidos por que nos exploten de esta manera. Algún día contaré la conversación que tuve con mi jefe no hace mucho sobre los complementos salariales de profesores que no hacen absolutamente nada en ninguno de nuestros proyectos, pero esa es otra historia.

16 comentarios:

  1. Si que hay estaciones bonitas y abandonadas en toda esa zona y más al Oeste... Es cierto que no contestan. Lästima.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de caer en que no he estado en mi vida en Zamora, y yo que creía que solo me faltaba Cuenca.
    Una pena lo de las estaciones.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, el caso es que ya no paran trenes, así que no sirven, pero como son patrimonio de ADIF, pues prefieren que se caigan antes que cederlas o alquilarlas o lo que sea.

    Vi poco de Zamora, pero parece una ciudad muy bonita. Claro que el río ayuda.

    ResponderEliminar
  4. Pseudosocióloga. Aunque casi nunca viajo, no dejo pasar 4 años sin estar un fin de semana en Cuenca; mejor todavía si, por unas vacaciones, es entre semana. Mi consejo es la Posada de San José, modesta y de buen precio (siempre reservo con al menos un mes de antelación), en el casco antiguo, arriba, en una de las casas colgantes, con vistas impresionantes tanto desde donde desayuna como desde las habitaciones que dan a la hoz (es imprescindible que den a la hoz). Los paseos en la zona de arriba, el Museo de Arte Abstracto, y la Fundación Antonio Pérez son inexcusables. Bajar la cuesta hasta la ciudad nueva, pasear por las hoces, cruzar el puente de vértigo hasta el Parador, ir en coche a visitar la Ciudad Encantada. Todo ello, en 3 días dos noches, a un ritmo medieval.

    ND, no digo yo que ADIF vaya a regalar un patrimonio que es de todos, pero sí podría ayudar a revitalizar muchas zonas cediendo en alquiler viejas estaciones para proyectos que tuvieran interés turístico (albergues, resturantes, bares de copas que podrían cerrar de madrugada sin que la música molestara a nadie, talleres-galería de arte).

    Estamos vencidos por la lasitud.

    ResponderEliminar
  5. Sí, NáN, no digo que vaya a regalarlas, pero es que se están hundiendo, con lo cual nos quedamos sin patrimonio.

    ResponderEliminar
  6. Puebla de Sanabria es una zona preciosa, el lago, los pueblines, y Puebla . "Zamora, lloras cuando llegas y lloras cuando te vas", ése es el dicho, ya que si no la conoces crees que es poca cosa, pero cuando vives allí se vive tan bien que no te quieres ir, eso dicen.

    ResponderEliminar
  7. A mí me han encantado las dos, Peque. Puebla y Zamora me parecen dignas de visitarse con tiempo, la pena es que no pude dedicar tiempo a turistear, pero me las pongo en la lista de pendientes.

    ResponderEliminar
  8. Si sigues contando los viajes con tanto atractivo pronto vas a dejarnos de parecer desgraciaito. Bienvenido a tu casa :)

    ResponderEliminar
  9. Hombre, Juanjo, desgraciaíto no se puede decir que lo sea. Ya que voy por obligación, intento pasármelo lo mejor posible, aunque a veces es difícil...

    ResponderEliminar
  10. Zamora es muy bonita y está espectacularmente cuidada. Yo la conocí cuando llevaron allí Las Edades del Hombre, y es una visita que merece la pena. Y me apunto al plan de Cuenca diseñado por NAN.

    ResponderEliminar
  11. Me encanta sanabria y las rutas de montaña por allí

    Zamora está bien para pasar un día, yCuenca enial si además le añades el nacimiento del río cuervo , no lejos de la ciudad encantada

    ResponderEliminar
  12. Gracias Nán, guardo tus recomendaciones.
    El caso es que siempre he dejado Cuenca para un fin de semana romántico pero en vista de que no acaba de llegar, lo cambiaré por un fin de semana cultural.

    ResponderEliminar
  13. La provincia de Zamora tiene lugares preciosos, uno de ellos: Puebla y la zona del Lago que es espectacular. Vuelve en verano a remojarte los pies!
    La capital te doy toda la razón en que no es una ciudad demasiado conocida pero que luego sorprende. Fíjate que yo no conocía la estación!
    Pues sí, da pena la no recuperación de las estaciones, y tú que estás en ?? -si lo has comentado alguna vez, disculpa no estar al corriente- no se te ocurre hacer algo al respecto?
    Un saludo,

    ResponderEliminar
  14. Meloenvuelve, yo no tengo ningún poder de decisión en nada, de hehco yo no estoy en... estoy subcontratado por los que están en... así que simplemente puedo lamentarme de cómo están las cosas, pero poco más.

    ResponderEliminar
  15. Zamora es espectacular. El románico, el vino de Toro y, sobre todo, la carne. Cuando quieras, os doy un tour Zamorano y nos tomamos unos vinos para rematar.

    ResponderEliminar