El rinconcito de Tochi (II): Soportando...

Como dijo aquella, yo iba para ingeniera y me quedé en picacódigos. La verdad es que me encanta, y cuando oigo a Annie y a mi santo contando sus historias de los huertos de girasoles y los hormigueros me dan palpitaciones. Cuánto me gustan mis programitas y mis cosas, ¡qué cosas más feas y documentosas tienen que hacer ellos!

El caso es que todo tiene su lado malo, y al final, tu bonita aplicación, a la que viste crecer desde unas pocas líneas se tiene que enfrentar a este mundo cruel y a los malvados usuarios. ¡¡Buuuuuu, qué miedo dan los usuarios, qué malvados son y qué mala idea tienen!!. Dan tanto miedo que en adelante me referiré a ellos como “los innombrables”.

Además, como la empresa es tan pequeña, nosotros hacemos todo, la propuesta, el desarrollo, la instalación, la documentación, la formación, el mantenimiento… Glamouroso no es, pero entretenido, un rato

Ayer llamó una innombrable. Que no le funcionaba un proceso. Hay que aclarar que la innombrable en cuestión es secretaria, o sea, trabaja con bases de datos, con excels de colores, con ordenadores y demás. Así que no es que yo sea una sobrada que pretende que mi abuela sepa poner comentarios en los blogs. No, es que doy por supuesto que alguien que usa herramientas informáticas sabe leer y manejar un ratón… 'graso' error!!! (eso va por ti Annie).

Innombrable: Che gorrrrda, es que no pitufa la pitufasión y es muy importaaaante y… (es argentina encima la tía, así que la tienes que dejar que te llame cualquier cosa. Aunque no sé, tal vez debería haber aprendido que en España 'gorda' no es muy amable. Menos si tu interlocutor roza peligrosamente la obesidad, como es mi caso)

Tochi: A ver, haz esto y esto y esto y SELECCIONA LA RUTA DE PITUFACIÓN


Tochi:
Sí, en personalización.. sí, dale al botoncito.. sale un diálogo de selección de archivo?… vale,... selecciona la ruta… vuelve a probar a ver si ahora pitufa

Innombrable: Escuchá boluda, que otra vez fasó

Esto dio lugar a 20 minutos de penosos intentos. Yo, en mi inocencia, trataba de conseguir que la prima sorda de Mafalda me mandase por mail unos archivos de log… pero no… “No reinicies la aplicación” es una orden demasiado complicada y al tercer intento desistí. ¿Quién necesita saber qué ha pasado para corregir un error?

Tochidesesperada:
No puede ser, no lo entiendo… Bueno, lo miro y te llamo luego

Así que me puse a repasar toooodo el proceso, de arriba abajo y de abajo arriba, intentando ponerme en la piel de la amable secretaria, tratando de entender las travesuras de la aplicación. No hubo forma, todo estaba bien, a mi me funcionaba perfectamente y la aplicación estaba siendo muy buena y obediente.

Por fin hoy ha llegado mi sufrida compañera, la Rubia, la que realmente lleva el mantenimiento de la aplicación.

Le conté mi penas. Me miró escéptica.

Rubia: Eso es que la innombrable está haciendo algo mal

Tochi: Que no, Rubia, que estuve paso por paso con ella por teléfono y lo hace todo bien, que tiene que ser cosa nuestra.

¡Ja! La Rubia tiene experiencia y consiguió conectar con el lado oculto del cerebro de la muchacha y saber lo que pasaba: la innombrable tenía que modificar una ruta, y salía un diálogo de selección de archivos… lo típico, no? tú seleccionas tu ruta alegremente y das a ACEPTAR. Pues no, ésta, que es muy lista, daba a CANCELAR que mola más, y, curiosamente, no se actualizaba la ruta y no funcionaba la cosa. Solo a mi se me ocurre que si alguien le da a “cancelar” es porque quiere cancelar lo que está haciendo. Estoy pensando que en la próxima aplicación el botón va a llamarse “Che boluda, pulsá este botón y no te recepciono los changes”.

¿Estaré a tiempo de reconvertirme en jardinera de huertos de girasoles?

24 comentarios:

  1. Me he perdido, ¿Tochi no es una amiga vuestra?Pero está firmado por Annie¿¿??

    ResponderEliminar
  2. Es que es estrella invitada no puede editar. Pero el post es suyo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ah! valeee, es que yo soy casi igual de inepta que la boluda, me salva que en mi vida he tenido que trabajar con un ordenador y que soy muy positiva y entre "aceptar" y "cancelar" me decanto por el primero.

    ResponderEliminar
  4. Ay, te quejas de vicio, Tochi.

    Yo he tenido que explicarle a uno de ADIF qué era un tanto por ciento (y era el que nos firmaba las certificaciones)

    ResponderEliminar
  5. A esta le estuvimos explicando un día que 0x5=0, y que el 18% de 0, es 0.

    ResponderEliminar
  6. Pero no sería la que te firma las certificaciones...

    ResponderEliminar
  7. mmmm... no. Pero un superconsultor de la muerte hace propuestas para "erramientas" de filtrado de traps, por ejemplo

    ResponderEliminar
  8. Ahí ya me has superado. ¡No consigo ganarte en anécdotas!!

    ResponderEliminar
  9. Oh! qué buenísimos recuerdos que me trae este post!!!

    Yo he estado en los dos lados, he pitufado y he girasoleado y puedo afirmar que no hay color, mola muchísimo más pitufar pero veía mucho menos a la familia.

    Pero estás a tiempo, yo mentí en un par de entrevistas diciendo que toda mi vida había girasoleado y nadie se ha dado cuenta, es más fui consultor de molinos de agua sin haber visto uno y con gran éxito, cualquier cosa en este mundo absurdo es posible.

    Me he reído un rato :)

    ResponderEliminar
  10. Yo salgo a las 3, religiosamente, y vivo feliz. Gano "una miseria", eso si, pero es que estoy taaan tranquila... que siempre me pongo excusas a mi misma para irme. Supongo que algún día me arrepentiré
    Pero pitufar mola, si.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja.
    Grandisima Tochi!
    Se me han saltado los puntos de la risa!!!

    Yo a veces disfruto mucho de la pitufación, pero lo que odio con toda la intensidad que me permiten mis entretelas es el trato con los innombrables.
    Como poco una vez al año tengo que pasar un par de semanas tratando directamente con ellos..así...a pelo...sin paños calientes, sin parapeto y casi sin camisa...

    Después de estar tres horas de reloj, literal, dando asistencia telefónica a una innombrable le dices jovialmente "Señora, teclee usted cedospuntos (C:)" y escuchar "Y donde co...rcholis están los dos puntos" hace que te preguntes a ti mismo el por qué de no haberte hecho carajipi (moli dixit) y haberte ido a vivir a una cueva en Granada a comer higos chumbos...

    ResponderEliminar
  13. Pues mi primera intención ha sido decir, jo de verdad que burra es la gente peroooooo, luego me he acordado de un par mías y vamos que sólo comento para que sepáis que he pasado por aqui!!!

    ResponderEliminar
  14. Ay qué ilusión, Poch, Pilar, o ando muy despistada o vosotros sois "nuevos"!!! Qué majos!! (Poch, te conozco???)

    Lo de los C: le pasó a un compañero mío, el colega en cuestión ponía C..
    Hay que tener muuucha imaginación...

    ResponderEliminar
  15. Venga cuadrilla de ingenieros gafotas que voy a aportar otra:

    Me encontraba en mi prestación social (por razones religiosas, ya se sabe) cuando se escuchó una voz al fondo del pasillo:
    "¿Alguien sabe donde están los números romanos en el teclado de este cacharro?" (sic)

    Juro que lo preguntó en serio!!!!

    ResponderEliminar
  16. Magnífica entrada, Tochi. Y bien apoyada por las anécdotas de ECDC.

    Aporto dos, conocidas por un excompañero que se fue a trabajar a jefe de Atención al Cliente de Microsoft.

    La primera: como ya sabéis, hay operaciones en las que el programa te pide que tras hacer algo, "presiones cualquier tecla". Pues bien, no era infrecuente la pregunta: "En mi teclado no encuentro la tecla "Cualquier Tecla". Además, se lo decían a Microsoft, que no fabrica teclados (creo que está a la par con la de "números romanos").

    La segunda es ya la bomba. Era la época en que habían aparecido los CDs y la CPU llevaba como "novedad" un lector de CDs. Protesta del cliente: "En el cacharro grande que va con el ordenador, el portavasos está mal. El agujero es demasiado grande y no los sujeta".

    Y esta gente, temblad, vota, contesta encuestas y tiene hijos a los que educa.

    Haz más veces de estrella invitada, Tochi.

    ResponderEliminar
  17. Juas, si es que hay mucho atocinado suelto... pero a ver, yo que alguien que no tiene "trato" con ordenadores cometa esos errores, pues bueno, lo puedo disculpar, seguramente a mi me sueltas en un pueblo "de verdad" y hago cualquier barbaridad.
    Pero para alguien cuyo trabajo consiste en utilizar la ofimática... me parece tremendo.
    En cualquier caso, muchas gracias majos.

    ResponderEliminar
  18. Menos mal que has especificado y me salva el que en la vida he tenido que trabajar con ordenadores, en mi casa había P.C cuando vosotros erais niños de pañales, mi hermana sumó un "Apple" hace más de veinticinco años pero es que NO ME GUSTA LA INFORMÁTICA, como tampoco me gusta el bricolage.Vosotros ¿sabeis de todo?¿necesitais que el doctor Fuster os diga que con un perímetro de cintura de más de cien cm. se corren riesgos cardiovasculares para saber lo que es un gordo y "sus" atreveis conmigo?.(Oye...a este"speech" ponerle tono broma que por escrito las cosas suenan distinto ).

    ResponderEliminar
  19. Y no, no soy argentina, pero sí, voto, he educado a mi hija(tendriais que ver cómo maneja el ordenador con cuatro añitos)y contesto encuestas cuando el encuestador me inspira ternura.

    ResponderEliminar
  20. Ya. Pero si voy al gordólogo (no sé si esa es tu rama) y me pone una dieta, y a los 3 meses vuelvo y he engordado 8 kilos porque, además de todo lo que me dice que coma, por las noches me enchufo una copa de helado de 3 pisos con nata y un bocadillo de tocino... y alego que es que en la dieta no ponía "no se puede comer tocino ni helado de pistacho"... tal vez el gordólogo desespere, no?

    ResponderEliminar
  21. Apuesto, pseudosocióloga, que nunca confundiste el lector de CDs con un portarrefrescos.

    ResponderEliminar
  22. Si yo no discuto que hay por ahí mucho mendrugo.
    Y no , yo no he confundido la disquetera con un portarefrescos pero hace cinco años(sí, solo cinco)cuando mi hermana me estaba dando una dirección de correo, le pregunté¿arroba con b o con v?, y si no lo pongo aquí revienta(ella, que amenazó con escribir una entrada con mis meteduras de pata ¿ofimáticas?).

    ResponderEliminar