Aquí te pillo, aquí te mato

Como ando falto de ideas, simplemente os voy a contar lo que me ha pasado estos dos días. En estos dos días he tenido que sustituir a mi jefe en tres clases en la Escuela. bueno, dos clases, una de dos horas y otra de una hora. Esto normalmente me lo dice el mismo día de autos. Por ejemplo esta mañana a las nueve me ha dicho que si podía dar su clase de las nueve y media... así, con tiempo para prepararla. Bueno, era la misma que ayer, así que no necesitaba más que coger el pincho USB e irme a clase. Claro, que tampoco iba preparado para la eventualidad y llevaba una camiseta con el dibujo que podéis ver en la imagen del post. Una camiseta con una máscara mexicana de lucha libre que me regaló mi cuñado. Es muy chula, pero no parece la mejor vestimenta para dar clase.

Además en la clase de ayer pasó una cosa totalmente sorprendente: me preguntaron. Y fueron preguntas sobre lo que estaba contando. Por ejemplo, hoy me han preguntado que si iba a pasar lista, pero eso no cuenta como pregunta. Me hicieron tres o cuatro preguntas sobre lo que estaba explicando y eso me animó. A pesar de que muchos de ellos estaban bostezando y desparramándose sobre las sillas, pero no les culpo; las clases a primera hora de la tarde son terribles. No creo que yo pudiera ser un profesor especialmente bueno, pero tampoco creo que pudiera llegar a ser tan malo como algunos que conozco.

El caso es que cada vez me va gustando más esto de dar clases. En teoría el próximo año empezará un nuevo máster sobre ferrocarriles y seguramente tendremos que dar clases. Además con una gran novedad y es que parece ser que incluso nos pagarán! Ya véis que me ilusiono con poco, porque aunque parezca lo lógico, yo en diez años aquí no he cobrado ni una hora extra a pesar de haberlas hecho y éstas habérselas facturado al cliente a precio de hora extra.

Es extraño el paso de un lado a otro de la clase. Yo cuando estaba en clase casi nunca preguntaba e intentaba pasar desapercibido detrás del de delante. Prestaba atención en la medida de lo posible, pero nunca mucha, la verdad. Pintaba en la mesa, intentaba encontrar una posición cómoda, cosa imposible en las minimesas que teníamos. En cambio, desde el otro lado intentas explicar las cosas de la mejor manera que sabes, intentas meter anécdotas, que no se les haga pesado, te encanta que pregunten, te sientes raro subido a la tarima. Te gustaría que te contaran por qué están en clase de ferrocarriles... en fin, te gustaría interactuar, mientras que cuando estaba en el 'otro lado' sólo quería que la información fluyera en un sentido (o en ninguno): del profesor a mí y nunca al revés.

Esto sigue pasando. en la clase de hoy no he conseguido que me dijeran de qué especialidad eran para así ver si les explicaba unas cosas de electrónica o no. Eso me pone un poco nervioso, pero yo en su lugar habría hecho lo mismo.

Pues, lo dicho, que le he cogido gustillo a esto de dar clases y me gustaría que en vez de 'aquí te pillo, aquí te mato' fuera algo más planificado. Y si además fuera de algo de lo que creo que sé bastante, pues ya sería la leche, pero eso es bastante improbable porque lo más habitual es que te pongan a explicar justo aquello de lo que no tienes ni idea. Llevo dos días hablando de la catenaria (línea aérea de contacto, más exactamente) que es un sistema del que no conozco más que cosas generales. Para los que no lo sepáis es el cable que va por encima de la vía y de donde el tren toma la energía. Es un tema que tiene bastante que ver con la mecánica y yo me las ví y desee para aprobar las asignaturas relacionadas con ella, pero creo que, incluso en estas condiciones, no me desenvolví mal.

Al final de la clase se despidieron de mí y según pasaba yo entre ellos para salir de clase hubo uno que me dijo 'adios y muchas gracias por la lección'. Me hizo mucha ilusión. Es cierto que era mexicano y que ellos son bastante más educados que nosotros, pero, aunque fuera simplemete una muestra de cortesía, me alegró. ¿Estaré volviéndome blandito? ¿O ya lo era?

16 comentarios:

  1. Tienes toda la pinta de ser un buen profesor..Toda la pinta.

    Recuérdame que te cuente la anécdota de la catenaria, mi padre y molimadre.

    ResponderEliminar
  2. Yo no lo creo, moli, pero creo que mejor que otros que he tenido sí que soy (o puedo serlo). Por supuesto que te recordaré lo de la anécdota, ya estoy esperando...

    ResponderEliminar
  3. La camiseta, efectivamente, era tremenda para dar clase...de lo que sea.Yo si sabía lo que es una catenaria, pero eso es todo, el nombre.

    ResponderEliminar
  4. Entonces no sabías lo que era, sabías el nombre, pseudo.

    Creo que hay alguien que se va a tener que preparar una clase para el sábado.

    ResponderEliminar
  5. ¿uno te dio las gracias? tremendo!!! qué ilusión!!!

    te veo futuro, si te afianzas en el puesto ¿puedo ir entre clase y clase pasando la gorra y tocando la guitarra? es que de profe no me vería jamás.

    ResponderEliminar
  6. Sí, pseudosocióloga, pero no sabía que iba a dar clase ni que iba a tener que quitarme el jersey, que ese sí que era discreto.

    Pues os diré algo más, ingenieros, la catenaria o cable autosostenido se expresa matemáticamente como un seno hiperbólico (esto para un no ingeniero debe sonar como unas tetas enormes o algo así...)

    Juanjo, siento decírtelo, pero uno ha venido a la clase de hoy con un guitarrón o un contrabajo o algo así. Venía enfundado y no pude saber exactamente qué era... así que tendrías competencia.

    ResponderEliminar
  7. Qué título más propicio a llevar a equívocos, Niño...

    ResponderEliminar
  8. que bonito lo de los "senos hiperbólicos" no como los de derecho que hablamos de "préstamos a la gruesa".
    La verdad es que te admiro porque dar clase a capela a los ingenieros debe ser la leche, yo cuando doy alguna clasecilla en ingenieria superior (o como leches se llame ahora) me tiemblan las calandracas porque los tios/as saben de todo!!!!!

    Los de mi pueblo desde hace un año y lo que te rondaré, sabemos de maravilla lo que es una catenaria...snifffffffffffffff

    ResponderEliminar
  9. Bueno, Teresa, así atraigo lectores, aunque luego se vayan desencantados... jajaja

    Consu's, ahí discrepo. Los ingenieros sabemos de muy pocas cosas y de lo que sabemos muy poquito es de la vida en general, sobre todo durante la carrera. Conozco a muchos ingenieros que con treinta y pico años están ahora en la edad del pavo. Y eso es terrible.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo me arrancaría la cabeza y me la comería a bocaos antes de dar clase, de lo que fuera, a más de 2 personas, solo para hacer una demo o enseñar a instalar algo ya me dan pampurrias.
    Serías muy buen profesor, porque tienes "eso" indefinible que hace que den ganas de escucharte (buffff, te voy a tener que llamar operario varias veces para compensar esto)

    ResponderEliminar
  11. ND, discrepo de tu discrepancia...en mi pueblo al menos, solo acceden a ingenieria superior gentes de sobresalientes y matriculas y te aseguro yo, que revoloteo por distintos centros, que no hay color...
    Otra cosa es que esteis un poco "pasmaos"... pero que son unos cocos incomparables al resto en la mayoria de las materias eso seguro.

    ResponderEliminar
  12. Pues si tienes razón Consu's, no quiero ni pensar cómo será el nivel ahí 'fuera' porque ya te digo yo que entre los ingenieros da mucha penita...

    ResponderEliminar
  13. Mi experiencia con los ingenieros es que la mayoría se creen que saben de todo. Eso si, muy poquito.

    Y mi experiencia dando clases en Masters (alguno en Zaragoza, Consu´s) es que la gente no pregunta ni participa, le cuentes lo que le cuentes. Y mira que lo que yo cuento es interesante...

    ResponderEliminar
  14. Pues, Anita, en mi caso no estoy muy de acuerdo. A mí la mayoría de mis compañeros me parecían 'sin romanizar'. Claro, también ellos acabaron la carrera antes que yo, que todo hay que decirlo.

    Gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  15. Me paso muy a menudo, pero no comento.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, como tú quieras, Anita, pero es más divertido comentando...

    ResponderEliminar