Arroz con leche

Dada mi escasa cabeza ayer hice para comer arroz con costillas y de postre arroz con leche. Fue sin darme cuenta, son cosas que pasan. Al menos a mí me pasan. Anniehall no se puede creer que no me dé cuenta, pero así es. Los dos platos me quedaron de vicio y he decidido poner la receta del arroz con leche por si a alguien le interesa y para que no se me olviden las cantidades.

Recuerdo el arroz con leche que hacía mi abuela y que me gustaba mucho, pero no le echaba canela porque a mi padre no le gusta, pero un arroz con leche sin canela pierde mucho bajo mi punto de vista.

Puede que algún asturiano me afee la receta, pero es la que yo hago y me gusta mucho. Habrá mejores recetas, y mejores cocineros. Doctores tiene la Iglesia.

Ingredientes:

  • 1 vaso de arroz
  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de azúcar
  • 1 litro de leche entera
  • 2 ramas de canela

Yo no echo piel de naranja ni de limón, eso lo dejo para los gintónics, pero el que quiera desperdiciarlas en el arroz, allá él y su conciencia... Hay un ingrediente muy importante que es amor. Hay que hacerlo para gente que quieres. Si lo haces para tí mismo no sale igual de bien. Eso es un hecho.

Preparación:

Se echa en la cazuela el vaso de arroz y el vaso de agua y se pone al fuego. Mientras, se pone a calentar la leche (yo lo hago en el microondas). Cuando se está acabando el agua, se añade la leche y las dos ramas de canela y se empieza a remover. El fuego debe estar alto de manera que si dejas de remover se ponga a hervir. Seguimos removiendo y removiendo hasta que vemos que los hervores ya van siendo densos. Probamos el arroz y vemos que está un poquito duro, pero casi a punto. Entonces quitamos las ramas de canela y añadimos el vaso de azúcar. Si lo añadimos al principio se nos caramelizará, tampoco está mal, pero creo que es mejor al final. Seguimos removiendo, ahora con más insistencia para que no se pegue, durante unos 5 minutos y lo sacamos cuando está bastante sueltecito porque luego el arroz chupa mucha leche. Lo dejamos enfriar y ¡a difrutar! Si se nos pone un poco mazacote, se añade leche hasta que esté sueltecito. Yo no lo meto en el frigorífico porque no me gusta comerlo frío, me gusta templadito. Este es el resultado:

Hay quién lo espolvorea con canela, pero yo tampoco soy partidario porque entonces solo sabe a canela.

10 comentarios:

  1. me encanta el arroz con leche!!! :))) Me has dado una idea para esta tarde!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo, como tu padre, sin canela y con cáscara de limón.

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta estupenda, pero a mí me gusta chupar las mondas de naranja y de limón, que creo que algo aportan al conjunto.

    ResponderEliminar
  4. Hay semanas que no puedo seguir las actualizaciones de los blogs, el caso es que recuerdo que hacía unas hablábamos del famosos tiramisú, y hoy del arroz con leche! Veo que la cocina y el arte (?) del buen comer van contigo!!
    Este es uno, sino el más, de mis postres preferidos! Yo sí que le echo canela por encima, pero el tuyo (esta foto sí que es tuya, no?) se ve templado pero delicioso! :))
    un saludo,

    ResponderEliminar
  5. Yo pongo la receta que me gusta a mí, a mí me gusta más sin ralladuras o pieles, pero para gustos hay colores.

    Meloenvuelve, lo de echar canela también es opocional, fataría más, pero a mí me parece que entonces solo sabe a canela.

    ResponderEliminar
  6. pues te ha quedado muy bien, y lo has explicado de maravilla, deberías publicar más recetas

    ResponderEliminar
  7. Pues muchas gracias, eu. Y gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar