El vídeo

Mi padre siempre traía novedades tecnológicas a casa. Recuerdo que muchos sábados por la mañana íbamos a LA tienda de Santander a que mi padre curioseara. Cómo han cambiado los tiempos. Ahora esas cosas se compran en las grandes superficies, que hay varias en todas partes, y vas de casa con la lección aprendida. A mi padre, entonces, le conocían por su nombre, le enseñaban lo que había venido nuevo, se lo pensaba…

Así fuimos de los primeros en tener vídeo, lector de CD, vídeo juegos (y tuvimos vídeo juegos antes que vídeo así que ya os podéis imaginar cómo eran)… Esto tenía ciertas desventajas prácticas. Porque aunque era muy emocionante descubrir todas esas cosas antes que los demás también pagábamos muchas veces la novatada.

Por ejemplo, creo que fuimos de los pocos en tener un Spectrum de 48k que en seguida se quedó pequeño y fue una antigualla. Casi todo el mundo tenía uno de 128 que era mucho mejor, dónde va a parar. ¿Suena cómico ahora no?

También pagamos la novatada con el vídeo. Bueno, a largo plazo no pero al principio. Bueno al principio tampoco. Porque al principio éramos los únicos con vídeo. Luego empezó a tener vídeo más gente y nos pasábamos las cintas. ¿Nos? Nosotros no porque cuando toooodo el mundo tenía un Beta, nosotros teníamos VHS. El de la tienda fue un visionario y le dijo a mi padre que eso es lo que iba a quedar. Así que durante mucho tiempo no teníamos con quien intercambiar películas. Para nosotros era un fastidio pero el tipo tuvo razón.

Recuerdo el primer vídeo que entró en casa. Venía con una cinta de demostración en japonés y todavía nos reímos en casa recordando a la japonesa aquella con pinta de azafata diciendo cosas ininteligibles pero que nos parecían graciosísimas. Ni subtítulos tenía siquiera. No sé por qué ese lo devolvieron y nos quedamos con otro.

El caso es que mi padre, a quien le encanta el cine, gracias al vídeo se fue haciendo con una colección de películas impresionante. Y aquí es donde yo quería llegar con todo este preámbulo. A la colección de pelis de mi padre y a las que veíamos cuando nos quedábamos solos porque mis padres salían o en las mañanas de vacaciones.

Entonces cogíamos el archivador negro más pequeño que una cuartilla e íbamos pasando las hojas leyendo en voz alta los títulos. Era una especie de ritual que no nos saltábamos nunca aunque al final nos sabíamos de memoria las películas que había y dónde estaban. Entre otras cosas porque acabábamos eligiendo siempre las mismas. Yo siempre unas y mi hermano siempre otras. Y coincidíamos en pocas.

Os iba a poner ‘mis’ pelis pero como ya ha quedado muy largo os las contaré otro día.

Por hoy lo dejaré aquí, diciéndoos que gracias a esa colección, o sea, a mi padre descubrí muchas películas que todavía siguen siendo de mis preferidas y que, creo, están entre las grandes. Gracias a él, que nos llevó al cine a ver ‘ET’ y ‘El imperio contraataca’ (sí, esas fueron mis primeras pelis en el cine, no es mal comienzo ¿no?), que se sabe los repartos y directores de muchísimas películas y que creo que tiene un olfato estupendo para el cine (como para tantas otras cosas) descubrí una de mis pasiones.

Me gustaría decir que es el cine pero creo más bien que es toda la parafernalia que lo rodea: los repartos, las anécdotas de rodajes, los líos entre unos y otros… El cotilleo, vamos. No en vano, en mis tiempos de jugar al Trivial (otra afición que asocio a mi padre) siempre que podía iba a rosas.

Cómo es posible que en más de un año de blog todavía no hubiera escrito (casi) de mi padre.

6 comentarios:

  1. Yo tuve un beta y luego un VHS. Recuerdo que la película que veía una y otra vez era la de "El Dorado" que luego es una de las que también veía una y otra vez tu hermano. Cosas.

    ResponderEliminar
  2. Un video explicativo en japonés?????? Pero eso es la monda! La japonesa podía explicar mucho, que vosotros no os enterariais de nada, no? XDDDDDD

    ResponderEliminar
  3. Y hablaba a toda pastilla Speedygirl. Mi hermano y yo nos mondábamos. Y creo que mi madre también.

    ResponderEliminar
  4. Pues parece que tu padre es de los buenos ya nos contarás más de él. Mi papá también es genial.

    ResponderEliminar
  5. ¿"E.T" y "El imperio contraataca" fueron tus primeras pelis en el cine?.
    Tú eres muchísimo más joven de lo que yo creía.

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué todo el mundo me echa más años de los que tengo?

    Mi padre es genial, sí.

    ResponderEliminar